Hazte fan en Facebook

 

 

 

 

ALIMENTOS NO ADECUADOS
PARA LA DIETA DEL PERRO

 

Alimentos prohibidos para el perro

Antes de entrar en detalles, es conveniente advertir que la alimentación de nuestro animal es muy importante para que tenga una vida saludable, por lo que es recomendable consultar la opinión de un veterinario antes de pasar a efectuar cualquier acción en relación a este tema.

Los alimentos que no debemos darle a nuestro perro son la cebolla, el queso enmohecido, la leche, el jamón o el chocolate, entre otros.

Los perros se pueden intoxicar con el chocolate. El chocolate tiene en su composición una sustancia llamada teobromina. La teobromina es un poderoso estimulante del sistema nervioso central. Puede causar arritmias cardiacas graves en perros debido a que aumenta el trabajo muscular del corazón. Los síntomas de intoxicación son: aumento de la ingestión de agua, vómito, diarrea y pueden evolucionar a hiperactividad, temblores y ataxia (pérdida de coordinación). Además, el chocolate tiene una gran cantidad de grasa, lo que puede dañar el páncreas.

Deberemos evitar darle a nuestro perro aperitivos durante el día, dado que pueden suponerle una disminución del apetito. Los aperitivos no tienen la cualidad nutricional para sustituir una comida a base de ración.

Para alimentar a nuestro perro, basta con seguir las orientaciones que nos de nuestro veterinario y con escoger la manera que más se adecue con nuestro estilo de vida.

No es recomendable cambiar de comida de forma brusca. Es conveniente habituar a nuestro perro bajo un periodo de 8 horas, mezclando los dos tipos de alimento.


Cómo debe ser la dieta de nuestro perro

La clave para proporcionar a nuestro animal una dieta equilibrada consiste en proporcionar cantidades adecuadas de todos los nutrientes esenciales: proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y agua. Además, los alimentos deben ser digestibles, palatables (deben ser buenos al paladar), concentrados (el perro debe ingerir la cantidad suficiente de nutrientes específicos) y seguros (deben estar libres de toxinas, bacterias o parásitos).

El perro, pese a estar en el grupo de los carnívoros, se puede considerar un omnívoro, puesto que puede sobrevivir tanto en una dieta exclusivamente carnívora como vegetariana. Una dieta basada exclusivamente en carne no es recomendable debido a la escasez de calcio y hierro que presenta la carne.

Vigilaremos de no colocar la taza de comida muy cerca del agua, pues algunos perros acostumbran a jugar con el agua y ello supondría la fermentación de la comida. Si establecemos un horario para la comida, tendremos un mayor control sobre su alimentación.

* Información relacionada:

Más información sobre la alimentación de los animales en el listado superior.


Otros artículos de interés

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.