Tipos de murciélagos urbanos

¿Qué tipos de murciélagos viven en las ciudades?

¿Qué clases de murciélagos podemos ver en la ciudad?

Este quiróptero es una especie muy antropófila

En España, habitan unas 34 especies de quirópteros o murciélagos: 31 especies viven en la Península Ibérica, 2 especies más en las Islas Canarias y otra en África, en Ceuta.

Entre todas estas especies de quirópteros, se cuentan algunas que han elegido las zonas urbanas y rurales como lugares para buscar refugio y/o alimentarse, como el murciélago común, el murciélago de Cabrera, el murciélago de cueva, el murciélago rabudo, el murciélago hortelano, el murciélago grande de herradura…

El murciélago orejudo gris es un ejemplo claro de murciélago urbano por su enorme adaptabilidad a este tipo de medio, ya que está muy preparado para vivir en zonas humanizadas.

Cada quiróptero tiene sus preferencias

Cada especie de murciélago tiene unas preferencias de hábitat y encontramos quirópteros fisurícolas, quirópteros cavernícolas, especies acuáticas y otras que eligen dos tipos de guaridas; tal es el caso último del murciélago orejudo gris.

Este animal utiliza como lugar para cobijarse durante el buen tiempo las edificaciones humanas, pero también los túneles y las minas. Cuando llega el otoño y durante el invierno se le suele encontrar en las cuevas.

¿Cómo son los murciélagos urbanos fisurícolas?

Por sus costumbres fisurícolas, el murciélago común y otros pipistrelos utilizan con facilidad las cajas nido

Las especies de murciélagos urbanas suelen ser fisurícolas, como el murciélago común o murciélago enano, el murciélago de Cabrera o el murciélago hortelano.

Las especies fisurícolas urbanas buscan cobijo en las edificaciones, en zonas como las cajas de las persianas, en los resquicios que quedan en la fachada de los edificos, en los puentes, en cuevas, en árboles, en cajas nido, etc, pese a que en un principio ocupaban las grietas que quedaban entre las rocas para pasar el día.

¿Por qué algunas especies están menos amenazadas?

Las distintas especies de pipistrelos, que tienen costumbres fisurícolas son las que están menos amenazadas, precisamente porque dependen de las edificaciones para sobrevivir. Esta clase de murciélagos se ha adaptado a vivir en las grandes urbes donde forman grandes colonias. A pesar de ello, incluso en estas especies se ha observado en los últimos tiempos una disminución de sus poblaciones.

Murciélagos urbanos cavernícolas

Los murciélagos cavernícolas tienden a ser especies muy sociables

También hay algunas especies de medios cavernícolas que ocupan las zonas rurales y urbanas, como el murciélago de cueva o el murciélago grande de herradura.

Da la casualidad que las especies cavernícolas de quirópteros son las que se encuentran más amenazadas. Si además de ser cavernícolas estas especies de quirópteros son muy sociales, se muestran mucho más sensibles a la alteración de sus refugios. Otro factor que condiciona la vulnerabilidad de una determinada especie es la extensión territorial. Un grado de distribución considerablemente bajo será un factor agravante de amenaza para tal especie de quiróptero.

Muchas especies de murciélagos de las cuevas se encuentran hoy en día en peligro de extinción porque han sufrido una marcada regresión en los últimos años, fenómeno en parte explicado por la desaparición de numerosos refugios.

No siempre viven en las cuevas

Los murciélagos cavernícolas originalmente vivían en las cuevas pero en la actualidad, pueden utilizar un amplio abanico de refugios asociados a las personas, como casas abandonadas, bodegas, minas, puentes, iglesias…, tal y como sucede con el murciélago grande de herradura.

El murciélago grande de herradura es una especie que presenta una amplia distribución, abarcando gran parte de la Europa Occidental y Mediterránea y llegando a zonas de Asia y el norte de África. Debido a que no es una especie cavernícola estricta, porque busca resguardo también en construcciones humanas, es relativamente frecuente en el medio urbano.

Murciélagos asociados a cursos de agua

Algunas especies de quirópteros, como el murciélago de cueva o el murciélago de Cabrera necesitan la presencia de hábitats acuáticos para poder vivir.

El murciélago de cueva es más abundante en zonas donde hay cursos de agua de buena calidad y abundante vegetación.

La especie anterior es de distribución mediterránea y en España es más abundante en la zona del Levante.

El murciélago de Cabrera también requiere de la presencia del agua para desarrollarse, por lo que las balsas de riego favorecen su implantación por el territorio.

Más información sobre los murciélagos urbanos.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

17 octubre, 2019

Otros artículos de interés