¿Por qué los loros saben hablar?

¿Cómo consiguen hablar los loros?

¿Por qué los loros son de las pocas aves que tienen capacidad para hablar?

Cotorra
Las pstitácidas son conocidas por sus habilidades para hablar.

Los loros tienen la habilidad de producir una serie de sonidos que unidos imitan bastante bien palabras y, !qué bien saben aprovecharla, cuándo se convierten en mascotas! Poder hablar, es la llave para captar mejor las atenciones y cuidados de sus satisfechos dueños.

En el mundo de las aves, las psitácidas, no son los únicos representantes, aunque son el mejor ejemplo de animales con capacidad de la palabra. Otras aves también poseen dicha habilidad, entre las que se cuenta el miná del Himalaya, pero existen muchas especies de loros «que hablan», desde guacamayos y cotorras hasta agapornis y periquitos.

No obstante, algunas especies de loros son mejores habladoras que otras, que necesitan menor entrenamiento para poder hablar y muestran mejores resultados. Y lo que es más sorprendente, existen diferencias entre las habilidades de hablar en una misma especie ya que, por ejemplo, no todos los yacos son igual de elocuentes.

El loro gris africano o yaco es una de las aves que mejor sabe hablar.

La inteligencia de los loros es sorprendente

Los loros poseen un nivel de inteligencia muy avanzado, lo que les da la posibilidad de aprender y memorizar los sonidos que oyen de su entorno, para imitarlos con gran precisión, formando sonidos que recuerdan a las palabras que pronunciamos los humanos. En definitiva, estos animales hablan, o al menos eso parece.

Gracias a ello, estas aves, a veces, son capaces de imitar muy bien las palabras y reproducirlas en situaciones adecuadas, como, por ejemplo, el nombre de su propietario para que éste les de comida u otro premio.

La lengua de los loros es diferente a la mayoría de aves

Guacamayo
La conformación de la lengua les permite a algunos loros poder hablar con precisión.

A diferencia de otras aves, la lengua de los loros es redonda, carnosa y muy movediza. En estado salvaje, la utilizan con gran habilidad para extraer la carne de las semillas, su principal fuente de alimento.

Gracias a las habilidades que tienen estas aves con dicho órgano de su anatomía bucal, pueden  pronunciar una gran variedad de sonidos de forma muy efectiva, porque pueden articular los sonidos de forma semejante a cómo lo hacemos los seres humanos para hablar y para eso necesitan mover y situar la lengua en la boca donde toca.

La habilidad de emitir sonidos complejos la utilizan los loros para comunicarse entre sí, cuándo viven salvajes, y les permite, por ejemplo, encontrarse entre el espeso follaje de la selva o avisarse ante la presencia de algún depredador.

Los loros no tienen cuerdas vocales como los humanos

Por sorprendente que nos parezca, las psitácidas y demás aves no tienen cuerdas vocales como los mamíferos. En cambio, poseen un órgano vocal especial llamado siringe. La siringe está formada por un conjunto de músculos que modulan el canto del ave. La gran intensidad del canto de las aves se debe en gran parte a sus potentes pulmones y en parte a la sirigine.

Por ello, aunque carecen de cuerdas vocales estas aves pueden pronunciar palabras con gran fuerza, a desagrado de algunos vecinos menos comprensivos.

¿Realmente los loros saben hablar?

Los loros, cuando viven de forma salvaje, libres en la naturaleza, no imitan a otros animales ni por supuesto a las personas. La emisión de sonidos les sirve para comunicarse a las aves psitácidas con los distintos miembros de su grupo y poder cooperar si hace falta en tareas variadas, como alimentarse o cuidar del nido. No olvidemos que estos animales son gregarios y, por lo tanto, muestran comportamiento social.

Estos animales aprenden los sonidos que utilizan para comunicarse en el seno familia, y los miembros del grupo familiar tienen la capacidad de imitación, de modo que puede haber variedad en los sonidos que emiten los loros entre los distintos grupos.

En cautividad, esta capacidad de los loros, gracias a su especial inteligencia y la particular conformación de su lengua, es redirigida hacia la comunicación con su propietario, lo que les suele dar beneficios y por eso lo hacen.

Lo más sorprendente de todo es que se ha comprobado científicamente que estos animales tienen un cerebro capaz de decodificar el lenguaje de los humanos, asociándolo con su comportamiento para utilizar las palabras en su contexto correcto. Por ejemplo, saben decir «adiós» cuándo su dueño abandona la habitación dónde ellos están.

¿Los loros son las únicas aves que hablan?

Cuervo
El cuervo es capaz de aprender a hablar.

No tienen capacidad de reproducir palabras sólo las psitácidas entre las aves, puesto que otras especies pueden hablar, imitando más o menos bien la comunicación verbal del ser humano.

El miná del Himalaya, un pájaro emparentado con los estorninos, destaca, como los loros, por sus grandes habilidades para el habla. El cuervo, la urraca y otros córvidos también son buenos habladores si se les entrena. Otros pájaros que saben imitar palabras son los mímidos, como los sinsotes o los cuitlacoches, porque estas especies pueden imitar el sonido de otras aves y de otros elementos del entorno.

Si bien, estas otras aves no llegan a pronunciar las palabras tan bien como los loros, también son capaces de hablar a su manera.

Más información sobre los loros.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

23 abril, 2020

Otros artículos de interés