Cuidados del milpiés gigante africano

Cuidados de Archispirostreptus gigas

Características del milpiés gigante africano

milpiés gigante
Foto de milpiés gigante africano (milpiés iniciando la marcha)

El milpiés gigante africano mide hasta 30 cm de longitud, puesto que es la especie de miriápodo más grande del mundo. El macho de milpiés es algo más pequeño que la hembra. Este invertebrado tiene el grosor de un dedo pulgar. Posee 2 pares de patas por segmento. Esta especie tiene entre 150 y 400 patas.

Archispirostreptus gigas presenta un desarrollo muy largo y crece hasta los 4 años de vida. Según el individuo, tiene diferentes tonalidades, en cuerpo y patas. Sin embargo, generalmente es de color negro con las patas surcadas por líneas marrones rojizas. Sus patas son rojas.

A este animal se conoce en inglés como «African Black Millipede». Es originario de África y vive en los bosques tropicales. Este animal en estado salvaje vive debajo de piedras, entre la hojarasca y en los troncos caídos de árboles en descomposición.

Los milpiés gigantes, como los otros milpiés, son animales nocturnos, lo que significa que son activos en la oscuridad. Se mueven por el suelo buscando entre las hojas la descomposición. Por el día, permanecen ocultos al abrigo de una roca o tronco.

Esta especie tiene una longevidad muy alta, pese a ser un invertebrado. Puede vivir hasta casi 10 años.

Esta especie es la más popular como mascota de entre los miriápodos, pues es ideal para los principiantes en el mundo de los animales exóticos, por ser muy resistente y adaptable.

Alimentación del milpiés gigante

El milpiés gigante se alimenta de verduras y frutas, como lechuga, pepino, tomates, pimiento, melón, plátano o melocotón. Todos ellos deben darse muy maduros.

Podemos enriquecer la fruta y la verdura espolvoreando con calcio porque este invertebrado tiene necesidades importantes de calcio durante su crecimiento para formar el duro exoesqueleto.

Condiciones adecuadas para el milpiés gigante

La temperatura ideal para el milpiés gigante es de entre 25 y 27ºC, pues es cuando más activo se mostrará el milpiés. Por la noche, la temperatura será de unos grados más baja pero no debe ser inferior a los 18ºC.

Este invertebrado necesita una humedad muy alta, del 80%. El sustrato debe mantenerse húmedo pero no encharcado.

El milpiés gigante, por tratarse de un animal nocturno no necesitan luz, es más, huye de ella. El animal no dudará en refugiarse buscando la oscuridad si proporcionamos luz al terrario.

Material necesario para milpiés gigante

Terrario de 60 X 60 cm, porque se recomienda que, como mínimo, la longitud del terrario duplique el largo del animal. La altura también es importante, porque al anochecer, este animal aprovecha para escalar un poco y curiosear en su habitáculo.

Se puede emplear como sustrato una primera capa de fibra de coco, turba o estiércol vegetal. Todos estos materiales son muy utilizados en jardinería y son fáciles de encontrar. Tenemos que tener especial cuidado con que no contenga el sustrato ningún tipo de fertilizante ya que puede ser consumido por el milpiés.

Además de los mencionados materiales, podemos poner para el sustrato hojas muertas en descomposición. Colocaremos una capa de unos 15 cm de grosor.

Pondremos en el terrario un recipiente de poca profundidad con algodón con agua y pulverizaremos 2 veces al día. A los milpiés les gusta tomar baños de agua al anochecer. Sin embargo, esta especie toma el agua de la comida y del sustrato, por lo que no es absolutamente necesario un bebedor.

Emplearemos plantas artificiales y la cáscara de un coco para fabricarle un refugio.

Para mantener un milpiés gigante no es necesario la adquisición de una lámpara UVA ni de una placa calefactora.

Reproducción del milpiés gigante

La hembra construye un nido en el estiércol con sus excrementos donde deposita sus huevos y donde se quedará ella misma incubándolos durante un período de 2 ó 3 semanas.

El apareamiento en el milpiés gigante puede durar varias horas.

La puesta en esta especie es de hasta 300 huevos. Este artrópodo cuida de la puesta.

Durante la limpieza del terrario, deberemos vigilar con los huevos o las crías, pues nos podemos llevar a las crías sin darnos cuenta.

Manipulación del milpiés gigante

El milpiés gigante aunque es dócil, si se coge de forma incorrecta puede exudar una toxina de color azufre que quema la piel o produce una pequeña urticaria. A los alérgicos les puede producir un poco de picor sin mayor importancia. Procuraremos no tocarnos la boca o los ojos tras manipular al animal y lavarnos las manos después de cada manipulación.

Archispirostreptus gigas, cuando se siente amenazado, defeca, lo que puede mancharnos los dedos con una sustancia de color púrpura. Si lo manipulamos regularmente y de forma correcta, nuestro milpiés abandonará este hábito defensivo tan desagradable.

Para cogerlo de forma adecuada, conviene que nuestro milpiés esté activo (estirado). Si está enrollado, le acercamos nuestras manos extendidas sin tocarlo, siempre humedecidas. Se acercará a nosotros y no dudará en subirse. Entonces, notaremos un pequeño cosquilleo que nos producen sus patitas al caminar sobre nuestra piel. Una vez que tiene parte de su cuerpo en nuestra mano, con la otra extendida suavemente, la ponemos de apoyo para que termine de subirse.

milpiés gigante
Foto de milpiés gigante (milpiés en posición de reposo). (Archispirostreptus gigas)

Salud del milpiés gigante

El milpiés gigante es muy propenso a ser atacado por ácaros, que le anidan en sus patas. Son inofensivos para el animal pero si tiene un número excesivo de ácaros podemos reducirlo con un pequeña torunda de algodón mojado en alcohol, a la que frotaremos en sus pies.

Hay que manipularlo con guantes de látex ya que es muy probable que el milpiés desprenda su toxina. Durante este proceso, se debe evitar tocar la zona de los poros de respiración que se encuentra en los lados de su cuerpo.

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de animales exóticos están sujetas a la regulación de cada país.

Más información sobre los milpiés

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

25 abril, 2020

Otros artículos de interés