Enemigos del sapo común

Depredadores del sapo común

¿Qué enemigos tiene el sapo común?

El sapo común (Bufo bufo) se encuentra protegido por una sustancia irritante y tóxica que secretan diferentes glándulas de la piel, como las glándulas parótidas. Este mecanismo de defensa y otros como la ejecución de posturas disuasorias frente a depredadores algo más grande que él, lo ponen a salvo de numerosos enemigos naturales.

Gracias a ello, el sapo común y otros bufónidos están más protegidos de los depredadores que otros anfibios como la rana verde o el gallipato. Esta especie está protegida del ataque de numerosos mamíferos y aves. Solo algunas aves rapaces, como el busardo ratonero (Buteo buteo), milano negro (Milvus migrans) o el milano real (Milvus milvus), se atreven a comer este sapo. Para poderse comer a los sapos, estas aves han aprendido a manipularlos, sacándoles la piel para evitar el veneno.

Se ha observado como las víboras en ocasiones dan caza al sapo común.

¿Cuándo los sapos se ven más amenazados?

Sapo

Durante la época de cría el sapo común es más vunerable a los depredadores y otras amenazas

Durante la época de reproducción, algunas especies de anfibios, como el sapo común (Bufo bufo), el sapo corredor (Bufo calamita) o el gallipato (Pleurodeles waltl) se congregan en sus charcas de cría en gran cantidad porque tienen un tipo de reproducción explosiva, lo que las hace especialmente vulnerables al ataque de los depredadores.

Las grandes concentraciones de individuos que tienen lugar en estos momentos del año los convierten en una presa fácil para los mamíferos pero también para las aves, entre otros vertebrados.

Hasta tal punto es importante el impacto que ejercen los mamíferos especialistas en comer anfibios, como la nutria, que en algunos momentos del año pueden llegar a amenazar a las poblaciones de alguna especie de anfibio que ya se encontraban en peligro previamente.

Sin embargo, la amenaza principal para la conservación de estos animales es el ser humano, quien destruye su hábitat o lo altera poniéndole difícil la vida al sapo común y a otros anfibios. En demasiadas ocasiones estos vertebrados ven la muerte en las carreteras durante los desplazamientos que tienen que hacer para reproducirse o comer.

¿Qué otros peligros amenazan al sapo común?

Además del ser humano y de los depredadores que conviven de forma ancestral con los anfibios, estos animales se ven acechados por los depredadores de origen foráneo. En este grupo se incluyen todas las especies exóticas invasoras que en su dieta tienen los anfibios como ingrediente principal o secundario.

En poblaciones reducidas de anfibios, el incremento en la depredación causado por cualquier especie invasora puede entrañar fatales consecuencias para su supervivencia, incluso a corto plazo.

La nota positiva es que si un anfibio goza de protección para los depredadores nativos también puede estar protegido para sus homólogos exóticos, como sucede, por ejemplo, con el sapo corredor (Bufo calamita).

Más información sobre el sapo común y otros anfibios.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.