Características de las razas felinas

Razas de gatos

Características de las razas de gatos

Actualmente, se reconocen oficialmente unas 50 razas felinas. Las razas más pequeñas pesan unos 2 ó 3 kg y las más grandes alrededor de los 8 ó 9 kg.

El gato, a diferencia del perro, no ha sufrido variaciones en su morfología general, debido a que las mutaciones naturales son menores en estos animales. Por ello las razas de gatos se diferencian principalmente por el color o longitud del pelo y por el color de los ojos.

Gato persa

Foto de gato (raza persa)

Dibujo de gato 1 Dibujo de gato 2Dibujo de gato 3

Dibujos de gatos

Los estándares de cada raza, determinan las características físicas ideales y las consideradas defectos. Las razas felinas también se clasifican según el lugar de procedencia del gato. La mayoría de gatos se reproducen de forma libre sin la intervención humana con el ejemplo del gato común europeo que es un gato mestizo.

En cambio, los gatos de pedigree se crían selectivamente según su tipo corporal, el color de su manto u otras características definitorias de la raza.

Los criadores hacen uso de la genética para seleccionar ciertos características, como el color del pelaje o el tipo corporal. Sin embargo, también pueden estar seleccionando otros genes peligrosos. Así es como las enfermedades genéticas se transmiten en las razas puras.

Los gatos de raza son más caros que los gatos mestizos por su renombre y el esfuerzo que ha habido detrás a la hora de formar dicha raza.

La mayor parte de las razas felinas se definen por su tipo, es decir, por la forma de la cara y del tipo corporal. El tipo de una raza desvela su origen.

Algunas razas se clasifican según un sólo rasgo anatómico, en muchas ocasiones, una malformación. La falta de cola del Manx se relaciona con enfermedades potencialmente mortales. Algunos gatos tienen un mayor número de dedos (polidactilia). El munchkin es un gato enano, por lo que tiene los huesos largos exageradamente cortos.

Existen otras razas, llamadas híbridas que son el resultado del cruce del gato doméstico con otra especie. Como ejemplo de razas híbridas tenemos el gato de bengala, resultado del cruce entre el gato leopardo (Prionailurus bengalensis) y el gato doméstico.

El pelo de los gatos

Las primeras razas de gatos tenían el pelaje fino y corto. Conforme evolucionaron las razas felinas, las de pelo corto siguieron siendo las más numerosas. El pelaje corto era práctico en climas templados.

El pelaje del gato está formado por un pelo protector brillante y grueso y una capa aislante inferior más fina. El pelaje del gato tiene 200 pelos por milímetro cuadrado.

No existen gatos salvajes de pelo largo. Una mutación genética es la responsable de que los gatos tengan el pelo largo.

El color del pelo viene determinado por dos componentes de la melanina (eumelanina y feomelanina). El pelo blanco no contiene ningún pigmento.

Algunos gatos tienen mantos uniformes en colores vivos, como negro, chocolate, canela o rojo. Otros gatos tienen colores menos intensos: crema, azul, lila, beige, etc.

Tradicionalmente, los colores de los gatos occidentales son el negro, el azul, el rojo y el crema. Los colores tradicionales de los gatos orientales son el chocolate, el lila, el canela y el beige.

La domesticación hizo que el patrón de camuflaje del gato salvaje ya no fuese imprescindible, por lo que se desarrollaron todos los diversos tonos que existen en la actualidad. Sin embargo, el gen tabby es dominante, por lo que todos los gatos domésticos de capas de distintos tipos evolucionan rápidamente hacia el tipo tabby de color básico gris parduzco.

Los gatos bicolores tienen el pelaje blanco con manchas de color. El blanco se concentra en las patas del animal, así como en sus partes inferiores.

El pelaje tabby, caracterizado por un pelaje a base de rayas y puntos, puede ser de 4 tipos:

  • Atigrado o rayado: Tiene rayas estrechas paralelas que bajan por el costado desde la columna hasta el abdomen.

  • Clásico o manchado: Presenta rayas amplias que forman un remolino centrado en una mancha.

  • Punteado o abisinio: Posee marcas restringidas a la zona de la cabeza, las patas y la cola. En el cuerpo, hay algunas motas.

  • Moteado: El cuerpo tiene manchas. A veces, el animal tiene rayas en las patas y la cola.

