Reproducción de los insectos
Animales


 

Animales salvajes

 

LA REPRODUCCIÓN EN LOS INSECTOS

 






La Reproducción de los insectos


Los insectos tienen ciclos de vida cortos y muy eficientes, por lo que se pueden multiplicar rápidamente en condiciones favorables. Una única pareja de escarabajos puede producir en poco más de un año la descendencia suficiente para ocupar todo el planeta Tierra.
Los insectos poseen varios tipos de reproducción. Cada una de ellas tiene sus pros y sus contras evolutivamente hablando.

El sexo de los insectos viene determinado por vía cromosómica, es decir, hay cromosomas sexuales.

En muchos insectos, como los escarabajos, existen diferencias evidentes entre machos y hembras, como sucede con el escarabajo rinoceronte. El escarabajo rinoceronte macho tiene una especie de cuerno sobre la cabeza. La hembra, sin embargo, esta desprovista de este atributo. Ello es un ejemplo de dimorfismo sexual. Otro ejemplo lo tenemos en las mariposas. Muchas mariposas hembra tienen las antenas filiformes, mientras que en el macho son pectinadas.

 

 

Tipos de reproducción en los insectos


Los insectos se pueden reproducir por anfigonia o reproducción sexual (reproducción mas común), por partenogénesis, por pedogénesis o por poliembrionía. Estos animales pueden ser ovíparos (lo más habitual), vivíparos u ovovivíparos.
La mayoría de los insectos tienen reproducción sexual, es decir, hay separación de sexos. Los insectos con reproducción sexual tienen fecundación interna. Los insectos se aparean en pleno vuelo como ocurre en abejas, en el vuelo nupcial como las termitas, en estado de reposo o en movimiento. La reproducción sexual más común de los insectos es la ovípara.
Los insectos ovíparos ponen huevos. Los huevos contienen mucho vitelo y una cáscara protectora. Las hembras depositan huevos fertilizados. El huevo almacena las reservas nutricionales necesarias para el desarrollo del insecto. El desarrollo embrionario se completa fuera del cuerpo de la hembra. Los huevos son colocados cerca de una fuente de alimento. Pueden ser depositados sobre animales, como es el caso del piojo, o de los taquínidos (parásitos de otros insectos) o sobre tejidos vegetales, como la mosca del vinagre. Los huevos pueden ser puestos en grupos o aislados. Los huevos pueden protegerse con una ooteca, como sucede con la mantis religiosa o la cucaracha.
El número de huevos producidos por una única hembra varia mucho según las especies. En las condiciones más favorables una hembra de drosófila puede producir más de 3.000 huevos. Por su parte, la mariposa de la col puede poner unos 600 huevos. Las termitas reinas pueden poner varios millares de huevos por día.




Foto de ooteca de mantis religiosa




Algunos insectos son vivíparos, como los pulgones. En este caso, los huevos no disponen de suficientes reservas nutritivas para el desarrollo del insecto y se desarrollan en el cuerpo de la hembra.

Otros insectos son ovovivíparos, como los taquínidos (moscas) y los coleópteros (escarabajos). Los huevos de los insectos ovovipivíparos son incubados dentro del tracto reproductivo de la hembra.

Ciertos insectos se reproducen por partenogénesis, cuando los huevos se desarrollan sin estar fertilizados. En estos casos, el huevo se madura sin que intervenga la célula sexual masculina. Se da en fásmidos.
Hay distintos tipos de partenogénesis:
- Telitoca: los huevos dan hembras.
- Arrenotoca: los huevos producen machos.
- Anfitoca: los huevos dan machos y hembras.
En ocasiones puede haber alternancia entre una o varias generaciones partenogenéticas y una generación sexual (anfigónica). Esto sucede en los pulgones. Durante la estación favorable, estos animales producen una serie de generaciones partenogenéticas y posteriormente, en otoño, generan machos y hembras ovíparas.
Otro ejemplo de partenogénesis lo tenemos en las abejas. Los huevos no fecundados originan zánganos y los huevos fecundados generan obreras o reinas.

