Dónde vive el camaleón común

Hábitat del camaleón común

¿Qué hábitat tiene esta especie de camaleón?

camaleón común
Este camaleón habita en cultivos de secano y jardines

No se tiene constancia de que este reptil tenga una preferencia especial por los entornos naturales ni humanizados, aunque hay autores que sostienen que en algunas zonas de su área de distribución el camaleón común prefiere los entornos modificados por el hombre, como cultivos de árboles de secano, huertos unifamiliares,  jardines con árboles, cultivos abandonados…

A esta especie le encanta el sol

En cualquier caso, esta especie sí que muestra una preferencia clara por las zonas soleadas, es decir, por las vertientes orientadas hacia el sur.

En las segundas residencias, la presencia de setos en los jardines son un excelente refugio para la especie.

El camaleón común evita las zonas húmedas y las zonas urbanas.

Al camaleón común le gustan los árboles

Se observa como el camaleón común elige las zonas arboladas, como los pinares de pino piñonero o las plantaciones de eucalipto, frente a los espacios de matorral. Tampoco le gustan los árboles muertos. En cualquier caso, este animal elige para vivir los ambientes áridos con bastante arbolado alto, que le permitan aumentar sus dotes de camuflaje.

Sin embargo, no es raro tampoco verlo en paisajes de dunas litorales en los que haya matorrales dispersos.

Los cultivos de secano son su hábitat ideal

olivos
Los cultivos de secano, como este olivar, son el hábitat ideal del camaleón común

Los cultivos de secano, como el olivo, el almendro, la higuera, el algarrobo o la viña, son un buen hábitat para este camaleón. Tienen que ser los árboles lo suficientemente altos y con abundante follaje y densidad de ramas tanto para proporcionarle protección contra los depredadores como para evitarle al animal una insolación excesiva.

Estos ambientes ofrecen al camaleón común las condiciones ideales del suelo para facilitarle la puesta. En este sentido, el mismo debe ser despejado de vegetación y poco compacto.

Las plantaciones de regadío de árboles frutales como el chirimoyo o el aguacate también pueden ser en ocasiones ocupadas por este reptil.

¿En qué regiones del mundo habita el camaleón común?

Este camaleón tiene una distribución mediterránea y habita a lo largo de la costa norteafricana, aunque llega hasta el Oriente Próximo. En Europa, esta especie está presente en algunas islas mediterráneas, como Sicilia, Creta y Chipre, y en el sur de la Península Ibérica, tanto en España como en Portugal.

En tiempos más recientes el camaleón común ha sido introducido en otras zonas, como las Islas Canarias y Malta.

¿Cómo ha llegado este camaleón en Europa?

La dependencia tan grande de los paisajes humanos por parte del camaleón común cuando vive en la región de Europa conocida como Península Ibérica podría hacernos pensar que esta especie ha llegado hasta España y Portugal en tiempos modernos de la mano del hombre, ya sea en la época de los griegos o fenicios, de los romanos o de los árabes. Mediante estudios genéticos, se ha llegado a la conclusión que esta especie vendría del norte de África y, más exactamente, de Marruecos.

En España el camaleón común ha llegado gracias a la mano del hombre

En zonas de la Península Ibérica, como el sur de Portugal, se han registrado varios casos de reintroducciones artificiales a partir de capturas y liberaciones en otros lugares, lo que hace que en esta región ocupe una mayor área de distribución de lo que a priori sería esperable si tenemos en cuenta sus límites de tolerancia ecológicos y se observen aquí múltiples y aislados pequeños núcleos de población. No debemos olvidar que la Península Ibérica corresponde al área más septentrional de la distribución mediterránea del camaleón común.

Bien es cierto que cada año aparecen ejemplares de esta especie en puntos muy alejados de su zona de distribución natural y se han visto camaleones hasta en Barcelona o Madrid y lo más probable es que provengan del transporte y liberación por parte de personas. La supervivencia de estas poblaciones es incierta, especialmente cuanto más al norte de la Península Ibérica se hallen.

¿Qué peligros amenazan al camaleón común?

La pérdida de hábitat es la mayor amenaza a la que se enfrenta esta especie en estado salvaje. La transformación de los cultivos de secano en zonas donde se practique agricultura intensiva, como los cítricos, y sobre todo su urbanización son los peligros más importantes a los que se enfrenta esta especie.

Las zonas cultivadas le ofrecen a este camaleón unas mejores condiciones de vida que los ambientes naturales pero representan también mayores posibilidades de muerte por factores humanos, como atropellos, capturas ilegales para el comercio ilegal de especies, pérdida de puestas debido a la labranza o bien predación por animales domésticos, como el gato doméstico.

¿Cómo se podría proteger esta especie emblemática?

Para garantizar la protección de esta especie de saurio, más que hablar de reconvertir las zonas donde vive en áreas protegidas, cuya medida podría ser hasta contraproducente, sería más correcto tratar de manejar correctamente los ambientes agrícolas e impedir el uso indiscriminado de pesticidas, que supone la reducción de sus presas.

También resultaría positivo conservar y adecuar algunas zonas de cultivo de secano para garantizar óptimas zonas de puesta para la especie.

Otras medidas de conservación del camaleón común

Se ha visto como la implantación de barreras en los márgenes de las carreteras evita considerablemente los atropellos.

No se puede pasar por alto la protección y recuperación de los entornos naturales, como pinares, dunas costeras y matorrales despejados, para salvaguardar las poblaciones de camaleón común implantadas en su hábitat natural.

Más información sobre el camaleón y otros animales salvajes.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.