Dónde vive el bisonte europeo

Hábitat del bisonte europeo

Distribución histórica del bisonte europeo

Hace siglos, este gran ungulado, el vertebrado terrestre más grande de Europa, habitaba en casi todo el continente europeo, alcanzando por el oeste el norte de la Península Ibérica y por el este gran parte de Rusia.

La zona de transición entre la Europa del Este y el Asia Occidental, conocida bajo el nombre de Cáucaso, también estaba habitada por esta especie de mamífero rumiante.

El bisonte europeo en aquellos tiempos tan solo faltaba en Europa en las Islas Británicas, en el norte de la Península Escandinava y en algunos puntos del sur de Europa, como Italia, Grecia o Albania.

¿Cual era el hábitat original del bisonte europeo?

bosque
Los bosques de caducifolios son el hábitat ideal del bisonte europeo

Este animal no ocupaba todo el espacio de su área de distribución, pues las zonas en las que las praderas sustituían los bosques, solían haber los uros, otros rumiantes de gran tamaño, que corresponden a las vacas y toros de hoy en día. Por ello, hoy en día este cuadrúpedo se le encuentra sobre todo en bosques caducifolios, pero también en ocasiones en bosques mixtos o de coníferas.

Sin embargo, existen dos hipótesis más que sostienen que esta especie, tras el periodo Postglacial, habría abandonado los espacios abiertos para refugiarse en los bosques o incluso que podría habitar en ambos ambientes. Corroborando esta hipótesis, se ha observado como los bisontes se acercan también a las praderas, claros de bosques y en zonas cultivadas, donde encuentran comida con más abundancia que en los ambientes cerrados de los bosques.

Existen estudios que sostienen que este gran mamífero ha preferido ocupar a lo largo de la historia aquellas regiones que se encontraban poco acosadas por el hombre o por grandes depredadores naturales.

También se ha constatado que el bisonte europeo muestra cambios en la utilización del entorno en función de la época del año o del momento del día. Durante el día y en otoño, este animal suele pasar el tiempo en los bosques, mientras que durante la noche o en verano puede visitar los terrenos agrícolas.

¿Qué supuso la pérdida del bisonte europeo del medio natural?

El progreso de la civilización fue el responsable de la reducción del área de distribución del bisonte europeo y es que este gran mamífero herbívoro fue desapareciendo de su amplia área de distribución como consecuencia de una caza llevada a cabo de forma masiva y por la pérdida de bosques, su hábitat natural, transformados en zonas agrícolas, además de la competencia con el ganado.

En el siglo XI, desapareció el bisonte de Suiza y, un siglo más tarde, de Inglaterra. A finales del siglo XIV se extinguió el bisonte europeo del territorio francés, siendo probablemente la región boscosa de las Ardenas el último de sus bastiones. A finales del siglo XVIII desapareció este majestuoso animal del territorio rumano y la región de Transilvania se cree que fue su última zona.

¿Por qué no se ha extinguido totalmente este animal?

La Primera Guerra Mundial, que se produjo a principios del siglo XX, y la Revolución rusa de 1917, supuso la masacre definitiva de los últimos bisontes que quedaban en Europa y Asia de forma salvaje, empujados los ejércitos por la necesidad de encontrar comida para sus soldados y para los refugiados tras estos importantes sucesos históricos.

Tras menos de diez años de terminar la Primera Guerra Mundial se extinguieron los escasos ejemplares que quedaban en libertad en el Cáucaso y en algunos puntos aislados de Europa, como en Polonia.

Sin embargo, la presencia de medio centenar de individuos en zoológicos de distintas partes del mundo permitió la recuperación de la especie, tras exitosos intentos de reintroducción en la naturaleza.

El bisonte europeu de Białowieża, una región natural entre Polonia y Bielorusia se mantuvo en cautividad y fue utilizado en las reintroducciones en Europa. Estos animales provenían del bisonte de llanura (Bison bonasus bonasus), porque la subespecie caucásica (Bison bonasus caucasinus) se perdió para siempre.

¿Dónde hay bisontes en estado salvaje en la actualidad?

Bisonte europeo
Los ejemplares en cautividad de bisonte europeo ayudan a salvar a la especie

Desde la segunda mitad del siglos XX, varios han sido los proyectos de reintroducción del bisonte europeo en diferentes países del mundo. Actualmente, hay poblaciones salvajes de este gran ungulado en países como Alemania,Polonia, Eslovaquia, Bielorrusia, Moldova, Ucrania, Rusia, Lituania o Kirguistán.