  • Colourpoint: Gatos que tienen el cuerpo claro y las orejas, la nariz, las patas y la cola más oscuros. Ello se debe a que tienen una enzima que es sensible al calor en las células pigmentarias. La temperatura corporal inhibe la producción de pigmento, pero allí donde la temperatura es más baja (en la periferia del cuerpo) se activa el enzima y se colorea el pelo. Las crías de colourpoint nacen blancas porque el pelaje es sensible a la temperatura. Por la misma razón, los gatos son más claros en los países cálidos que en aquellos países más fríos. En general, estos gatos se oscurecen con la edad.

* Ver más sobre: Pelo de los gatos

Ojos de los gatos

Los ojos de estos bellos animales tienen un poder misterioso. Los gatos tienen los ojos muy grandes en relación al tamaño de su cara.

En los gatos adultos, muchos ojos de color verde antes de adquirir su color definitivo son de color amarillo o pardo.

El color de los ojos viene determinado sobre todo por la concentración y distribución del pigmento llamado melanina, dentro de los tejidos del iris.

El único color de los ojos que está ligado al color del pelaje es el azul.

* Ver más sobre: Ojos de los gatos

Forma de la cara de los gatos

La forma de la cara predominante de los gatos es moderadamente redonda, pero ligeramente cuneiforme, a la vez, para la caza. Sin embargo, en algunas razas orientales la forma de cuña de la cara de los gatos se ha acentuado en los últimos tiempos. En cambio, en algunos gatos persas, se ha conseguido crear el efecto opuesto, es decir, achatar la cara.

Carácter de los gatos

Cada raza, lleva consigo un determinado carácter. El gato Birmano, por ejemplo, es muy tranquilo y fiel, por lo que es una opción ideal para personas mayores que viven solas. El Angora turco es muy juguetón y travieso y, por lo tanto, es un buen compañero de juego para los niños.

El Siamés, por su parte, destaca por ser muy cariñoso con su dueño y se adaptan bien al entorno donde vive, lo que le hace ser ideal para la gente de ciudad. El gato Persa es un animal muy tranquilo y paciente, por lo que aguantará de buen grado las travesuras de los más pequeños de la casa.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que el carácter de un animal depende de las experiencias que haya tenido el animal a lo largo de su vida, así como de las experiencias vividas cuando era un cachorro por un fenómeno llamado imprinting. Además, los gatos tienen una gran memoria y recuerdan a sus dueños, por lo que los animales que han sufrido abandono o malos tratos lo tienen muy presente durante toda su vida.

Además, la forma del cuerpo determina la personalidad del gato. Por ejemplo, los gatos delgados suelen ser más vivaces y enérgicos que los gatos corpulentos.

Razas orientales o extranjeras

Los gatos orientales evolucionaron en climas cálidos donde era importante perder el exceso de temperatura corporal. Con este objetivo, estos gatos han desarrollado la máxima superficie corporal para su tamaño. Las razas orientales son las más estilizadas. Estos gatos tienen la cabeza cuneiforme (en forma de cuña), unas grandes orejas, cuerpo esbelto, patas finas y cola larga. El ejemplo más típico de raza oriental es el Siamés.

Gatos de clima frío

Los gatos domésticos más pesados y corpulentos, como el británico de pelo corto o el americano de pelo corto, evolucionaron por selección en los climas fríos. Únicamente los ejemplares con la capa inferior más densa, aislante e impermeable y el cuerpo más robusto sobrevivían. Estos animales tienen la cabeza grande y redondeada adaptada al frío, el morro ancho, el cuerpo macizo y el pecho ancho, las patas robustas con los pies redondos y la cola recia, de mediana o corta longitud.

El gato persa y otros gatos de pelo largo orientales también eran corpulentos y robustos con un pelaje que les permitía sobrevivir en el duro invierno de Irán. Otros gatos de pelo largo evolucionaron en climas fríos a partir de gatos de granja que vivían en el exterior, como es el caso del Bosque de Noruega o el Maine coon. Por ello tienen caras lo suficientemente largas como para cazar ratones y otras presas.

Razas semiextranjeras

Las razas semiextranjeras tienen características que se encuentran entre los gatos de cuerpo robusto del norte de Europa y los más esbeltos de África y Asia. Estos gatos son delgados pero musculosos. Tienen los ojos ovales y oblicuos y la cabeza cuneiforme. Son razas semiextranjeras el Angora turco y el Abisinio.

* Información relacionada: Razas de gatos

Más información sobre el gato.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.