Reproducción del pez espinoso

Cómo se reproduce el pez espinoso

El pez espinoso construye un nido

Cuando se acerca la primavera, se produce un cambio radical en el comportamiento del espinoso. Entonces, el banco se disgrega y abandona el mar para ascender hacia los ríos. El espinoso macho, en aguas poco profundas, empieza a reunir hojas, filamentos de algas y otro tipo de materia vegetal sobre una depresión en el lecho fluvial que él mismo ha excavado. Frotándose contra estos materiales, el pez los une con una sustancia aglutinante que segrega sus riñones, formando el nido.

El macho, una vez construido el nido, espera a que llegue una compañera. Si en su lugar llega otro macho, el espinoso dueño del nido se lanza sobre el con las espinas erectas y con la boca abierta, actitud muy amenazante que suele conseguir la expulsión del indeseado. Raras veces se producen enfrentamientos, y si así sucede, no representan ningún peligro para los combatientes, porque están muy ritualizados.

Apareamiento del pez espinoso

Las hembras de espinoso nadan en grupos cerca de los territorios de los machos. Cuando un grupo de hembras de esta especie se acerca a uno de los nidos de espinoso macho, éste efectúa una curiosa danza ritual resultado de una tendencia amorosa y agresiva a la vez. El impulsa sexual motiva al macho a conducir a sus compañeras hacia el nido, pero su instinto territorial le obliga a acercarse a ellas con la boca abierta como para morder. Esta lucha interior se concreta en un baile en zig-zag de aproximación y alejamiento tan brusco que ahuyenta a la mayoría de espinosos hembra. Sin embargo, siempre hay alguna compañera que está dispuesta a la puesta y que se introduce en el nido del macho tras ser guiada por éste.

Una vez la hembra está dentro del nido del macho, empieza una extraña ceremonia en la que el macho, que está en posición vertical y temblando, comienza a dar golpecitos con la boca en la base de la cola de su pareja para estimular la puesta de la hembra.

Tras la fecundación de los huevos, el macho expulsa a la hembra de su territorio. Sin embargo, en un único nido pueden haber 500 huevos o más procedentes de distintas hembras.

Cuidados de las crías por el pez espinoso macho

A los pocos días, el instinto sexual se sustituye por el impulso paternal de cuidado de los huevos. El espinoso macho ahuyenta toda clase de peces que se aproximen al nido, tanto machos, como hembras como peces de otras peces. También se dedica a ventilar la puesta moviendo para ello las aletas pectorales. Cuando están a punto de nacer los alevines, el espinoso macho dedica mucho tiempo a ventilar los huevos (¾ del día)porque hay unas mayores demandas de oxígeno por parte de su descendencia.

Al cabo de una semana nacen las crías. Pero el periodo de incubación se puede alargar hasta casi un mes si la temperatura es muy baja. Entonces, el espinoso continua ejerciendo el papel de padre protector y, cuando uno de los pequeños intenta abandonar el grupo, lo vuelve al grupo transportándolo con la boca.

* Información relacionada: Características del pez espinoso

Más información sobre las costumbres de otros animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

1 febrero, 2020

Otros artículos de interés