Funciones de la piel de los anfibios

Para qué les sirve la piel a los anfibios

¿Qué funciones tiene la piel de los anfibios?

La piel de los anfibios es una barrera contra la evaporación y permite la absorción de agua. Además, la piel es un órgano respiratorio en el caso de los anfibios. También tiene una función defensiva, porque en muchas especies de anfibios hay veneno.

* Más información: Piel de los anfibios

En la imagen: Foto de piel

de sapo común

La piel de los anfibios en la regulación del agua corporal

La piel de los anfibios cumple un papel muy activo en el control del equilibrio hídrico. La permeabilidad de la piel de estos vertebrados cambia según su actividad. Cuando los anfibios están en tierra firme buscando alimento, la permeabilidad de la piel al agua aumenta para facilitar la absorción de dicho elemento, pero cuando están en el medio acuático se reduce dicha permeabilidad para que disminuya la absorción de agua. Cuando los anfibios realizan la hibernación en el agua, se altera la permeabilidad iónica de sus fluidos corporales para aumentar la absorción.

Gracias a las especiales adaptaciones de los anfibios al medio terrestre, incluso se pueden encontrar algunas especies de anfibios que viven en zonas donde hay un intenso calor o hay escasez de agua, como los desiertos.

La piel de los anfibios en la respiración

Los anfibios son los primeros animales en los que aparece la respiración pulmonar, adaptación fundamental para pasar de un medio acuático a un medio terrestre.

Además de respiración pulmonar, los anfibios tienen respiración cutánea, es decir, que respiran a través de la piel. Para que haya respiración cutánea, la piel de los anfibios tiene que estar siempre húmeda. Con ello se consigue el intercambio gaseoso entre los capilares sanguíneos que llegan hasta la superficie de la piel y el medio externo.

La piel de los anfibios como sistema defensivo

La piel de los sapos y de otros anfibios está provista de glándulas secretoras de un líquido tóxico e irritante.Detrás de los ojos, algunos anfibios tienen las glándulas parótidas, que secretan el veneno, aunque tienen otras glándulas secretoras de veneno por todo el cuerpo. Si un animal intenta comerse al anfibio, sentirá un ardor en la boca, obligándolo a dejarlo ir.

* Información relacionada: Mecanismos de defensa del sapo

Más información sobre los anfibios.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.