Alimentación de la culebra viperina

Dieta de la culebra viperina

¿Qué come la culebra viperina?

caracol de agua
Los caracoles de agua pueden ser la presa ocasional de una culebra viperina adulta

La culebra viperina es una serpiente acuática y una excelente nadadora, que en raras ocasiones se aleja del agua. Como el resto de ofidios, tiene una alimentación carnívora, pero su modo de vida ligado al agua le hace alimentarse de presas de costumbres también acuáticas.

La dieta principal de esta culebra de agua son los peces y anfibios, aunque también puede cazar esporádicamente pequeños mamíferos, otros reptiles e invertebrados, como anélidosartrópodos y gasterópodos. Ello se debe a que es una especie muy oportunista y el tipo de presas que consume depende de la disponibilidad que le ofrece el hábitat en el que vive.

Las crías de la culebra viperina se nutren de pequeños peces, de larvas de anfibios, de sanguijuelas y de lombrices de tierra entre otros invertebrados.

¿Qué tipo de presas caza esta serpiente?

Este vertebrado se alimenta sobre todo de peces.

Son presa habitual de este reptil peces como la gambusia, el espinoso, la carpa, la trucha, el carrasco espinoso, el barbo común ibérico, el pez fraile, el rutilo, etc.

Aunque la base de la dieta de la culebra viperina son los peces, en algunas situaciones, los anfibios pueden ser la parte más importante de su alimentación. Entre los principales anfibios que constituyen el menú de esta serpiente se encuentran la ranita de San Antón, la rana verde común, el gallipato, el tritón jaspeado, el tritón palmeado, la salamandra común, el sapo partero, el sapo común, el sapo corredor, el sapo de espuelas, el sapillo pintojo ibérico, etc.

¿Cómo es la técnica de este ofidio?

culebra viperina
Esta culebra viperina permanece al acecho a que se le acerque alguna presa, como una rana

Básicamente, la culebra viperina emplea dos sistemas de caza: la emboscada, confiando en sus dotes de camuflaje, y la persecución activa.  Para cazar a sus presas, la técnica de caza empleada por esta especie depende del tamaño de la presa, del tamaño de la propia serpiente o del medio acuático.

Por otro lado, la utilización de su propia lengua como señuelo le ayuda a esta serpiente a ser más efectiva en la caza.

Esto es así porque esta culebra igual puede capturar presas que viven en el fondo del río, como el carrasco espinoso, o bien peces mucho más nadadores, que hacen vida a lo largo de toda la columna de agua, como el rutilo. Según el modo de vida de la presa, este depredador se verá obligado a emplear un sistema de caza u otro. Para hacerse con sus presas, la culebra viperina puede llegar a recorrer grandes distancias. Los peces de fondo necesitarán ser cazados al acecho mientras que aquellas especies nadadoras deberán ser cazadas por persecución activa.

La culebra viperina no siempre come lo mismo

Conviene tener en cuenta que estamos frente a una especie muy oportunista, lo que significa que su dieta estará siempre en función de la distinta disponibilidad de las presas que se pueda presentar a lo largo del año y de la facilidad de acceso de dichos recursos tróficos. Por dicho motivo, esta especie se puede alimentar de peces exóticos como la perca sol.

Además de ello, existen diferencias en la dieta de la culebra viperina en función de la edad y del sexo del individuo en cuestión.

Las crías suelen comer más proporción de renacuajos que los adultos, mientras que los machos adultos prefieren alimentarse de carpas y las hembras, de ranas durante la primavera, que es cuando estos anfibios se reproducen y están más activos. Los renacuajos y otras larvas de anfibio son la presa preferida de estas serpientes porque entrañan mayor facilidad de captura. Para el caso de las ranas, la explicación es su mayor disponibilidad durante dicha estación del año y sobre todo su gran aporte en energía en forma de huevos.

Esta serpiente ni mata por constricción ni por envenenamiento

Para ingerir sus presas, la culebra viperina se las traga vivas, sin asfixiarlas por constricción ni sin utilizar veneno. Para ello, previamente inmoviliza a su presa con un buen mordisco, gracias a sus pequeños y afilados dientes recurvados hacia dentro de la boca del animal.

Esta serpiente acostumbra a tragar a sus presas dentro del agua, salvo cuando tengan éstas un tamaño realmente importante. Si así sucede, salen del agua y tragan a sus presas en la orilla del agua o sobre una piedra.

La ingestión de peces, como el espinoso, puede comportar la muerte del reptil, ya que sus espinas dorsales representan un gran peligro para el ofidio si la presa es de grandes dimensiones y no es inusual que le provoque lesiones a la serpiente dicha acción con presas más pequeñas.

Tras ingerir a su presa, busca un lugar soleado para poder digerirla bien. Gracias al efecto reconfortante del baño de sol, que influye en la termorregulación del reptil, su digestión viene llevada a cabo de una forma muy rápida, lo que es aprovechado por esta criatura para cazar más de una presa a lo largo del día.

Más información sobre la culebra viperina y otras serpientes.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.