La pedogénesis es una forma de reproducción conocida también como partenogénesis larvaria. Se da en quironómidos. Consiste en la producción de huevos o de formas juveniles por individuos inmaduros.

La poliembrionía es un tipo de multiplicación asexual que se da en diversas familias de himenópteros parásitos, como las avispas icneumónidas. Consiste en la producción de dos o más embriones a partir de un único huevo, gracias a la segmentación del huevo.

 


Fenómenos sexuales


El hermafroditismo, o presencia de ambos sexos en un mismo individuo, es muy raro en insectos. Se da en la cochinilla acanalada o en la mosca de las piedras.

La neotenia es la retención de caracteres inmaduros en el estadio adulto. La neotenia la pueden adquirir ciertos insectos como sistema de defensa contra condiciones ambientales adversas. Esto sucede en los lepidópteros y en las luciérnagas.

El polimorfismo unisexual se puede encontrar tanto en insectos sociales (polimorfismo de casta) en hormigas, termitas y abejas, como en insectos no sociales como los pulgones.

Se da intersexualidad o ginandromorfismo cuando el insecto presenta una condición intermedia entre masculinidad y feminidad. Se da la intersexualidad en la drosófila. En el gusano de seda, encontramos un ejemplo de ginandromorfismo.

 



Anatomía reproductiva


El abdomen, centro reproductivo de los insectos, está formado por once segmentos. El poro genital masculino está en el penúltimo segmento y el poro genital femenino se sitúa en el antepenúltimo segmento.


Los órganos reproductores de los insectos son las gónadas (testículos y ovarios), los gonoductos pares (conductos deferentes y oviductos), el gonoducto impar (canal eyaculador y vagina) y los genitales externos (órgano copulador y ovopositor).
Los espermatozoides de los insectos son móviles y están formados por una cabeza (que contiene el núcleo), un cuello (o segmento intermedio) y una cola.
Los óvulos de los insectos (o células germinales femeninas) pueden ser muy distintos en cuanto a su forma y tamaño. A menudo son esféricos u ovales. A veces son cónicos, fusiformes o muy aplanados.

La presencia y forma del ovopositor depende de la protección que necesitan los huevos. Por ejemplo, ciertos ortópteros que depositan los huevos bajo tierra, para protegerlos de la estación desfavorable, emplean un ovopositor adaptado para excavar.












Foto de chicharra alicorta (hembra)

Se puede apreciar el ovopositor al final del abdomen

 

 

Comportamiento reproductivo


Los insectos emplean diversos estímulos para la atracción de los sexos. Se dan danzas en grupo en moscas de las piedras, nematóceros y frigáneas. En los ortópteros (grillos y saltamontes) el estímulo se genera con la estridulación. En las luciérnagas, el estímulo es luminoso.
No obstante, el estímulo más importante es proporcionado por los colores. Con esta finalidad, muchos insectos poseen glándulas en el orificio sexual. Los lepidópteros bombícidos y satúrnidos hembras producen olor que es captada por los machos con las antenas plumosas, lo que les permite localizar una compañera a varios quilómetros de distancia. En otros muchos lepidópteros, los machos presentan un tipo de escamas olorosas llamadas androconas.
Una vez se han apareado los insectos, el líquido espermático es mantenido en la espermateca y la fecundación puede producirse mucho tiempo después.

Los insectos pueden aparearse una o varias veces, lo que depende de la duración de la vida del insecto adulto.

La fecundidad de la hembra, así como la fertilidad del macho, depende de la temperatura. Los machos de drosófila se vuelven estériles si la temperatura supera su límite de resistencia. La producción de huevos (fecundidad de la hembra) también depende de la nutrición. Para completar el desarrollo de los huevos, ciertos insectos necesitan agua, otros hidratos de carbono o bien proteínas. Los mosquitos hembra necesitan tomar sangre de vertebrados para permitir la maduración de los huevos

Las hormigas y las termitas desarrollan alas en la época reproductiva. Los insectos son los únicos invertebrados con capacidad real de vuelo.

* Ver más sobre:
Críanza de insectos

Más información sobre la reproducción de los animales en el listado superior.



www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com