CÓMO COMBATEN LA SEQUÍA LOS ANIMALES ACUÁTICOS

Adaptaciones de los animales acuáticos a la sequía

Sistemas para resistir la escasez de agua

Muchas zonas húmedas, como los estanques poco profundos, las zonas inundables o las marismas, se caracterizan por un desecamiento periódico.

Los animales acuáticos, que colonizan estos medios tan duros, han tenido que idear métodos que les permitirán la supervivencia a las desecaciones temporales.

Un gran número de especies semiacuáticas que se establecen en estas zonas poco profundas o en las riberas de los puntos de agua son capaces de sobrevivir a fluctuaciones relevantes del nivel de agua.

Animales que resisten la sequía



Foto de ánade real (Anas platyrhynchos)

Las aves, como el ánade real, tienen menos dificultades con los periodos de sequía, pues pueden desplazarse fácilmente volando hacia nuevos puntos de agua

Numerosos organismos zooplanctónicos son capaces de resistir las sequías. Algunos de ellos, como los rotíferos, las artemias o las dafnias, forman huevos muy resistentes y aptos para sobrevivir a la desecación.

En el momento en que el terreno se vuelve a inundar, la eclosión de los huevos asegura el desarrollo de las poblaciones.

Otros seres vivos, como los copépodos, se entierran en el sedimento y reducen considerablemente su metabolismo hasta que vuelvan las condiciones favorables.

Esta fase de vida latente (llamada quiescencia) difiere del fenómeno conocido como diapausa, porque está provocada directamente por la aparición de condiciones desfavorables y no constituye una etapa obligatoria, ni por tanto, programada, del ciclo de desarrollo del ser vivo.

Algunos peces han elaborado formas de resistencia. Por ejemplo, la colmilleja de estanque puede aguantar hasta un año en estado de letargo, enterrada en el lodo de la masa de agua desecada.

* Información relacionada: Adaptaciones de la artemia contra la sequía

Plantas que resisten la sequía

Muchas plantas acuáticas, como la gliceria (Glyceria maxima), la platanaria (Sparganium sp.) o la carex (Carex sp.), presentan tallos subterráneos ricos en reservas (los rizomas) que les permiten sobrevivir a los periodos de desecación.

Cada año, la yema terminal del rizoma origina un nuevo brote aéreo. Una nueva yema terminal se prepara para el siguiente ciclo durante la fase de vegetación aérea.

En caso de sequía, el rizoma permitirá la supervivencia subterránea de la planta hasta el año siguiente. Además, algunas plantas, como la caña, son capaces de superar condiciones hídricas muy variadas gracias a que tienen un poderoso sistema de raíces.

Más información sobre los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.