Cómo saber el sexo de los peces

Determinar el sexo de un pez

Diferencias sexuales en los peces de acuario

Empezaremos por distinguir perfectamente el sexo de los peces. Algunas especies son muy difíciles de diferenciar sexualmente. Otras se pueden distinguir sexualmente cuando se encuentran en la época de cría. Sin embargo, en otros casos la distinción sexual es algo muy sencillo.

Existe un fenómeno que puede desconcertar a los aficionados al mundo del acuario. En algunos peces, puede darse un cambio de sexo a lo largo del ciclo del animal, que suele pasar de macho a hembra al pasar a su vez del estado juvenil al adulto. Esto es debido a que en los peces la determinación sexual no se debe a un mecanismo cromosómico, sino a concentraciones hormonales en el cuerpo del pez o en el agua donde vive cambiantes a lo largo de su ciclo biológico

Guppys, platty y otros ciprinodóntidos

Dibujo de pez guppy

Dibujo de pez guppy. El guppy es un pez de agua caliente, fácil de criar

Los Ciprinodóntidos, como los guppys o los platys, son los peces más aptos para los aficionados. En estos peces se da con mayor frecuencia la reproducción espontánea.

En esta familia es fácil identificar el sexo del animal. Los machos presentan la aleta anal transformada en gonopodio (un apéndice copulador). Con el gonopodio, estos peces realizan la fecundación interna. Las hembras paren crías vivas puesto que estos peces se reproducen por ovoviviparismo. Identificaremos el gonopodio porque tiene un aspecto rectilíneo y dirigido hacia atrás.

Las hembras presentan esta aleta redondeada en forma de abanico.

En esta familia, se suelen encontrar otros caracteres sexuales todavía más llamativos. En Xiphophorus, los machos presentan los radios inferiores de la cola prolongados formando la llamativa espada.

Las diferencias en la coloración, normalmente en las aletas caudales, son también muy marcadas en otros poecílidos vivíparos. La cola del guppy macho es un abanico de vivos colores.

Mollys y otros poecílidos

En el género Mollinesia, la aleta dorsal del macho suele ser más grande que la de la hembra, llegando, a veces, a adoptar la forma de velo.

Otra forma clara de distinguir a la hembra de los poecílidos se basa en la observación de la zona oscura y abultada que se forma en la parte cercana a la cloaca cuando se aproxima la eclosión de los huevos y alumbramiento de los alevines. Los acuariófilos especialistas suelen denominar a estos peces como hembras manchadas a aquellas en que la extensión de la mancha abdominal identifica a las gestantes.

Los populares ovíparos de la familia Ciprínidos no tan fáciles de identificar sexualmente. Los machos, en época nupcial suelen tener los colores más vivos que las hembras, siendo su aspecto general algo más estilizado. La hembra tiene un mayor volumen del vientre.

En los Ciprínidos, viene un rasgo sexual secundario, los llamativos tubérculos nupciales que son que son granulaciones que se ven claramente en el opérculo que cubre las branquias de los machos cuando se encuentran en celo.

La familia Ciprinodóntidos (en ella se incluyen a los Aphyosemion) no presenta ningún problema para la identificación sexual. Los machos son generalmente algo más pequeños que las hembras, presentan la aleta caudal más grande y mucho más vivamente coloreada.

Tampoco los tetras ni los carácidos ofrecen grandes diferencias sexuales. Las hembras tienen el colorido más apagado y el vientre algo más abultado. En la mayoría de especies, la aleta dorsal es más alargada.

Dentro del grupo de los tetras, en los neones existe otra posibilidad de identificación. Si debajo de la línea fluorescente se extiende un espacio pálido bien definido se trata de una hembra, mientras que si este espacio es apenas perceptible nos encontramos frente a un macho.

En la familia de los Cíclidos no es posible generalizar. Se dan grupos de dimorfismo sexual marcado y otros donde es difícil su identificación sexual.

Los cíclidos africanos

Son los cíclidos africanos quienes suelen mostrar libreas sexuales más características. Pseudotropheu zebra tiene libreas gris azulado listado en negro, rosado, naranja, con franjas rojizas, totalmente azul, amarillento con manchas negras, etc.

Los cíclidos enanos, africanos (Pelvicachromis) o sudamericanos (Apistogramma) se distinguen sexualmente sin complicaciones. En Pelvivachromis pulcher, se da un fenómeno muy excepcional. La hembra resulta más llamativa que el macho. Apistogramma se diferencia por el mayor desarrollo en los machos de los radios tercero y cuarto de la aleta dorsal.

Es el pez ángel es quien ocasiona mayores complicaciones en su identificación sexual. Los machos siguen la regla general de los cíclidos de presentar la frente más ancha y alta, resultando el perfil más abombado. También la aleta anal forma en su nacimiento un ángulo más acusado en los machos que en las hembras.

En la familia Anabántidos, donde encontramos las colisas y los peces betta, existe un gran dimorfismo sexual, pues machos y hembras se distinguen muy bien. El macho tiene mucho más desarrolladas las aletas. Los machos de colisa tienen un colorido casi fluorescente, mientras que las hembras son de tono parduzco.

Más información sobre los peces de acuario

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.