Animales


 

 

 

Animales útiles y perjudiciales

 

EL TETRA NEÓN









Cuidados del tetra neón
(
Nombre científico: Paracheirodon innesi)



Características del tetra neón


El tetra neón es una de las especies más conocidas entre los aficionados al mundo de los peces de acuario por su bello colorido. El tetra neón fue descubierto en 1940 en el río Amazonas por Auguste Rabout. La inmensa mayoría de tetras neones que se comercializan son criados en cautividad. No hace mucho tiempo, se le conocía al tetra neón bajo el nombre científico de Hypehessobrycon innesi.

Es un pez de pequeño tamaño ya que mide de 2 a 4 cm. Como la mayoría de peces, tiene forma ahusada, es decir, de torpedo. Su morro es redondeado y el iris tiene puntos de color dorado brillante. Las aletas son incoloras. Posee una franja fluorescente de color azul verdoso que recorre toda la parte superior de su cuerpo, desde el ojo hasta la aleta adiposa como si fuese un tubo de neón, de ahí el nombre común de este pez. Se cree que cumple la función de ayudar a la formación de parejas, puesto que el color atrayente de la franja azulada ayuda al macho a encontrar a su compañera en la oscuridad de las aguas negras. Su lomo es de color pardo y el vientre es blanco crema o plateado. La zona posterior, desde la aleta caudal hasta las aletas pélvicas, es de color rojo; este detalle lo diferencia del tetra cardenal que tiene una banda roja desde la boca hasta la aleta caudal. La hembra tiene un cuerpo más abombado o redondeado porque tiene un abdomen más voluminoso. Además, su banda azul está más torcida. El macho es más pequeño que la hembra.

La esperanza de vida del tetra neón es de más de 10 años, aunque normalmente cuando es mantenido en un acuario no vive más de 5 años.

El tetra neón es un pez de la familia de los carácidos como el tetra cardenal (Cheirodon axelrodi), el tetra emperador (Nematobrycon palmeri), el tetra limón (Hyphessobrycon pulchripinnis), el tetra rosado (Hyphessobrycon bentosi), el tetra luminoso (Hemigrammus erythrozonus), el pez hacha (Gasteropelecus sternicula), el pez lápiz (Nannostomus beckfordi) o la mismísima piraña roja (Pygocetrus nattereri). Al ser de la misma familia que la piraña, guarda un parecido en la disposición de sus pequeños dientes, pero es totalmente inofensivo para el ser humano.

Esta especie de pez de agua dulce es originaria del Amazonas, pues vive de forma salvaje en América del Sur, en la zona oeste, en los siguientes países: Brasil, Colombia y Perú. Vive en las aguas negras, es decir, en aguas con un alto contenido en materia orgánica disuelta sobre las que se desarrollan bosques inundables. Las aguas negras tienen una gran presencia de material húmico disuelto. El pH de estas aguas es inferior a 4,5 debido a los ácidos orgánicos y coloides que se forman a partir de la materia orgánica disuelta. El pH bajo de estas aguas hace que estén libres de bacterias y otros gérmenes. Estas aguas son también blandas (tienen mínimas concentraciones de sales disueltas).



Foto de tetra neón
(
Paracheirodon innesi )

En el tetra neón, la zona roja del abdomen le llega únicamente desde la aleta caudal hasta las aletas pélvicas, es decir, hasta la mitad de su cuerpo, mientras que en el tetra cardenal esta zona se extiende desde el ojo hasta la aleta caudal.
















¿Qué come el tetra neón?


El tetra neón es un pez omnívoro. Le podemos dar escamas, alimento congelado (artemia, larvas) y alimento vivo (es importante darle alimento vivo ya que pertenece a la misma familia que las pirañas). Agradecerá enormemente que le demos alimento vivo, como artemia salina, tubífex, larvas de mosquito, dafnias y pequeños gusanillos. El tetra neón siente especial predilección por los tubífex.

Para variar la dieta, le podemos dar verduras frescas, por ejemplo, unos trocitos de lechuga.

Le daremos de comer unas 3 veces al día en poca cantidad. El tetra neón no aprovecha lo que cae al fondo, por lo que deberemos tener especial cuidado de que no haya demasiados sobrantes o bien introducir coridoras al acuario para evitar que empeore la calidad del agua y los consecuentes problemas de salud.

- Ver
Alimentación de los peces

Material necesario para el tetra neón


Como el tetra neón es un pez de pequeño tamaño, lo podemos mantener en un acuario de 40 litros, aunque cuanto más espacioso sea el acuario mejor. El acuario debe tener forma de
paralelepípedo rectangular.

Mantendremos este pez con bastantes plantas pero procurando que tenga espacio suficiente para nadar. Las plantas más adecuadas son las que necesitan poca luz para vivir, como Vallisneria gigantea, Echinodorus cordifolius o Anubia congensis, porque el acuario del tetra neón debe estar poco iluminado. El fondo debe ser oscuro. La luz directa le resulta dañina al tetra neón.



Condiciones adecuadas para el tetra neón


El pH del agua debe estar entre 5 y 6'5. La temperatura se situará entre los 22 y los 26ºC porque el tetra neón procede de aguas cálidas. El agua tiene que ser blanda. Si el agua es dura, le provoca una enfermedad del riñón mortal llamada calcionefrosis (bloqueo de las nefronas de los riñones por sales de calcio).

Procuraremos que los filtros de agua no provoquen corrientes excesivas ya que el tetra neón proviene de aguas tranquilas. Además, es aconsejable que la iluminación no sea muy intensa y que existan ciertas zonas de sombra.

Requiere buena oxigenación, por lo que un filtro de turba es lo más adecuado.

 

Mantenimiento del tetra neón


El tetra neón es un pez que, como el tetra cardenal, vive en grupos, por lo que introduciremos en nuestro acuario como mínimo unos 10 individuos. Es importante respetar el número mínimo de ejemplares porque si están en grupos pequeños pueden comportarse de forma agresiva porque se sienten desprotegidos. Suele nadar por la zona media del acuario. Los individuos dominantes van siempre en la posición central y los inferiores en la exterior.


El tetra neón es un pez muy pacífico, por lo que es apto para acuarios comunitarios. Vive muy bien con otros carácidos. No es un pez territorial. Sin embargo, puede ser presa fácil de peces grandes como los escalares o también llamados peces ángel (Pterophyllum scalare) y otros cíclidos como los discos (Symphysodon discus) porque son peces muy agresivos.

Esta especie es sensible al protozoo llamado Plistophora hyphessobryconis que causa la enfermedad del tetra neón o plistoforosis, es decir, daño muscular y como consecuencia de ello padecen de deformidades en la columna vertebral (escoliosis). Deberemos aislar a los peces enfermos de inmediato. Además, el tetra neón es un pez muy sensible al punto blanco (causada por pequeños protozos ciliados llamados Ichthyophthirius Multifiliis) pero también al verde malaquita (el tratamiento contra el agente causante del punto blanco). Por ello, si hay que medicar al tetra neón con el verde malaquita deberemos reducir la dosis a la mitad.

Cría del tetra neón
(
Nombre científico: Paracheirodon innesi)



Para conseguir que nuestro tetra neón se reproduzca, es muy importante que el agua sea ácida y blanda y que haya mucha vegetación puesto que en ella el tetra neón realiza la cópula y pone los huevos. La plantas acuáticas llamadas milhojas acuática (Myriophyllum) o el musgo de Java (Vesicularia dubyana) resultan muy adecuadas. Es importante que alimentemos al tetra neón con alimento vivo. Los tubífex tienen que estar limpios. Para lograr un agua blanda utilizaremos agua destilada. En aguas duras el tetra neón no puede reproducirse porque se vuelve infértil. Para mantener el pH ácido, podemos utilizar turba en nuestro filtro. Cabe advertir que la reproducción del tetra neón es muy complicada para el aficionado, pero no es imposible.

El tetra neón tiene reproducción ovípara. La hembra de tetra neón suele poner entre 120 y 200 huevos entre plantas de hojas finas y la puesta suele durar unas 3 horas. Es bueno tener un tanque para la cría con muchas plantas y con rejilla en el fondo para proteger a los huevos ya que sino los huevos pueden ser devorados por los adultos. Otra opción es retirar la pareja del acuario donde haya los huevos. Los huevos tienen que estar a oscuras o se crearán hongos. Cuando eclosionan los huevos, al cabo de
24 a 48 horas, los recién nacidos se alimentan de las reservas del saco vitelino unos 4 o 5 días. A partir de entonces, saben nadar bien y los alimentaremos con infusorios (protozoarios). A los 9 días, los alimentaremos con artemia en fase de nauplios. Pasadas 3 semanas, ya se les puede alimentar con microgusanos. Al cabo de 1'5 meses se les puede dar comida en escamas desmenuzada. Las larvas recién eclosionadas son fotófobas (huyen de la luz), por lo que debemos mantener el acuario totalmente oscurecido, tapando la parte superior y los laterales con cartulina negra. Con el paso del tiempo, iremos permitiendo gradualmente el paso de la luz. A las 9 semanas de vida, los peces adquieren la coloración de adulto, pero no es hasta los 3 meses que se pueden introducir los peces jóvenes con los otros peces.

El tetra neón alcanza la madurez sexual a los 9 ó 12 meses de vida.

Más información sobre otros animales exóticos en el listado superior.

 

 


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com