Además de todos estos ejemplos, los parques zoológicos de más de 30 países del mundo acogen entre sus animales al 40% de los ejemplares de bisonte europeo que existen en el mundo, o lo que es lo mismo, unos 1400 individuos.

Por ello, en todo el Planeta, se cree que hay casi 4000 bisontes europeos. Solo el Bosque de Białowieża contiene una población de 800 ejemplares de esta especie. Bielorusia, con casi 1500 ejemplares, Polonia, con unas cifras similares a Bielorusia, y Rusia con casi 500 bisontes, son los países dónde hay más bisontes en estado salvaje del mundo.

Solamente los bisontes del bosque de Białowieża viven en estado silvestre.

El resto de poblaciones del mundo de esta especie se hallan en realidad en estado de semilibertad o en cautividad.

¿Cómo han sido llevados a cabo los procesos de reintroducción del bisonte europeo?

Polonia es uno de los principales países del mundo en acoger poblaciones silvestres de bisonte europeo. Más de 500 bisontes habitan en distintos parques nacionales de Polonia.

En Eslovaquia, existe una reserva de bisontes que ha criado hasta ahora casi 200 individuos, con el objetivo de aumentar los efectivos de varios parques zoológicos.

En la Reserva Natural de Maashorst en Brabante, en los Países Bajos, fue puesto libertad un rebaño de bisontes europeos en el 2016.

A principios del año 2000, en los Alpes de Francia, se ha creado un rebaño de bisontes.

Se están llevando a cabo planes de reintroducción de esta especie en Alemania, junto con los ocho ejemplares que se soltaron en región de Bad Berleburg del mismo país en el año 2013.

En Rusia, hay poblaciones salvajes de bisontes en la frontera con Ucrania, en el río Desna y en la región de Volodga, constituyendo ésta una de las poblaciones más septentrionales de Bison bonasus.

En el macizo de Altai, en el Asia Central, desde finales del siglo XX, vive una pequeña población introducida.

El ejemplo de Rumanía

Tres son las reservas naturales que acogen poblaciones salvajes de esta especie:

  • Reserva de bisontes de Dragos Voda: Se encuentra en el noroeste del país y su finalidad es la repoblación de los bosques de la zona con el bisonte europeo, aunque acoge a una diversidad faunística importante, con especies tan emblemáticas como el oso pardo, el lobo, el lince boreal, la nutria europea, el gato montés o, por ejemplo, el ciervo común. En este lugar hay una treintena de bisontes, de los cuales unos pocos pueden ser observados como reclamo turístico.
  • Reserva de Silvut-Hateg: A l’oeste de Rumanía, dicha reserva acoge a unos pocos bisontes actualmente.
  • Reserva negra de Bucsani, Dambovita: Al sur del país, esta reserva de bisontes contiene algo menos de una decena de ejemplares.
  • El Valle de los bisontes: Se halla esta reserva natural en el centro de Rumanía. Los bisontes, en número de algo más de 20 ejemplares, comparten hábitat con los ciervos.

¿Qué importancia tiene el bisonte europeo?

La presencia de bisontes en estado de libertad o semilibertad desempeña un papel fundamental en el desarrollo del turismo rural porque es un valor añadido a la riqueza natural de la zona.

Las personas visitan las reservas de parques nacionales para ver a estos animales en libertad o para poder practicar la caza, cuyos fondos pueden ser utilizados en parte para la conservación de la especie.

¿Qué problemas acarrean estos animales actualmente?

Sin embargo, los bisontes europeos siguen estando amenazados, ya que son susceptibles de enfermar por la baja diversidad genética de sus poblaciones, ya que provienen de 7 individuos: 4 machos y 3 hembras. Además, Las crías sufren de problemas en el desarrollo óseo, que se derivan en la aparición de ciertas anomalías en el esqueleto en los ejemplares adultos, y existe una mortalidad infantil ligeramente superior a lo que cabría esperar, además de problemas de fertilidad.

El problema es que la variabilidad genética en el presente en lugar de mejorarse sigue viéndose reducida.

Junto a este problema de consanguinidad, viene el hecho de que el bisonte europeo en la actualidad suele vivir formando poblaciones pequeñas, lo que entraña riesgos importantes para su supervivencia como son la caza furtiva, las enfermedades, los depredadores o el clima adverso. Aun así, la caza furtiva en la actualidad ya no acostumbra a ser un problema importante para la mayoría de poblaciones salvajes de bisonte europeo porque estos animales viven en ambientes muy controlados, excepto en algunos países.

La fragmentación del hábitat es otra amenaza importante para la conservación de esta especie, que en la actualidad se halla muy aislada en forma de pequeñas subpoblaciones.

Más información sobre el bisonte y otros animales salvajes.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.