Empatía y altruismo en los animales

Empatía en los animales

En los animales sociales, como los primates, los delfines o los perros, conocer las emociones de sus congéneres es importante para regular las interacciones sociales, coordinar su comportamiento y establecer lazos afectivos entre la madre y la cría, por ejemplo.

Los simios, los delfines y los elefantes son los animales dotados de una mayor capacidad de sentir empatía hacia sus congéneres por las grandes dimensiones de sus cerebros.

Según descubrimientos recientes, todos los mamíferos son capaces de sentir empatía, pero únicamente algunas especies tienen suficiente inteligencia como para adaptar su comportamiento a la situación. Por ejemplo, cuando una cría de un animal muy inteligente, como el chimpancé, se lastima un brazo, su madre tratará de comprenderlo, consolarlo y ayudarlo gracias a la empatía y a su inteligencia.

El estrés es una respuesta adaptativa frente a una situación potencialmente peligrosa. Sin embargo, los animales pueden experimentar estrés por otros motivos, como es por empatía. Un babuino hembra sufre estrés durante un mes cuando un pariente suyo muere. No obstante, los babuinos no sufren estrés cuando otro babuino sí lo padece. Ello se debe a que, en el caso de los babuinos, el estrés es algo personal y egocéntrico. La falta de sensibilidad al estrés de otros babuinos también podría indicar una falta de empatía.

Altruismo en los animales

En el ser humano, existe altruismo, incluso si le supone un coste para el propio individuo o supone ayudar a un individuo extraño a él.

Los animales también pueden mostrar altruismo a un gran nivel, como es el caso de Binti-Jua, un ejemplar de gorila (Gorila gorila) del zoológico de Brookfield (Chicago, Estados Unidos) que salvó a un niño de 3 años de edad cuando cayó en su instalación. Cuando, otro gorila hembra se acercó al niño, que quedó

inconsciente en el suelo, Bintia-jua le enseñó los dientes para protegerlo. La gorila Binti-Jua llevó al niño hasta la entrada de la instalación para que el personal del zoológico se lo pudiese llevar.

Se han obtenido algunos resultados negativos en experimentos para demostrar comportamientos altruistas. En un estudio, a un chimpancé se le ponía a su alcance 2 cuerdas, tirando de una cuerda, se le daba comida, tirando de la otra cuerda, se le daba comida a él y a un compañero de una jaula adyacente. El chimpancé no tiró de la cuerda para que se le alimentase a su compañero pese a las lamentaciones y demandas de éste. De ello se dedujo que el juicio moral, algo que no tienen los animales, era un factor importante en el comportamiento altruista de las personas.

El lenguaje en los animales

La comunicación simbólica es el intercambio de mensajes que cambian la expectativa de los acontecimientos. Son ejemplos de comunicación simbólica el lenguaje verbal o el lenguaje corporal.

El estudio la comunicación simbólica en los animales permite comprender la conducta de los miembros de un grupo. Por ello, a lo largo del siglo XX, hubo un gran interés en enseñar sistemas de comunicación simbólica.

Algunos animales usan un lenguaje complejo similar al humano. Investigadores dirigidos por un científico del Instituto Tecnológico de Massachussets han llegado a la conclusión que el canto de las ballenas poseen un lenguaje muy complejo con sintaxis y frases. Este hallazgo demuestra que la ballena jorobada o yubarta (Megaptera novaeangliae) se comunica con sus congéneres con un lenguaje complejo. Las ballenas repiten frases únicas compuestas de segmentos cortos y largos para producir su canción. Hay numerosas escalas de repetición, que además denotan cierta periodicidad.

* Más información: Lenguaje en los animales

Más información sobre otros animales salvajes.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

22 abril, 2019

Otros artículos de interés