Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

CORNEZUELO DEL CENTENO

(Claviceps purpurea)

CORNEZUELO DEL CENTENO

¿Qué es el cornezuelo del centeno?

El cornezuelo del centeno, también llamado ergot, es un hongo propio del centeno y de otros hierbas, que fabrica alcaloides muy tóxicos, la ergotoxinas, los cuales provocan una enfermedad muy conocida en la Edad Media como “Mal de los ardientes, Peste del fuego o peste de San Antonio”.

Afecta principalmente al centeno, aunque puede aparecer en otros cereales o hierbas. Es debido a este hongo que el centeno ha tenido siempre muy mala fama. Se trata de un hongo que crece en los períodos húmedos y contamina el grano cuando no se conserva en condiciones idóneas.

La parte externa del hongo recuerda a clavos encastados en la espiga del centeno, de ahí que se le llamara científicamente Claviceps. Cuando empiezan a desarrollarse es marrón claro, pero, a medida que madura, se vuelve negro-azulado.

¿Qué contiene el cornezuelo del centeno?

corne

Espiga de centeno
con cornezuelo

Entre los principales componentes del cornezuelo del centeno se encuentra el alcaloide ergotamina, a partir de la cual Albert Hofmann en 1938 extrajo la Dietilamida del Ácido Lisérgico, comúnmente conocida como LSD.

Otros componentes importantes del cornezuelo son otros alcaloides como la ergometrina, la ergocristrina y la ergocriptina.

¿Qué efectos produce el cornezuelo del centeno?

El cornezuelo del centeno es el responsable del ergotismo, una enfermedad que tenía gran incidencia entre los pobres, que se alimentaban de granos contaminados. El ergotismo puede afectar tanto a los humanos como a los animales que comen la planta infectada por el hongo.

El síntoma principal es la perdida de miembros en los pies y en las manos, de orejas, nariz, etc.. producidas por una mala circulación. Los responsables de estos efectos son los alcaloides que producen estrechamiento de los vasos sanguíneos hasta el punto que dificultan la circulación. La falta de riego sanguíneo origina gangrena a los miembros afectos que deben ser amputados.

Otro síntoma característico son las alucinaciones producidas por sus componentes que hacía pensar durante la Edad Media, y hasta que se investigó científicamente su contenido, que los afectados se volvían “locos”.

Propiedades medicinales del cornezuelo del centeno

A pesar de su toxicidad, el cornezuelo del centeno, se ha utilizado en la industria farmacéutica para la producción de fármacos, como medicinas para el tratamiento de la migraña, para detener el sangrado después del parto o para la enfermedad de Parkinson.

El uso tradicional del cornezuelo del centeno es muy antiguo. Se ha descubierto su uso en yacimientos procedentes de la Edad de Hierro en ceremonias para la fertilidad. Los misterios eleusinos de la antigua Grecia eran rituales de primavera en la que se bebía una pócima conocida como Kykeon. El Kykeon estaba confeccionado con cebada, queso de cabra, agua y hierbas medicinales, especialmente poleo.

Los misterios eleusinos han sido muy famosos por su duración y por el estado de trance en que entraban sus participantes. La teoría más defendida en la actualidad es que la cebada utilizada para confeccionar el Kykeon debía estar infectada por cornezuelo del centeno.

Como remedio casero se ha utilizado inapropiadamente como abortivo, para aumentar el deseo y para detener el sangrado de las mujeres que acaban de dar a luz.

Igualmente desafortunado ha sido su uso como alucinógeno. Práctica que ha llevado a consecuencias desastrosas para la salud.

No debemos olvidar que el cornezuelo del centeno es muy tóxico y puede producir la muerte en dosis de un solo gramo.

Entre los principales síntomas de intoxicación por cornezuelo del centeno se encuentran los siguientes: dolor de cabeza, vómitos, temblores, diarrea, mareos, contracciones uterinas muy fuertes, falsas sensaciones, frialdad en la piel, dolor en el pecho, hipotensión, dificultad respiratoria y, en casos graves, parada cardiorrespiratoria.

Uno de los síntomas más característicos es la profunda quemazón en las piernas, producida por la falta de riego sanguíneo, de ahí que se conozca a este hongo como "Mal de los ardientes" o "Peste del fuego"

¿Existe hoy peligro de contaminación con cornezuelo?

Aunque todavía puede encontrarse este hongo en campos de cultivo de centeno poco cuidados o abandonados, afortunadamente, los granos y harinas que se comercializan actualmente están libres del cornezuelo.

Se conoce como prevenirlo y combatirlo incluso en la agricultura ecológica, por lo que no existe peligro de toxicidad en el centeno que se puede comprar en tiendas de alimentación.

punto rojo Más información sobre el centeno.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil