Reproducción del colibrí

Reproducción del picaflor

Canto de los colibríes

La coqueta adornada es un colibrí de pequeño tamaño, nativo de la zona norte de Sudamericana

La mayoría de colibríes son tan malos cantores que deben unir sus débiles trinos para que puedan oirse por las hembras. Estos coros pueden llegar a unir a más de 100 machos de ermitaño colilargo común (Phaethornis superciliosus).

En todas las especies de colibríes, el macho y la hembra sólo interactúan para reproducirse.

Sistemas de apareamiento de los colibríes

El colibrí es un ave polígama, lo que significa que no se forman parejas estables, sino que los individuos se unen para reproducirse sin mantener vínculos duraderos.

En los picaflores no hay monogamia, pues estas aves son poco fieles si lo extrapolamos a la psicología humana.

Época de celo de los chupaflores

En la época de celo, que coincide con un pico en la disponibilidad de néctar, la parada de los machos da lugar a un verdadero ballet al que la hembra acostumbra a unirse.

Sin embargo, las hembras de ciertas especies prefieren posarse en una rama cercana para observar a su compañero.

Construcción del nido

A la hora de construir el nido, este ave busca líquenes porque proporcionan un buen camuflaje y una protección inmejorable contra las infiltraciones de agua. Sin embargo, todos los materiales son buenos, tanto si son de origen vegetal o animal, como musgo, hojas muertas, corteza, pelo, plumas o telarañas.

Una hembra tarda entre 5 y 10 días para construir su nido, pero lo aprovechará varios años.

La hembra de colibrí orejiazul (Colibri thalassinus) deja colgando del nido unas briznas de hierba para favorecer la caída al suelo de las gotas de lluvia porque están siguiendo una estructura vertical.

Los huevos de los colibríes

Los huevos de chupaflor (o colibrí) son blancos y en algunas especies son muy pequeños. Los huevos del colibrí abeja miden entre 8 y 10 milímetros y su nido es como un dedal.

Cría de los polluelos

En el momento de la eclosión, los polluelos de chupaflor están casi desnudos, sus párpados están sellados, por lo que son ciegos. Lo que estimula a la nidada para abrir el pico y poder ser alimentados por su madre es el conjunto de vibraciones que genera la hembra cuando se posa sobre el nido. Necesitan una semana para abrir los ojos.

Cada hembra, durante el periodo de dependencia total de las crías, alimenta a su progenie decenas de veces al día.

Más información sobre los colibríes.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 17 mayo, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.