Hazte fan en Facebook

Cómo educar a nuestro perro

¿Por qué es útil el adiestramiento canino?

Tener un perro bien adiestrado nos proporcionará las siguientes ventajas:

- Nos evitará muchos problemas, ya que un perro bien educado y sin problemas de comportamiento encajará mejor en la sociedad que otro mal adiestrado.

- Nos permitirá disfrutar más de nuestro perro, pues será más obediente y cariñoso con nosotros.

- Harán de nuestro perro un animal feliz, puesto que cualquier perro se rige por una jerarquía clara y bien determinada.

Cómo debe hacerse el adiestramiento canino

La enseñanza del perro puede hacerse a partir de las 12 semanas de edad, ya que no es necesario esperar a que sea adulto.

Perro

Foto de perro

Delante de la palabra "Sit" o sentado, el animal debe permanecer bien situado

- Sentado (sit): Deberemos asegurarnos que nuestro perro se quede bien sentado en el suelo y que responda inmediatamente.

Empezaremos el adiestramiento en casa. Llamaremos a nuestro perro y le enseñaremos una golosina. Cuando se siente el perro, le daremos la golosina y le elogiaremos.

Repetiremos el ejercicio diciendo "sentado".

Cuando haya aprendido la orden, probaremos con situaciones donde haya distracciones, como el jardín.

- Quieto (stay): Esta orden es muy práctica, pues puede ayudar a que el perro no cruce la calle cuando se aleje del dueño.

Usaremos un tono fuerte, acompañado de un gesto de la mano extendida.

Ordenaremos que se siente nuestro perro. En cuanto haya adoptado la postura de sentarse, diremos "quieto". Esperaremos un par de segundos antes de darle el premio a nuestro perro.

En cuanto haya dominado este paso, diremos "quieto" y acto seguido retrocederemos varios pasos mientras el perro permanece en su sitio. Esperaremos un par de segundos antes de darle el premio.

A medida que nuestro perro vaya aprendiendo, añadiremos distracciones como hacerle ruidos extraños o gesticular.

Aumentaremos el intervalo de tiempo entre la orden y el premio.

Cómo aprende el perro

El aprendizaje es el cambio de comportamiento debido a una experiencia anterior. El perro aprende por condicionamiento instrumental, lo que significa que el comportamiento es determinado por el resultado que da dicho comportamiento. Es decir, si el animal recibe un premio, tenderá a repetir dicha conducta. En cambio, si recibe un castigo, tenderá a no repetirla.

Sin embargo, el perro únicamente sabe asociar cuando una actitud es correcta o no si se le premia o se le castiga en el mismo momento de hacerla.

El mejor premio es una golosina. En las sesiones de entrenamiento, hay que llevarlas encima. Si no disponemos de ninguna golosina, los elogios verbales y las caricias también dan buenos resultados.

Para el castigo, se pueden emplear 2 tipos:

- Estímulo doloroso. El estímulo doloroso debe ser lo suficientemente fuerte como para interrumpir el comportamiento indeseable sin causarle daño al animal. Además, deberemos tener en cuenta que los castigos físicos en perros grandes pueden ser interpretados como un juego.

- Aislamiento social: Retener algo agradable, enviarlo a su cama e ignorarlo.

Cómo prevenir y tratar los problemas de comportamiento en el perro

Los principales problemas de comportamiento son:

  • Comportamiento agresivo

  • Hipersexualidad

  • Fobias

  • Desobediencia

  • Tendencia destructiva

El propietario de un cachorro tendrá que dedicar cierto tiempo a prevenir el mal comportamiento de su perro, ya que es mejor prevenir que curar. Para evitar que nuestro perro en el futuro sea agresivo con perros desconocidos no le acariciaremos o consolaremos si gruñe frente a otros perros. También deberemos asegurarnos que se socialice con otros perros durante su crecimiento.

Si se ha adquirido un perro adulto, puede que no haya otra alternativa que intentar solucionar el problema. Si nuestro perro es agresivo con perros desconocidos deberemos practicar ejercicios de dominancia. También evitaremos situaciones de confrontación durante los entrenos. Si hay una pelea, deberemos irnos y en ningún caso permitiremos que nuestro perro permita lo interprete como premio.

Problemas de liderazgo en el perro

Si adquirimos un cachorro, normalmente, nos considerará automáticamente y para siempre como su jefe. El simple hecho de ser nosotros quien le demos de comer a nuestro perro reforzará nuestro liderazgo.

Los perros de talla pequeña aceptan normalmente la autoridad de su dueño. Sin embargo, algunas razas grandes y fuertes como el Dóberman pueden desafiar en ocasiones a su dueño.

Nuestro perro nos puede gruñir o intentarnos morder si tratamos de echarlo de la cama. También puede defender agresivamente su comedero. En ocasiones, puede negarnos el paso cuando nos encontremos frente a él.

Esta clase de problemas hay que tratarlos de inmediato, antes de que lleguen a ser un verdadero problema.

Para solucionarlos, haremos que le de la comida el miembro de la familia que es desafiado por el perro.

Si un perro quiere un juguete no se lo daremos hasta que no haya obedecido alguna orden.

No debemos tolerar que nuestro perro se apoye sobre sus patas delanteras sobre nuestro pecho, porque es una forma de tratar de dominarnos.

* Información relacionada: Etología animal

punto rojo Más información sobre el perro en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil