Problemas que causa el ácaro varroa

¿Qué problemas causa Varroa destructor en la abeja doméstica?

Actualmente, la varroasis o enfermedad parasitaria producida por el ácaro varroa es una pandemia porque tiene afectación a escala mundial.

Aunque no es la única causa, la enfermedad causada por varroa o varroasis es la responsable de la muerte en masa y de forma súbita de las abejas obreras de una colmena, grave fenómeno para la apicultura conocido como Problema de colapso de colonias o, en inglés, Colony collapse disorder (CCD).

El ácaro varroa provoca un debilitamiento de la colonia y finalmente su extinción, porque además de alimentarse de su «sangre», les suele vehicular una serie de virus, que tienen como consecuencia la malformación de sus alas (DWV) y la parálisis de sus cuerpos (llamados virus de la parálisis aguda, ABPV, y virus de la parálisis crónica, CBPV).. El varroa actúa como vector mecánico y biológico del virus responsables de la malformación de las alas de las abejas, porque se multiplica en el cuerpo del propio varroa.

Con la introducción de la abeja europea en el continente asiático no solo se introdujo el ácaro parásito varroa también pasó de Apis mellifera a Apis cerana o abeja asiática una enfermedad que antes no tenía, causada por un protozoo parásito llamado Nosema ceranae. Aunque este último parásito también hace daños en la colonia de abejas, algunos autores opinan que su potencial patógeno no es tan elevado como el de Varroa destructor. Según esta corriente de opinión, el protozoo parásito de las abejas tendría un papel como oportunista, porque causaría serios problemas a la colonia de abejas, solo si ésta se encuentra afectada, por otras causas, como el mismo varroa u otras.

* Información relacionada: Tipos de parásitos

Foto de abejorro común (Bombus terrestris). Los abejorros, como el abejorro común, pueden verse atacados por Varroa destructor como las abejas

Daños que causa Varroa destructor sobre la fauna salvaje

Varroa destructor no solo ataca a la abeja, también se ha visto que afecta a una serie de himenópteros salvajes, muy emparentados con ella, como diferentes especies de abejorros, del género Bombus, como el abejorro común (Bombus terrestris), porque todos ellos, como la abeja doméstica, pertenecen a la familia de los ápidos.

La presencia de las abejas domésticas puede suponer la introducción del ácaro parásito, y los consiguientes problemas asociados a los virus vehiculados a través de la picadura de éste.

Cómo combatir el ácaro Varroa destructor

  • A escala administrativa: Muy pocos países del planeta están libres de este parásito tan destructivo. Los que sí pueden decirlo, como Australia, mantienen cuarententas muy estrictas para minimizar al máximo las posibilidades de entrada del parásito al país.
  • A nivel individual: Se pueden emplear tratamientos farmacológicos a base de medicamentos con eficacia demostrada, como el Coumafos o el Amitraz. Las técnicas de manejo incluyen prácticas como destruir las colmenas débiles, parasitadas con varroa, o bien cambiar habitualmente a la reina para hacer la colonia más resistente a las infecciones.
  • A nivel empresarial: Selección genética para crear cepas resistentes al ácaro parásito.

Más información sobre las abejas.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

24 abril, 2020

Otros artículos de interés