Cómo controlan la temperatura de su cuerpo los anfibios

Este artículo ha sido avalado por Vicenç Martínez - Redactor especializado en animales y naturaleza.

¿Son capaces de regular su temperatura corporal los anfibios?

Los anfibios y todos los demás vertebrados, salvo las aves y los mamíferos, son animales de sangre fría, es decir, que no son capaces de regular la temperatura corporal por ellos mismos y dependen de la temperatura ambiental para sobrevivir. Sin embargo, muestran un comportamiento adaptado a las condiciones del medio a fin de poder desarrollar su actividad de forma normal.

Por ello, aunque no podemos decir que hay homeotermia entre los anfibios o lo que es lo mismo, no son animales de sangre caliente, algunos anfibios presentan conductas adaptadas a conservar el calor corporal o incluso a regular la temperatura de su cuerpo.

Importancia de la temperatura en el modo de vida de los anfibios

La mayoría de los anfibios son nocturnos y desarrollan su actividad solamente cuando hay unas condiciones ambientales de humedad adecuadas. La rana bermeja es diurna para evitar el frío de la noche de los lugares en los que vive de alta montaña.

* Información relacionada: Modo de vida de los anfibios

¿Qué costumbres tienen los anfibios para regular su temperatura corporal?

Las especies de anfibios de vida diurna que viven en climas fríos suelen tomar el sol para aumentar su tempera corporal antes de comer, tal es el caso de la rana verde (Rana perezi). Otras especies de anfibios entran periódicamente para refrescarse o para absorber humedad, como la rana bermeja (Rana temporaria).

La rana toro, de nombre científico (Rana catesbeiana), regula su temperatura corporal cambiando de posición, con el enfriamiento por evaporación de sus secreciones mucosas y rehumedeciéndose la piel.

* Información relacionada: Costumbres de los anfibios

¿Cuál es la estrategia más compleja de los anfibios para regular la temperatura de sus cuerpos?

Para regular su temperatura del cuerpo, la rana arbórea gris (Hyla versicolor) cambia el color de su piel. Cuando quiere calentarse, se vuelve marrón oscura o gris, mientras que, cuando ha llegado a un nivel de calor suficiente, se vuelve de un verde pálido para reflejar la radiación en lugar de absorberla.

Más información sobre los anfibios.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

8 noviembre, 2019

Otros artículos de interés