Cría del grillo doméstico

Cría de Acheta domesticus

Características de Acheta domesticus

Grillo doméstico
Foto de grillo doméstico (grillo macho) (Acheta domesticus)

Existen distintas especies de grillos que se pueden criar en cautividad como Grillus bimaculatus, Grillus campestris, Gryllodes sigilatus o Acheta domesticus. Esta última especie es la que trataremos en esta ficha por ser la que presenta mayores ventajas de cara a su cría, como son la de ser un animal resistente a enfermedades, bastante pacífico (comparado con otros grillos) y, además es el grillo doméstico un animal muy prolífico, lo que nos permite obtener muchas más crías en cada puesta respecto a las otras especies de ortópteros.

Esta especie es originaria del continente asiático, por lo que en el resto del mundo (es una especie de distribución mundial), vive en edificios humanos.

El grillo doméstico mide 2 cm de longitud, con un cuerpo esbelto y es de color marrón claro. Este insecto es un animal nocturno y crepuscular y es una especie social.

Ventajas de la cría del grillo doméstico

Tienen un valor nutricional muy adecuado, porque tienen menos grasa que los tenebrios y sus niveles calcio/fósforo son mejores que los del gusano de la harina (Tenebrio molitor). Además, la proporción de quitina del insecto es más baja que la del tenebrio.

Estas características hacen del grillo doméstico un buen alimento para mascotas, por lo que su cría como alimento vivo puede ser un buen recurso a la hora de alimentar a animales de terrario insectívoros.

Inconvenientes de la cría del grillo doméstico

La cría del grillo es un poco complicada, ya que necesita un espacio considerable con unas condiciones ambientales bastante exigentes y porque son animales territoriales, con lo que se producen peleas y bajas.

Tiene también el inconveniente del canto. Cuando hay grandes cantidades de grillos, pueden causar molestias si no tenemos algún lugar apartado para ellos. Relacionado con lo anterior, si criamos grillos, corremos el riesgo de que nos escape alguno, con lo que los se pueden acabar oyendo por toda la casa.

Qué come el grillo?

La dieta del grillo está en función de su carácter antropófilo, de ahí que se alimente, cuando se encuentra en libertad en las zonas donde su distribución no es la original, de restos de comida, como migajas de pan, cereales, harina, fruta e insectos muertos de las casas, porque vive en el interior de las casas y en otros ambientes humanizados.

Si mantenemos esta especie en cautividad, como es una especie omnívora, le podemos dar pienso para conejos, comida para peces o pienso para perros, germen de trigo, manzana, pera, lechuga, alfalfa y zanahorias.

Condiciones de cría del grillo doméstico

El rango óptimo de temperatura para el grillo doméstico (Acheta domesticus) está entre los 20 y los 32ºC.

Reproducción del grillo

grillo doméstico
Se puede llevar a cabo la cría del grillo con éxito si se toman algunas medidas

Para determinar el sexo, nos fijaremos en la parte final del abdomen: Si es hembra, tendrá ovopositor, que es una estructura alargada al final del abdomen que le sirve para la puesta de los huevos.

La hembra pone unos 30 huevos. La incubación de la puesta dura 2 semanas.

El grillo tarda 7 semanas en ser adulto y pasa por 7 mudas.

Material necesario para la cría del grillo

  • Acuario de 90 x 35 x 40 cm o de unos 60 litros con tapa hecha de malla metálica.
  • Bombilla de 40 W como calefacción.
  • Termostato para mantener la temperatura preferiblemente a unos 28ºC.
  • Cajas de cerillas, cajas de huevos o tubos de PVC como refugio.
  • Recipiente de plástico de 5 cm de altura como comedero.
  • Tapón de botella con esponja húmeda con agua como bebedero, o bien, bebedero para pájaros con la boca cubierta con un trozo de algodón.
  • Recipiente con arena de 10 cm de profundidad para la puesta de huevos.

Mantenimiento del terrario para la cría del grillo

Humedeceremos ligeramente la tierra del recipiente para la cría de grillos.

Es necesario que el habitáculo para la cría de estos insectos reciba algo de sol durante el día.

Debemos evitar que les falte alimento a los grillos, ya que, en este caso, aumenta su agresividad, que termina con peleas y muertes. Se devoran los unos a los otros para obtener proteínas.

Limpiaremos a diario el comedero y retiraremos la comida sobrante que los grillos hayan esparcido por el suelo. Los materiales, como el cartón o la madera, que no pueden ser lavados adecuadamente se repondrán por unos de nuevos.

Uno de los mayores peligros es la presencia de restos de insecticidas en los alimentos vegetales, por eso, deberemos lavar bien la fruta y la verdura.

Salud del grillo

Un problema frecuente es la invasión por ácaros, si esto se produce, debemos limpiar lo antes posible todo el habitáculo donde estén los grillos, de lo contrario morirán rápidamente. La aparición de ácaros se debe a una humedad excesiva del habitáculo.

También deberemos evitar la superpoblación, más de 650 grillos en un recipiente de las citadas dimensiones (90 x 35 x 40 cm), para prevenir agresiones y canibalismo entre los grillos.

Más información sobre la cría de otros animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.