ADMINISTRACIÓN DE MEDICAMENTOS EN PERROS

Cómo darle los medicamentos por la boca al perro

La administración de medicamentos vía oral se realiza a través de la boca. Pueden ser medicamentos sólidos (pastilllas o polvos) o líquidos (jarabes o suspensiones). En la mayoría de los casos, se requiere que animal trague el medicamento. Si bien, puede tratarse de un medicamento en forma de aerosol. Este caso, es útil para tratar estomatitis o infecciones bucofaríngeas.

Hacer engullir una pastilla (comprimido o píldora) a un perro nervioso no siempre es una tarea sencilla. El perro puede agitarse y resistirse. Además, si nosotros también estamos nerviosos o inseguros, esto se comunica al perro y se empeoran las situación. Por lo tanto, hay que conseguir que el animal esté tranquilo. Para ello debemos hablarle en tonos bajos y agradables, acariciarle lentamente y estar nosotros mismos también calmados. Hay que evitar los ruidos ambientales y el alboroto.

Para administrarle el medicamento vía oral hay que abrirle bién la boca al animal y colocar la pastilla en el fondo de la garganta. Es importante colocarla profundamente o sino la puede escupir. Para las pastillas, como para el jarabe, hay que elevar la cabeza del perro en diagonal. Nos daremos cuenta que el animal traga la medicación por que realizara una arcada. A continuación, masajearemos su cuello para favorecer el paso de la píldora.

Para los jarabes, se utiliza una cucaracha o una jeringa (sin aguja). La cabeza del perro debe estar en diagonal hacia arriba. Una vez le ha entrado el líquido en la cavidad bucal, hay que mantenerle la cabeza levantada para que el medicamento corra hacia la garganta y sea ingerido sin impedimentos.

Cómo darle los medicamentos por vía rectal al perro

En la vía de administración por vía rectal, el medicamento se introduce en el organismo a través del orificio rectal.

Los supositorios se utilizan poco en veterinaria. También se administran por vía rectal los medicamentos destinados a combatir las inflamaciones locales, como las de las glándulas anales.

El supositorio debe ser introducido en el recto lo más profundamente que sea posible. Estos tratamientos pueden ser dolorosos, por lo que se deberán hacer con mucho cuidado, cariño y paciencia y prudencia si el animal tiende a morder.

Es preferible poner los supositorios por la noche para que no los expulse rápidamente junto con las heces.

Los casos graves de estreñimiento pueden ser solucionados realizando un lavado vía rectal.

Cómo ponerle inyecciones al perro

La forma de administrar medicamentos con ayuda de una inyección se llama parenteral.

Las inyecciones pueden ser subcutáneas (debajo de la piel), intramusculares (en los músculos) o intravenosas (en las venas).

Para realizar inyecciones intramusculares o intravenosas se requiere experiencia. En cambio, las inyecciones subcutáneas pueden ponerlas sin peligro incluso las personas que no tienen ninguna experiencia.

Las inyecciones subcutáneas se ponen en la piel del lomo de la zona de la cruz porque aquí la piel es muy laxa. Para ello en primer lugar, se desinfecta con un algodón y alcohol la zona donde va a ponerse la inyección. Después, se levanta la piel con los dedos, se hace penetrar la aguja y se inyecta el medicamento. Finalmente, se retira la aguja.

Cómo ponerle gotas para los ojos al perro

Cuando la aplicación del medicamento se realiza directamente sobre el ojo del animal, se le llama vía oftálmica. La vía de administración oftálmica es muy común en aves.

Las conjuntivitis son muy habituales en los perros y se tratan con colirio. Para ponerlo se levanta la cabeza del animal y se deja caer 1 ó 2 gotas de colirio en el ojo.

Normalmente, se deben poner las gotas en los ojos varias veces al día porque los colirios se eliminan con bastante rapidez por las vías lagrimales del ojo

No es aconsejable poner gotas al perro sin que el veterinario no haya realizado un diagnóstico y haya prescrito el medicamento adecuado.

Otras formas de aplicar el medicamento a los animales

Otras vías de administración de medicamentos son:

  • Tópica: se administra el medicamento directamente sobre la piel del animal. Puede ser en forma de pomada, polvo o líquido.

  • Ótica: se aplica el medicamento en la cavidad del oído. Es muy común cuando se presentan infecciones a nivel del oído externo y medio.

  • Nasal: se aplica el medicamento a través de los orificios nasales. El medicamento puede ser en forma líquida o pulverizado mediante un inhalador o un nebulizador. Es muy utilizada en las especies veterinarias que presentan problemas respiratorios.

  • Vaginal: el medicamento se aplica directamente por la vaginal del animal. Es muy común en infecciones vaginales o de metritis.

* Información relacionada: El Perro

Más información sobre el perro en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.