Eliminar caracoles de agua

Acabar con plaga de caracoles de agua

Muchas especies de caracoles acuáticos, como los diminutos caracoles de agua dulce del género Physa, tienen la capacidad de multiplicarse en exceso cuando se dan las condiciones adecuadas, volviéndose plaga, lo que puede ser perjudicial para la vida en el acuario, al dañar las plantas acuáticas y contaminar el agua.

Foto de caracol de agua Physa acuta

Estos pequeños caracoles de agua son muy prolíficos y pueden volverse en nuestro acuario una plaga rápidamente

Las principales plagas de caracoles de agua dulce son de los géneros Melanoides, como el caracol malasio, de nombre científico Melanoides tuberculata, los caracoles planorbis, como Planorbarius corneus y los pequeños caracoles acuáticos Physa.

Control biológico de caracoles acuáticos

Este método es una forma ecológica y eficaz de luchar contra el caracol acuático y de prevenir la aparición de plagas de estos moluscos. En este método, se prescinde de elementos químicos para contener a este invertebrado, introduciendo en el acuario a uno o varios enemigos naturales del caracol acuático.

Se pueden usar, como control biológico del caracol acuático, distintas especies de peces, como el botia payaso o el pez paraíso, de moluscos, como el caracol asesinio e incluso de crustáceos, como el camarón fantasma.

* Información relacionada: Control biológico de caracoles de agua

Control de las plantas acuáticas

Una de las principales formas que tienen los caracoles de agua de entrar son a través de las plantas acuáticas que compremos para nuestro acuario, siguiendo la vieja técnica del caballo de Troya. Cuando introduzcamos una nueva planta, también puede llevar unido a ella huevos de caracoles acuáticos, que darán lugar a nuevos caracoles.

Para ello, habremos de lavar a mano con agua del grifo cada planta con mucho cuidado con abundante agua a temperatura templada.

Sólo después del lavado, con lo que nos habremos asegurado que no quede ningún caracol, sumergiremos la planta en agua con un chorro de lejía durante una hora para matar cualquier huevo o caracol que nos haya quedado.

Para mayor seguridad, someteremos la planta a un periodo de cuarentena, dejándola en un acuario aparte y libre de sustrato. Durante todo este tiempo, trataremos el agua con azul de metileno, para matar cualquier invertebrado que pueda alojar y, de paso, para asegurarnos que no sea portadora de ningún parásito, como el punto blanco.

Método manual de control de caracoles acuáticos

Este método consiste en ir sacando los caracoles del acuario, con la mano o con la ayuda de trampas.

Para ello, se puede usar la trampa de la lechuga. Ésta es una opción fácil y ecológica que tenemos a nuestra mano para combatir a estos invertebrados que pueden llegar a ser muy perjudiciales. Para ello, introduciremos en el acuario una hoja limpia de lechuga al atardecer, que colocaremos en el fondo con la ayuda de una piedra. A la mañana siguiente, bastará con retirar la hoja y los caracoles que se han adherido a ella durante la noche.

Lucha química contra caracoles acuáticos

El medicamento antiparasitario, conocido como Mebendazol, y en medicina humana bajo el nombre comercial de Lomper, es el mejor sistema para acabar con cualquier caracol y con cualquier molusco que pueda haber en el agua. Con sólo 3 ó 5 gotas, mata de forma eficaz a todos los caracoles acuáticos, pero se debe vigilar muy bien con la dosis, pues puede matar incluso a los peces a mayores dosis.

En el mercado, existen tratamientos contra caracoles, conocidos técnicamente como molusquicidas.

* Información relacionada: Ventajas e inconvenientes de los caracoles de agua

Más información sobre otros animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

22 abril, 2019

Otros artículos de interés