Cómo saber el sexo de un animal

Este artículo ha sido avalado por Vicenç Martínez - Redactor especializado en animales y naturaleza.

¿Cómo podemos determinar el sexo de un animal?

El dimorfismo sexual cómo forma de diferenciación sexual

Muchas especies de animales presentan un grado considerable de diferenciación sexual, porque podemos diferenciar a los individuos por su sexo, atendiendo a características físicas, como el tamaño, la forma de su cuerpo o su coloración, aunque esta diferenciación sexual también puede basarse en diferencias en el comportamiento de los individuos.

Existen especies con un alto grado de dimorfismo sexual y otras especies que, en cambio, no presentan esta característica de forma tan manifiesta, por lo que la diferenciación a nivel sexual no siempre es una tarea sencilla.

Ejemplos de diferenciación sexual en los animales

Determinación del sexo de los mamíferos

Gorila
Los gorilas macho generalmente son de mayor tamaño que las hembras

En los mamíferos el tamaño es el factor que más juega en el dimorfismo sexual, siendo el macho generalmente de mayores dimensiones que la hembra. Una razón evolutiva de ello se explica por la necesidad que los machos tienen de competir con otros machos por el control de las hembras para el apareamiento, en el caso de los mamíferos.

Los gorilas macho alcanzan una mayor corpulencia y altura que las hembras de su misma especie, del mismo modo, un elefante africano macho llega a pesar mucho más que una hembra, lo mismo puede decirse de los felinos, los cánidos u otro tipo de mamíferos carnívoros, así como para el resto de mamíferos, como norma general.

Cómo saber el sexo de los anfibios

Tritón crestado
El macho de tritón crestado presenta la típica cresta dorso-caudal durante la época de cría

En los anfibios generalmente, el macho es más pequeño que la hembra, como sucede en los sapos y las ranas. No obstante, el tamaño no siempre es muy conveniente utilizarlo como guía para identificar el sexo del animal.

En este grupo de vertebrados son elementos de dimorfismo sexual la capacidad que tienen los individuos de sexo masculino de sapos y ranas, o anuros, de emitir sonidos, es decir, cuando croan para atraer a las hembras, gracias a los sacos bucales.

Las callosidades nupciales, así como el tamaño del individuo o la coloración de su cuerpo son otros elementos que sirven para diferenciar el sexo de estos vertebrados.

Como rasgos muy evidentes de dimorfismo sexual en los urodelos, esto es, salamandras y tritones, se cuentan las crestas cutáneas y coloraciones vistosas para el caso de los machos.

Cómo saber el sexo en aves y peces

Las aves y los peces, en cambio, se diferencian sexualmente por la coloración de sus cuerpos. Los machos suelen ser de colores más vistosos que las hembras. Si nos fijamos en el tamaño, los peces hembras generalmente son de mayores dimensiones que los machos, para la mayoría de especies. En cambio, normalmente las aves macho alcanzan mayor tamaño que los individuos de sexo femenino.

El dimorfismo sexual de los peces, basado en el tamaño, se suele dar en peces pelágicos, es decir, en aquellas especies que habitan en aguas cercanas a la superficie, como la caballa, y en especies bentónicas, que habitan en los fondos marinos, como el rape.

Algunas especies de peces son muy difíciles de distinguir sexualmente. En otras ello es posible cuando se encuentran en la época de cría, porque los individuos de sexo masculino adquieren la librea nupcial para atraer a las hembras.  Tal es el caso del pez espinoso que, durante el periodo reproductor, se le tiñe la barriga y resto de la parte ventral de color rojo intenso.

No obstante, en otros casos la distinción sexual es algo muy sencillo durante todo el año, como es el caso del platy, por la diferencia de tamaños entre sexos y la presencia del órgano copulador llamado gonopodio, en el macho.

Dimorfismo sexual en insectos

Escarabajo rinoceronte
El escarabajo rinoceronte presenta una especie de cuerno sobre la cabeza

En los insectos la diferenciación sexual radica en el tamaño, la coloración y los dibujos que puedan adornar sus cuerpos. Normalmente, las hembras son de mayor tamaño que los machos.

Algunas especies presentan estructuras corporales en un único sexo, como el escarabajo rinoceronte, cuyo dimorfismo sexual se basa en que solamente los machos tienen esa especie de cuerno.

Prácticamente en todos los invertebrados, los individuos de sexo femenino suelen ser de mayores tamaños que los machos.

Cuándo no se cumple estas leyes del sexo

Para el caso del dimorfismo sexual, como para el resto de la biología, hay excepciones y no siempre podremos determinar con exactitud el sexo de un individuo de una determinada especie. El sexo de las palomas no se diferencia apenas externamente.

En este caso, tendremos que proceder a una observación más minuciosa y fijarnos en detalles más sutiles como en las vocalizaciones, más intensas en los individuos de sexo masculino, o su actitud, mucho más atrevida que la de las hembras. Son los machos de paloma quienes llaman a las hembras con su canto durante la época de reproducción.

Pero la paloma bravía, a la que estamos nosotros más acostumbrados a ver, no es la la única especies de ave con dimorfismo sexual poco aparente. Bajo este rasgo se encuentran otros columbiformes, orden de aves que engloba más de 300 especies de palomas y tórtolas.

El loro ecléctico en cambio presenta una coloración totalmente diferente según el sexo, aunque ambos sexos son de llamativos colores.

Las tilapias hembras son más grandes que los machos, lo que no normalmente no es así para el caso de los peces. Algo similar como en las tilapias ocurre con el pez gato americano.

Más información sobre el sexo de los animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

29 julio, 2020

Otros artículos de interés