Hazte fan en Facebook

ALIMENTACIÓN DEL PERRO SEGÚN EL TAMAÑO

Alimentación de los perros de razas pequeñas

Las razas de pequeño tamaño, como el Chihuahua, el Caniche enano o el Yorkshire terrier necesitan dietas con alto contenido energético en forma de proteínas y grasas porque tienen un metabolismo más alto que los perros más grandes.

Perro de raza pequeña

Foto de Perro de raza pequeña

El perro Jack Russel Terrier tiene que ser alimentado en función de su pequeño tamaño

La ración para los perros de talla pequeña debe ser muy apetitosa y de alta digestibilidad para minimizar el volumen de las heces y el riesgo de problemas digestivos, teniendo en cuenta que los perros pequeños suelen ser animales de ciudad y que los problemas digestivos son frecuentes en esta clase de perros.

Se debe ser muy escrupuloso en las condiciones de conservación con las que se guarda la comida para la mascota porque se debe conservar mucho tiempo dado el consumo tan reducido diario del animal.

Como los dueños suelen adquirir la costumbre de darles lo que más les gusta suelen sufrir desequilibrios nutricionales. Es mejor abstenerse de darles las sobras de nuestra comida y alimentarlos únicamente con pienso.

Los perros de razas pequeñas tienen un crecimiento rápido, por lo que es preferible darles una alimentación concentrada en elementos de crecimiento.

Alimentación de los perros de razas grandes

Las razas de gran tamaño, como el San Bernardo, el Mastín de los Pirineos, el Gran danés o el Rottweiler, tienen un tubo digestivo proporcionalmente más pequeño que el de los perros de talla menor. Además, este tipo de razas experimenta un crecimiento más largo (14 meses aproximadamente). En las razas grandes, el crecimiento en longitud de los huesos largos es espectacular. Por otro lado, la esperanza de vida de estos perros es menor porque tienen un envejecimiento precoz.

En un cachorro de raza grande se debe controlar el ritmo de crecimiento y vigilar de que no se produzcan problemas en las articulaciones. Una dieta que no sea muy rica en grasas con raciones bien dosificadas previene que el perro engorde. El índice proteico (indica la calidad de la proteína) no influye en la rapidez con la que crece el animal.

Se tiene que vigilar con los suplementos de calcio, puesto que administrados de forma indiscriminada a los cachorros representan un peligro. Hoy se sabe, por ejemplo, que el aporte excesivo de calcio está directamente relacionado con la aparición de la displasia de cadera.

Darle un exceso de comida no implica que el perro será más grande de adulto, porque esto viene determinado por su genética. Sin embargo, el exceso de comida supone problemas a nivel de huesos y articulaciones porque la masa muscular se puede desarrollar más rápidamente que los huesos y ello supone una sobrecarga sobre los huesos y articulaciones. Ello puede causar displasia de la cadera o de osteochondritis dissecans (osteocondritis disecante), una enfermedad de la articulación muy dolorosa.

La torsión gástrica es más habitual en razas grandes y es muy rara en perros pequeños porque éstas suelen ser de pecho profundo con una caja torácica grande. En esta clase de perros, hay espacio suficiente para rotarse el estómago en el área que está entre las costillas y el estómago La torsión gástrica se da porque el perro come demasiado rápido o hace ejercicio después de comer, lo que hace que ingiera mucho aire. La torsión gástrica puede ser mortal porque se estrangula el duodeno y se obstruye el flujo de sangre. Para remediarla, hay que intervenir quirúrgicamente al animal y la mortalidad aumenta conforme pasa el tiempo.

Los perros de talla grande adultos tienen una escasa tolerancia digestiva, por lo que se les tiene que dar comida muy digestible y lo suficientemente energética como para que las raciones no sean muy voluminosas. La elección de un producto de muy alta digestibilidad y muy energético también es beneficiosa para prevenir la torsión gástrica.

Al cabo de 9 años, los perros de raza grande como el Dalmata o el Setter inglés ya son viejos. Los perros de razas gigantes, como el Mastín napolitano o el San Bernardo, de más de 6 o 7 años de vida muestran ya signos de vejez. La comida de un perro viejo debe ser equilibrada, muy apetitosa y debe estar compuesta por ingredientes de alta calidad para reforzar su salud, Con ello, también aumentaremos su calidad de vida y su esperanza de vida.

* Información relacionada: Razas de perros / Alimentación del perro según la edad

Más información sobre la alimentación del perro en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil