Características del ave kiwi y todas sus curiosidades

Datos y curiosidades del ave kiwi 

Ficha del kiwi común de Nueva Zelanda

Kiwi común (Apteryx australis), conocido como Southern brown kiwi o Tokoeka. Es extremadamente difícil ver un kiwi en estado salvaje.

Nombre común: Kiwi común / Kiwi pardo

Nombre científico: Apteryx australis

 Nombres en otros idiomas:

  • Inglés / English: Brown Kiwi, Southern brown kiwi
  • Maorí (lengua de los nativos de Nueva Zelanda): Tokoeka
  • Francés / Français: Kiwi austral
  • Catalán / Català: Kiwi bru de l’illa del Sud / Kiwi comú
  • Gallego / Galego: Quivi meridional
  • Italiano: Kiwi australe / Kiwi bruno
  • Portugués / Português: Quivi
  • Alemán / Deutsch: Streifenkiwi
  • Ruso / Русский: Южный киви
  • Holandés / Nederlands: Zuidereilandkiwi
  • Rumano / Română: Kiwi
  • Sueco / Svenska: Kivier

Clasificación

Clase: Aves

Orden: Apterigiformes

Familia: Apterígidos

Características físicas del kiwi

  • Longitud: 50 cm.
  • Peso: 2 kg el macho y 3 kg la hembra.
  • Hábitat: Bosques.
  • Distribución: Sólo se encuentra en Nueva Zelanda.
  • Alimentación: Omnívora (lombrices, hojas y frutos).
  • Longevidad: 25 años.

Aspecto físico del kiwi

El kiwi es un ave de extraño aspecto y características muy particulares. Pertenece a la familia Ratites, y está emparentado con el avestruz, el emú, el casuario o la moa (extinguida). Los expertos estiman que lleva viviendo en Nueva Zelanda alrededor de 30 millones de años.

kiwi
El kiwi es un ave endémica de Nueva Zelanda que no puede volar.

Visto de cara, llama la atención su largo pico. Visto por detrás, resulta llamativo que no tiene cola como las demás aves. Además, sus alas son muy pequeñitas y las tiene descansando sobre su redondeado cuerpo. Las alas del kiwi son rudimentarias, por lo que este ave, como el avestruz, aunque muchísimo más pequeño y ligero, no puede volar.

El esqueleto del kiwi es pesado porque en el interior de los huesos hay médula (a diferencia de la mayoría de aves, que tienen huesos huecos, con cavidades de aire, para ser más ligeros y poder volar). Su temperatura sanguínea es de 38ºC, dos grados menos que la mayoría de aves.

Las plumas del kiwi son también bastante curiosas, porque se parecen más al pelaje de un animal, que al plumaje de un ave.

Los expertos se sorprenden del plumaje del kiwi, porque se parece más a pelo que a plumas para volar.

A pesar de su aspecto rechoncho, el kiwi puede correr más rápido que una persona y sus piernas son fuertes y pesadas. Tienen tanta musculatura en las patas, que éstas pueden representar hasta un tercio del peso del animal. Tiene 4 dedos, 3 de ellos son largos, desarrollados y robustos. El dedo medio es importante para el equilibrio del animal.

patas ave kiwi
Garras del ave kiwi en una exposición en el museo Te Papa de Wellington. Las piernas del ave son muy musculadas, con ellas excavan sus madrigueras y se defienden.

El kiwi tiene muy buen sentido del olfato, y es el único pájaro en el mundo que tiene fosas nasales al final del pico, característica que recuerda a los mamíferos. Usa su largo pico, de casi 10 cm., para buscar y oler presas bajo tierra. En la base del pico tiene unos bigotes que recuerdan a los de los gatos. Éstos son sensibles y le sirven al animal para palpar obstáculos y correr por la noche.

También tiene grandes aberturas en los oídos y un excelente sentido del oído que les permite oír a los gusanos y animalitos. Con estos atributos, es comprensible lo fácil que le resulta huir de los humanos y lo difícil que resulta de ver.

Comportamiento del kiwi

Los kiwis son aves terrestres y nocturnas. Utilizan sus garras como armas defensivas, con las que luchan sin miedo y ferozmente. Son territoriales, a veces agresivos, y no se llevan bien con los demás kiwis, pudiéndose producir peleas (lo cual, por otra parte, dificulta aún más su supervivencia a la extinción). Habitan en madrigueras que ellos mismos excavan con sus potentes garras.

kiwi habitat
Representación de la madriguera del kiwi. Exposición en Willowbank Reserve.

Alimentación del kiwi

Durante sus correrías nocturnas, el kiwi introduce su largo pico dentro de la tierra en busca de comida.

Los orificios nasales del kiwi situados al final del pico le permiten a este ave localizar las presas (lombrices) y otro tipo de alimento, aunque se encuentren enterrados, mediante su excelente sentido del olfato.

Apareamiento del kiwi

La hembra es de mayor tamaño que el macho y ejerce el papel dominante. Para aparearse, el macho persigue a la hembra hasta que es aceptado.

