Reproducción de los peces

Características principales de la reproducción de los peces

¿Cómo es la reproducción de los peces?

Los peces tienen reproducción de tipo sexual y son animales dioicos, es decir, los individuos presentan sexos separados.

Presentan fecundación externa porque no poseen órganos copuladores.

Los peces son ovíparos y se reproducen mediante huevos. Pero también pueden ser ovovivíparos o vivíparos y parir criar completamente formadas.

Datos sobre la reproducción en los peces

La reproducción en los peces se da en intervalos de tiempo determinados, llamados épocas de cría, que pueden sucederse cada mes, una vez al año, etc.

La reproducción de estos animales se ve influenciada por factores externos como la temperatura, la luz, la alimentación, etc.

tiburones
Foto de tiburones. Estos grandes depredadores del mar tienen reproducción vivípara

Los sexos están separados, es decir, hay machos y hembras, pues los peces son animales dioicos. Sin embargo, en ciertas especies, como el mero o algunos lábridos, se puede dar un cambio de sexo a lo largo de la vida, lo que se se conoce como hermafroditismo sucesivo. En Xiphophorus helleri, la hembra puede convertirse en macho después de reproducirse.

Este cambio de sexo es muy útil para las especies que viven en harenes. De este modo, si un macho se muere una hembra puede volverse macho para sustituirlo.

Algunas especies de peces son fieles y forman parejas que permanecen unidas durante toda la vida, hasta el punto que cuando algún componente de la pareja muere el otro muere también de hambre.

¿Qué es el dimorfismo sexual?

El dimorfismo sexual se manifiesta por diferencias en la coloración, por un vientre más abultado en la hembra, por un comportamiento distinto entre machos y hembras, por la forma de las aletas, etc.

No obstante, se debe tener en cuenta que distinguir el sexo de los peces no es una tarea fácil, sobre todo fuera de la época de cría porque no siempre existe dimorfismo sexual en todas las especies.

Incubación de los huevos

El periodo de incubación de los huevos puede durar más o menos tiempo según la temperatura. Cuanto mayor temperatura, menor tiempo necesita el huevo para desarrollarse. El periodo de incubación también depende de la especie, puesto que cada especie tiene una duración de incubación característico.

El oxígeno disuelto en el agua es muy importante para la incubación de los huevos. Si disminuye la concentración de oxígeno en el agua, el desarrollo embrionario se enlentece y puede que hasta no se produzca la eclosión de los huevos. Las especie que viven en aguas pobres en oxígeno han desarrollado una técnica particular para oxigenar a sus huevos, construyendo un nido de burbujas, como es el caso del pez beta.

Los alevines recién eclosionados no se parecen al adulto y se ve la presencia del saco vitelino (anejo embrionario que transporta nutrientes y oxígeno hacia el embrión y elimina desechos metabólicos de este). Mientras crecen, a las crías de peces se les formarán las aletas, aumentarán de peso y se les desarrollará el aparato reproductivo.

* Ver más sobre: Comportamiento reproductivo de los peces / Determinar el sexo de los peces

Tipos de reproducción de los peces

En los peces hay 3 tipos de reproducción:

  • Ovípara
  • Ovovivípara
  • Vivípara

Peces con reproducción ovípara

En los peces ovíparos, los huevos son expulsados al medio, el agua, ya que la fecundación es externa. La gran mayoría de los peces marinos son ovíparos, así como muchos peces de agua dulce.

Dibujo de pez betta
Dibujo de pez combatiente. El pez betta o pez combatiente macho construye una especie de nido para proteger su puesta

Los peces marinos pueden desovar de dos formas distintas y según éstas pueden ser: desovadores demersales o desovadores pelágicos. Los desovadores demersales son aquellos peces que producen huevos más densos que el agua y que tienen la capacidad de adherirse al fondo. Los desovadores pelágicos liberan los huevos directamente en la columna de agua y son dispersados pasivamente a merced de la corriente marina.

Entre los desovadores demersales, hay algunas especies, como el tamboril, que cuidan su descendencia hasta su eclosión. Otras especies, como los peces damisela, extienden su cuidado por más tiempo y sus larvas eclosionan con tamaños mayores y con su formas bien desarrolladas.

Existen peces que construyen nidos con burbujas. En los peces constructores de nidos es el macho quien se encarga de la construcción del nido. Como ejemplos de peces que construyen nidos de burbujas tenemos los peces beta o peces combatientes y los guramis.

El pez damisela forma nidos en substratos del fondo. Los peces voladores fijan sus huevos en objetos flotantes y pese a que se hallan fijados, también se encuentran a merced de las corrientes marinas. Los peces incubadores bucales protegen sus huevos manteniéndolos dentro de su boca hasta que eclosionan los alevines. Como ejemplos de peces que tienen este tipo de incubación se pueden citar las tilapias.

Peces con reproducción vivípara

Los peces vivíparos son aquellos que paren sus crías ya como juveniles completamente formados y capaces de nadar desde el momento de nacer. Entre todos los peces que actualmente existen, hay 40 familias con unas 420 especies de los elasmobranquios o peces cartilaginosos que son la mayoría, que poseen esta estrategia vivípara de reproducción, por ejemplo: tiburones, rayas.

En este grupo de peces se da siempre el proceso de fertilización interna.

Los machos de los peces vivíparos poseen una modificación de sus aletas ventrales en forma de órgano copulador o gonopodio, que les sirve para transferir los espermatozoides durante la fecundación. Entre los peces óseos (o osteictios) se encuentran 13 familias con reproducción vivípara, con más de 500 especies representadas.

Peces con reproducción ovovivípara

Los peces con reproducción ovovivípara tienen características comunes con los anteriores. Se produce fecundación interna y los machos tienen gonopodio. La hembra pare alevines bien formados, pero los huevos se desarrollan en su vientre.

Como peces ovovivíparos más representativos tenemos a los poecílidos, como gupys, mollis, platys, xiphos, etc. Estos peces son fáciles de sexar, puesto que las hembras son más voluminosas que los machos. Los machos, por su parte, son más vistosos en cuanto a colores y su aleta anal está transformada en este órgano copulador llamado gonopodio. Después de quedar fecundada, la hembra puede producir varias puestas sin la presencia de ningún macho, puesto que conserva el esperma.

* Ver más sobre: Reproducción de los animales / Características de los peces

Más información sobre la reproducción de los animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

21 septiembre, 2020

Otros artículos de interés