Características de la babosa leopardo

Ficha de la babosa leopardo, Limax maximus

Cómo es la babosa leopardo

Nombre común: Babosa leopardo

Nombre científico: Limax maximus

– Nombres en otros idiomas:

  • Inglés / English: Leopard slug / Grear grey slug
  • Francés / Français: Limace léopard
  • Catalán / Català: Llimac lleopard
  • Gallego / Galego: Lesma leopardo
  • Italiano: Grande limaccia grigia
  • Portugués / Português: Lesma-leopardo
  • Alemán / Deutsch: Tigerschnegel
  • Ruso / Русский: Большой слизень
  • Holandés / Nederlands: Grote aardslak
  • Rumano / Română: Limax mare
  • Sueco / Svenska: Pantersnigel

Clasificación:

Clase: Gasterópodos

Orden: Pulmonados

Familia: Limácidos

  • Longitud: Hasta 15 cm, raramente 20 cm.
  • Hábitat: Bosques, jardines, setos, cementerios, bodegas, invernaderos.
  • Distribución: Europa y resto del mundo.
  • Costumbres: Especie terrestre, nocturna.
  • Alimentación: Omnívora (hojas, flores, brotes, frutos, tubérculos, setas, otras babosas).
  • Reproducción: Ovípara. Puesta: 200 – 300 huevos. Incubación: 20 – 40 días.
  • Longevidad: 3 – 4 años.

Aspecto físico de la babosa leopardo

Babosa leopardo
Foto de babosa leopardo

Se trata de una babosa de gran tamaño y de aspecto llamativo por su color claro de fondo, gris o pardo claro, con manchas oscuras distribuidas a lo largo de todo su cuerpo de forma regular. En cambio, a nivel ventral este animal es de un blanco crema uniforme.

Este invertebrado en algunos casos llega a medir hasta 20 centímetros de longitud, aunque generalmente no suele superar los 15 cm de largo o quizás menos. La coloración de la babosa leopardo es bastante variable y oscila entre el gris, el pardo, el rosado crema o bien un pardo amarillento. Algunos ejemplares de esta especie presentan franjas en lugar del típico punteado, que faltan en el manto.

Al final de su cuerpo, esta especie tiene una estructura de cresta llamada carena dorsal. Presentan el orificio respiratorio, que recibe el nombrte de pneumostoma, en el margen posterior del manto, por la cara derecha del mismo.

Costumbres de la babosa leopardo

La babosa leopardo es una especie nocturna, por lo que es difícil de ver. Durante el día, se esconde en sitios protegidos de la luz solar, como bajo piedras, en la hojarasca o en la corteza muerta de algún tronco. La babosa leopardo está activa en noches lluviosas y cálidas.

Aun tratándose de un gasterópodo como el caracol, la babosa leopardo alcanza velocidades sorprendentes que le hacen ser capaces de atrapar a otras babosas, para alimentarse de ellas.

Este animal se guía por el rastro de mucus dejado durante la noche para encontrar la comida que abandonó la noche anterior. Este comportamiento recibe en inglés el nombre de homing behavior, que se traduce en español como instinto de regresar a casa.

La babosa leopardo hiberna en cavidades subterráneas, bodegas y otros sitios resguardados, en estadio de adulto.

¿Qué come este animal?

Este molusco se alimenta de materia vegetal en descomposición, de hongos y de plantas vivas, por lo que no constituye una plaga especialmente perjudicial para las plantas.

Por otro lado, la babosa leopardo es beneficiosa porque en ocasiones devora otras especies de babosas.

¿Dónde vive esta especie?

Babosa leopardo
Foto de babosa leopardo

En la actualidad, la babosa leopardo se encuentra en gran parte del mundo, porque ha sido introducida en países como los Estados Unidos, aunque se cree que esta especie es originaria del sur de Europa, de la Cuenca del Mediterráneo, lo que incluye el norte de África.

De forma alóctona o exótica, este molusco está presente en algunos países subsaharianos, como Sudáfrica o Mozambique, así como en muchos países de Latinoamérica. También se le puede ver como especie exótica en Autralia, Nueva Zelanda, China, Japón…

A la babosa leopardo le gustan los entornos húmedos y visita los pequeños bosques, jardines, huertos. Se trata de una especie urbana o sinantrópica, porque habita en ambientes humanizados.

La babosa leopardo forma parte de la fauna urbana.

Reproducción de la babosa leopardo

Como otros miembros de su grupo, el de los pulmonados, la babosa leopardo es una especie hermafrodita, lo que significa que sus representantes son macho y hembra a la vez , pero necesitan aparearse para reproducirse, porque no se pueden autofecundar.

La babosa leopardo se aparea en primavera y otoño. Su apareamiento es realmente curioso. Ambos se entrelazan en un movimiento circular, formando sus cuerpos una espiral, para intercambiarse el espermatóforo, después de lanzar sus largos penes translucidos y azulados. Para ello, la pareja se mantiene en suspensión con un hilo de mucus adherido a una rama, a una pared o a otra superficie vertical.

La puesta, llevada a cabo por ambos miembros de la pareja, y constituida de unos 200 – 300 huevos, tiene lugar entre junio y agosto, en función del año que permanecen en incubación, entre 3 y 6 semanas, según la temperatura. Las crías se parecen a los adultos, porque no sufren metamorfosis, y les diferencia sobre todo su menor tamaño. No son maduras sexualmente, claro está.

Esta especie alcanza la madurez sexual a los 12 – 18 meses de vida.

Utilidad de la babosa leopardo

Este gasterópodo terrestre es beneficioso para el huerto y el jardín, al controlar las poblaciones de babosas del huerto.

Puede actuar como control biológico de otras especies de babosas.

Problemas que causa este animal

La babosa leopardo actúa como huésped de parásitos nematodos como los Metastrongylus sp.

Los jabalíes, pero también los perros y los gatos se infectan cuando ingieren dichos moluscos parasitados por algún nematodo.

¿Cómo combatir esta especie?

Si el problema no es muy grave se puede proceder a retirar los ejemplares de forma manual.

En algunos casos se necesita proceder a utilizar algún molusquicida a base de metaldehído.

Más información sobre las babosas.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.