Los kiwis suelen ser monógamos: cuando se aparean, la unión suele ser para toda la vida (entre 10 y 30 años) y comparten madriguera con su pareja. Ello no significa que siempre vayan juntos: se pueden pasar la mitad del tiempo yendo cada uno por su cuenta por el bosque.

En el mundo del kiwi la monogamia es algo muy frecuente.

Reproducción del kiwi

La construcción del nido en el kiwi se da en el suelo y se sitúa entre las raíces de los árboles. A diferencia de otras aves, el kiwi tiene dos ovarios funcionales, como los mamíferos (las aves normalmente tienen sólo 1 ovario funcional). La hembra pone entre 1 y 2 huevos de gran tamaño en relación al peso del animal.

El huevo tarda unos 30 días en formarse, y la incubación, realizada por ambos progenitores, dura 76 días.

kiwi
Representación de esqueleto de kiwi con un huevo en su interior. Obsérvese que, comparativamente al tamaño del animal, el huevo es enorme.

Un ave de huevos gigantes

El kiwi es un ovíparo de récord. El huevo del ave kiwi es el segundo mayor de tamaño de todas las aves. ¡Su peso puede representar hasta el 25% del peso de la hembra! De media, un huevo de kiwi pesa 450 g., es decir, lo equivalente a 6 huevos de gallina.

Se dice que los últimos días de formación del huevo el ave no puede comer, debido a la presión que ejerce el huevo en las vísceras del animal. El 65% de volumen del huevo se compone de yema, casi el doble que los huevos de la mayoría de las aves. Justo antes de que nazca, el polluelo absorbe la parte restante de yema.

huevo kiwi
De izquierda a derecha: huevo de gallina, de cisne, de kiwi común, de emú y de avestruz. En proporción al tamaño del animal, el huevo del ave kiwi es enorme. Exposición en Willowbank Reserve.

Nacimiento del kiwi

El kiwi nace completamente cubierto de plumas. Los progenitores rápidamente enseñan al pollito a espabilarse por él mismo, ya que no le alimentan. En una semana, éste ya empieza a buscar su propia comida. Normalmente el kiwi vivirá en el área donde nació durante sus primeros años de vida, antes de conquistar un nuevo territorio.

A punto de la extinción y con muchos depredadores

Los expertos alertan de que sólo el 10% de los kiwis recién nacidos sobrevive 6 meses, y menos del 5% llega a la edad adulta. Esto es debido a diversos factores:

kiwi crossing
Señal de tránsito en Nueva Zelanda alertando sobre el riesgo de atropellar kiwis. Estos animales son muy queridos en todo el país.
  • Uno de ellos es la introducción de numerosas especies depredadoras en el país, como zarigüellas, perros, gatos, armiños, hurones, comadrejas, cerdos, ratas y erizos. Los depredadores más importantes son los armiños, responsables del 50% de las muertes de kiwis.
  • Falta de protección de los bosques, su hábitat natural.
  • Aumento de las zonas urbanizadas: ataque de animales domésticos (perros y gatos, principalmente) y atropellos de coches.
  • Trampas y envenenamientos.

El ave kiwi empezó a recibir protección oficial en 1896. El Departamento de Conservación (con la ayuda del banco Bank of New Zealand) comenzó programas de investigación y protección del kiwi en 1991. Un ejemplo es el proyecto de conservación Nest Egg que se inició en 1994, en el que se incuban los huevos de kiwi que se recogen de la naturaleza, y los pollitos se llevan a una zona libre de depredadores, como una isla en alta mar, donde permanecerán hasta que sean adultos.

Especies de ave kiwi y su distribución por Nueva Zelanda

A diferencia de lo que mucha gente piensa, el kiwi no es una ave sino que hay distintas especies, y hay que ser muy afortunado para ver cualquiera de ellos en estado salvaje. Actualmente se considera que existen 5 especies distintas de kiwi (antiguamente, se decía que sólo 3), todas ellas con claras diferencias en el tamaño y en el color del plumaje, y con diferente distribución:

