¿Dónde vive la culebra viperina?

Hábitat de la culebra viperina

Costumbres de la culebra viperina

culebra viperina
La culebra viperina vive en zonas húmedas

La culebra viperina es una culebra acuática y una excelente nadadora, que pocas veces se aleja del agua, pues viene asociada a los ambientes de agua dulce, tanto de aguas estancadas como corrientes, pero evita los tramos de máxima corriente.

Sin embargo, algunas hembras viejas pueden alejarse del agua en ciertas situaciones y dirigirse hasta hábitats terrestres muy húmedos, como en prados y turberas. No es raro que se dirija en los márgenes soleados para tomar el sol. Fuera del agua, este animal es lento y torpe.

La culebra viperina busca un lugar soleado, porque necesita aumentar su temperatura corporal para poder digerir bien a sus presas.

¿Cuál es el hábitat de esta serpiente?

La culebra viperina habita en zonas húmedas: lagos, estanques, marismas, arroyos… y puede encontrarse hasta los 1200 metros sobre el nivel del mar. No es inusual que comparta hábitat con la culebra de collar. Sin embargo, prefiere los lugares cálidos y evita aquellas zonas más frías. La abundancia de peces, su presa principal, es otro factor que explica la abundancia de este ofidio en la naturaleza.

Los entornos que presentan abundante vegetación natural, sobre todo en los márgenes, sirven como refugio para la culebra viperina contra los depredadores y son puntos de dispersión de zonas donde se ha visto una tendencia a la baja en los últimos años, como en el Delta del Ebro, en el nordeste de España.

En algunas pequeñas islas esta serpiente ocupa medios salinos, como sucede en las islas Cíes, en el noroeste de España, porque esta especie tiene capacidad para tolerar la salinidad del agua del mar. Este depredador captura las presas que quedan atrapadas en los pequeños charcos que se forman en las costas rocosas o en los fondos rocosos de los islotes.

¿Cuál es el área de distribución de la culebra viperina?

Hablando en términos genéricos, esta culebra habita en el suroeste de Europa y en el noroeste de África. Dentro de Europa, la culebra viperina se puede encontrar en toda la Península Ibérica, desde Portugal hasta España, también habita en la mitad sur de Francia, en el sudoeste de Suiza y, en Italia, en una pequeña franja del noroeste de la Península Itálica.

Esta especie vive en varias islas mediterráneas, como en las Islas Baleares (España), en Córcega (Francia) y en Cerdeña (Italia), donde ha sido introducida de la mano del hombre.

A nivel de África, la culebra viperina se distribuye por la costa noroeste del continente, dentro de los países de Marruecos, Algeria y Túnez.

Una pequeña área de distribución de la culebra viperina coincide con la culebra teselada, dentro del territorio de Italia, porque comparte nicho ecológico con ésta, lo que le hace limitar su presencia a la situación presente.

La culebra viperina en España

Este reptil está presente en buena parte de la geografía española. Allí donde falta es debido a condiciones climáticas poco adecuadas, donde hay un régimen térmico no suficientemente cálido, como en puntos de Galicia y la cordillera Cantábrica o porque hay escasez de hábitats, como en las zonas más secas del suroeste español.

Para ocupar un territorio, la culebra viperina necesita que haya agua y presas suficientes, de modo que la construcción de balsas de regadío y otros puntos de acumulación de agua pueden ser factores beneficiosos, pero a su vez, la agricultura intensiva de regadío es en general un factor negativo para la supervivencia de la especie. Por otro lado, la culebra viperina presenta una tolerancia considerable a las alteraciones provocadas por el ser humano debidas a la actividad agrícola. Por ello, en el litoral español la presencia de la culebra viperina tradicionalmente se venía indicando como muy abundante, aunque en la actualidad no está tan claro.

¿Qué problemas causa esta especie sobre la fauna?

Esta serpiente puede acarrear problemas para la conservación de algunas especies en aquellas zonas de su área de distribución dónde ha sido introducida. Tal es el caso de las Baleares, donde se cree que la culebra viperina fue introducida en la época de los Romanos; serpiente que comparte territorio con un tipo de sapo partero autóctono y endémico de las Islas Baleares, llamado ferreret (Alytes muletensis).

La culebra tratada en este artículo ejerce un impacto muy grande sobre las poblaciones de este pequeño anfibio, que le ha arrinconado hasta los torrentes más angostos en los que el ofidio no llega.

A su vez, la presencia de la culebra teselada incide negativamente sobre la distribución de la culebra viperina, porque ambas especies compiten por el hábitat y alimento. Ello ha hecho que ésta solo se encuentre en una reducida área de distribución en Italia y no llegue más al sur, lo que a priori no tendría porque ser así, ya que esta serpiente alcanza la Península Ibérica, si no fuese porque, de este modo, evita a la molesta culebra teselada.

Más información sobre la culebra viperina y otras serpientes.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.