Reproducción de la polilla de la ropa

Reproducción de la polilla de la ropa

¿Cómo se reproduce la polilla de la ropa?

La polilla tejedora se reproduce durante todo el año.

Empiezan a reproducir tan pronto como son adultos. Apenas pasadas 24 o 48 horas desde que los individuos son polillas que ya se se aparean. Antes ha sido la hembra que, gracias a su feromona sexual, ha conseguido atraer al macho. El macho es algo más pequeño que la hembra.

Puesta de los huevos

La hembra, siempre en lugares en los que domina la oscuridad, ya sea en sitios cerrados o durante la noche, efectúa una puesta que comprende como media unos 50 huevos, aunque, sólo en raras ocasiones, se han visto puestas de hasta 150 huevos o más. Deposita los huevos sobre materiales que le servirán a las larvas de alimento.

La hembra, después de la puesta que se extiende durante 1 o 2 semanas, muere al cabo de pocos días, mientras que los machos pueden vivir más tiempo. Estos tendrán tiempo para aparearse algunas veces más antes de agotarse. El periodo de incubación varía según la temperatura, alargándose con la bajada de la temperatura.

Así, en verano, tiene una duración comprendida entre los 4 y los 10 días, pero en invierno, en las casas en las que no hay calefacción, dura unas semanas más.

Polilla del estuche
Foto de polilla del estuche (Tineola pellionella) (larva de polilla en su estuche)

Las larvas de polilla de la ropa

Las larvas tan pronto como salen del huevos consumen cualquier material alimenticio.

Las larvas son orugas con el cuerpo de color crema o blancuzco y la cabeza marrón oscuro. Carecen de ojos.

Tienen un aparato bucal de tipo masticador.

El periodo larvario, debido a las condiciones de temperatura y a la calidad del alimento disponible, puede durar desde poco más de un mes hasta más de 2 años. De ahí que los individuos de Tineola bisselliella muden 4 o 5 mudas o incluso más.

Es tan importante la temperatura para el desarrollo de estos insectos que durante el invierno, en viviendas con calefacción, el periodo larvario tiene la misma duración que si se produjese en verano.

La diapausa en las polillas de la ropa

No obstante hay un mecanismo de supervivencia, que tiene la polilla tejedora entre otros insectos evolucionados, llamado diapausa, que influye también enormemente en la duración del periodo de larva y que hace su ciclo pueda durar más de 3 años, frente a los 5 o 10 meses que duraría si no se diese la diapausa. En la diapausa el animal entra en un periodo de inactividad en el que se produce una detención momentánea del desarrollo del mismo. Está motivado por unas condiciones inadecuadas de temperatura, pero también por una variación brusca de la humedad relativa, entre otros factores desencadenantes.

Finalización de la metamorfosis de la polilla de la ropa

La diapausa finaliza cuando las condiciones ambientales vuelven a ser las adecuadas, entonces la polilla tejedora podrá reanudar el desarrollo larvario y completar su ciclo. La temperatura optima de desarrollo se sitúa en los 25ºC. La polilla tejedora es un insecto de metamorfosis completa, es decir que pasa por las fases de larva y la de pupa, a diferencia de los insectos que tienen metamorfosis incompleta.

Cuando el individuo se encuentra al final de su vida como larva y llega los 13 mm de longitud, se aleja de la zona donde se ha estado alimentando y trata de encontrar cualquier zona donde esconderse como una fisura, una grieta o similar. Entonces, teje una especie de capullo y desarrolla una cápsula pupal que mide unos 5 mm.

La duración del estadio pupal es para esta especie de aproximadamente 7 días en verano y de 1 mes en invierno. (Las pupas también se pueden denominar crisálidas).

Las polilla tejedora puede tener hasta 2 generaciones por año.

* Ver más sobre: Daños que causas la polilla de la ropa / Ficha de la polilla de la ropa

Más información sobre las polillas.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

6 noviembre, 2019

Otros artículos de interés