  • Southern brown kiwi o Tokoeka (Apteryx australis): Es el kiwi más emblemático de Nueva Zelanda. Se encuentra en la parte más meridional de la Isla Sur, en la «West Coast» o costa oeste del país, la zona que comprende el Parque nacional de Fiordland y la Isla Steward. Se estima que hay unos 20.000 ejemplares vivendo en Isla Stewart y unos 13.000 en Fiordland.
  • North Island brown kiwi o Kiwi nui (Apteryx mantelli): Es la única especie que habita en la Isla Norte, principalmente en Northland (Whangarei), península de Coromandel, Rotorua y el Parque nacional de Tongariro. Hay pequeñas poblaciones en New Plymouth, Hamilton y cerca de Wellington. Se estima que en 2002 había 25.000 ejemplares de esta especie.
  • Great spotted kiwi o Roaroa (Apteryx hastii): En la parte norte de la costa oeste de la Isla Sur, en ambientes alpinos de la zona del Parque nacional Abel Tasman. Es el kiwi de mayor tamaño. En 2002 se estimó que había 17.000 ejemplares.
  • Little spotted kiwi o Kiwi pukupuku (Apteryx owenii): Aunque antiguamente estaban extendidos por todo Nueva Zelanda, actualmente ya no quedan poblaciones naturales de Little Spotted Kiwi, están extinguidos en su hábitat natural. Queda una población protegida de aproximadamente 1.200 kiwis en la Isla de Kapiti, cerca de Wellington.
  • Okarito brown kiwi o Rowi (Apreryx rowi): Sólo se encuentra en la región de Hokitika, costa oeste de la Isla Sur. Es el más raro y escaso, y en 2015 se contabilizaron sólo 450 ejemplares.
Exposición en el museo Te Papa, el más grande de Nueva Zelanda. El kiwi no es una ave sino que hay 5 especies distintas (una ya extinta).  De izquierda a derecha, parte superior: Apteryx hastii, A. owenii, A. australis; Inferior: A. mantelli, A. rowi.

Kiwi y kiwifruit

Cabe un paréntesis para aclarar que, para los neozelandeses la palabra «kiwi» sólo significa el pájaro, no la fruta. En cambio, la fruta kiwi en inglés se denomina «kiwifruit».

Simbolismo e importancia del ave kiwi en Nueva Zelanda

El kiwi es el animal más importante y más querido de Nueva Zelanda.  Los propios neozelandeses se denominan «kiwis», apodo que también se utiliza internacionalmente para referirse a los habitantes de Nueva Zelanda. Aunque para algunos pueda parecer extraño o incluso cómico autodenominarse igual que el ave, los neozelandeses lo tienen totalmente integrado: tanto en entornos formales, como coloquialmente, ellos son «kiwis». Todos, medios de comunicación, políticos, etcétera, se refieren a «kiwis» para hablar de ellos mismos. El origen de ello se remonta a la Primera Guerra Mundial, cuando los ciudadanos neozelandeses comenzaron a llamar «kiwis» a sus soldados, quienes adoptaron el apodo con mucho orgullo. Actualmente el kiwi es el símbolo nacional de Nueva Zelanda.

kiwi souvenirs
Los «kiwis» o neozelandeses aman el kiwi con devoción. Es fácil encontrar el ave representada en artículos de decoración, souvenirs y, por supuesto, en la moneda del país.

Todos los habitantes de Nueva Zelanda aman los kiwis, es cultural y está totalmente extendido. Resulta impensable que alguien capture alguna vez un kiwi, ni siquiera para observarlo. De hecho, es bastante habitual que, alguna vez en la vida, los neozelandeses hagan una travesía de unos días en las montañas con el único objetivo de ver un kiwi salvaje por la noche, sabiendo que la gran mayoría de veces resulta en una misión fallida.

En los centros turísticos, como zoos, reservas de animales, etcétera, la explotación del ave tampoco se ve con buenos ojos, y es imposible encontrar sitios donde poder verlo a plena luz (recordemos que es un ave nocturna), y en los pocos sitios donde hay kiwis en captividad, se prohíbe estrictamente el uso de flash. Tampoco hay kiwis en ningún otro zoo o reserva de ningún país que no sea Nueva Zelanda. Es por ello que la mayoría de kiwis que se pueden fotografiar son disecados.

Es un animal profundamente querido, protegido y respetado. El compromiso de los neozelandeses con este animal es tal, que en diversos puntos del país hay centros de voluntariado para proteger el kiwi de su completa extinción. En ellos se realizan tareas como las de cuidar crías y las de organizar incursiones en los bosques para poner trampas a los depredadores del kiwi. Tampoco crean que es fácil acceder a estos centros: no aceptan ni a curiosos ni a oportunistas que sólo buscan «la foto».

Por otra parte, los enemigos del kiwi son detestados y casi odiados. Es fácil encontrar abrigos y bufandas de piel de zarigüellas, capturadas por ser depredadoras de kiwis. También llama la atención que en muchos senderos está prohibido llevar perro, ni siquiera atado, porque podría atacar los kiwis. No es extraño suponer que esta sea la razón por la que viajar o emigrar con perro a Nueva Zelanda es casi imposible. Lo cierto es que, en comparación con Europa, la gente de Nueva Zelanda no tiene tantas mascotas (no sabemos si por moda, o porque son animales que pueden cazar kiwis).

En definitiva, no cabe duda de que el kiwi es todo un emblema patriótico del país, y todo un ejemplo de uno de los animales más queridos, protegidos y respetados del mundo.

Artículo elaborado por el equipo de Botanical-online en Nueva Zelanda, gracias a las informaciones presentes en distintos puntos del país, en especial a las exposiciones del museo Te Papa, de la reserva de animales Willowbank Wildlife Reserve y de Rainbow Springs Rotorua.

Más información sobre otros animales salvajes.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.