Hábitat de los animales Vertebrados e Invertebrados

Tipos de hábitat

¿Dónde podemos encontrar animales?

Foto de escorpión amarillo

(Buthus occitanus)

Los escorpiones viven en zonas áridas

En casi cualquier lugar del planeta Tierra hay vida animal, incluso en las profundidades marinas donde no llega la luz solar. En estas zonas del planeta, al no haber luz del sol, no es posible la fotosíntesis y los alimentos vienen de arriba. Sin embargo, en las zonas abisales (por debajo de los 3.000 m de profundidad) se calcula que viven unas 400 especies de peces.

Los animales viven en casi todas las regiones del mundo. La escasez de agua, el calor y la falta de vegetación no son un problema para los animales que viven en los áridos desiertos, con los camellos, los dromedarios, los correcaminos, los coyotes o las ratas canguro.

Los helados mares polares son habitados por los osos polares, los zorros árticos, los pingüinos o las focas. Incluso en las ciudades, donde abunda el ruido, la contaminación y el ajetreo humanos, viven muchos animales, como palomas, gorriones, gaviotas, ratas o cucarachas, por ejemplo.

Tipos de animales según el hábitat

Los animales según el hábitat que ocupen pueden ser terrestres, acuáticos o aéreos. Los animales terrestres viven y se desenvuelven en la tierra. Como animales terrestres tenemos muchos. Algunas especies terrestres son los bisonte, los lobos, los elefantes, las cabras o los gatos.

Los animales acuáticos como los cetáceos, las tortugas de mar o los hipopótamos, entre otros muchos, hacen su vida en el agua.

Los animales aéreos se desplazan por el aire, es decir, pueden volar. Para ello están dotados de alas. Como animales aéreos tenemos las aves, excepto el avestruz, el emú, el kiwi y, en general, las rátidas y el kakapó (una especie de loro). Los murciélagos son los mamíferos voladores. Los invertebrados voladores son los insectos. Como insectos voladores tenemos las mariposas, las moscas, los mosquitos, las abejas, las libélulas, etc.

Animales acuáticos

Animales de las casas

Animales de las cuevas


Animales de las ciudades

Animales del desierto

Animales de granja

Lombriz

La lombriz de tierra es un habitante del suelo y componente fundamental de la fauna edáfica

Animales de las islas

Animales del jardín

Animales marinos

Animales de las playas

Animales del prado

Animales de la sabana

Animales de la selva

Animales del suelo

Animales de los vertederos

Ejemplos de animales y su hábitat

Hábitat de los anfibios

Hábitat del búho real

Hábitat de las efímeras

Hábitat de los escarabajos

Hábitat de los colémbolos

Hábitat del león

Habitat de la liebre

Hábitat del lobo

Hábitat de los loros

Hábitat del buitre negro

Hábitat del mosquito tigre

Hábitat del pececillo de plata

Hábitat de la rata negra

Hábitat de los roedores

Hábitat del ratón de campo

Hábitat de las cecilias

Habitat del sapo verde

Habitat de las serpientes europeas

Hábitat de la culebra bastarda

Hábitat de la tortuga mediterránea

Hábitat de las plagas caseras

Reptiles de lugares extremos

Reptiles de vías ferroviarias

riachuelo

Los arroyos son el hábitat de la fauna palustre

Foto de madriguera de conejos

El conejo accede a la madriguera a través de alguna de sus entradas

Nidos, madrigueras y refugios de los animales

Los animales necesitan construirse un alojamiento para poder vivir en los distintos modos. La mayoría de aves se construyen nidos. Los mamíferos, como el conejo o el tejón, se hacen una madriguera. Otros animales aprovechan los refugios que les ofrece la naturaleza como los huecos de los árboles, como la ardilla, o las cuevas, como los murciélagos.

* Información relacionada: Diferencia entre hábitat y ecosistema / Distribución de los animales / ¿Cómo consiguen sobrevivir los animales en zonas inhóspitas?

Más información sobre los animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.