Migración de los lemmings

Migración del lemming

¿Cómo es el lemming?

El lemming es un pequeño roedor que pesa poco más de 50 gramos. Está provisto de un largo y denso pelaje que le protege del frío.

El aspecto de un lemming recuerda vagamente al de un ratón, aunque su cuerpo no es tan alargado como el de otros pequeños roedores. La cola de un lemming es muy corta.

El lemming está emparentado con los hámsteres, pues ambos tipos de roedores pertenecen a la familia de los cricétidos.

¿Cómo se producen las migraciones de lemmings?

Estos pequeños roedores llamados lemmings emprenden migraciones en situaciones de emergencia

Cada 3 ó 4 años, cuando hay una gran densidad de lemmings, una pequeña parte de la población se dispersa realizando llamativas migraciones, porque se ven forzados sus individuos que la componen por el estrés y las epidemias que surgen de dicho aumento de la población.

Cuando llega el otoño, los lemmings se retiran a sus refugios y tratarán de recuperar la especie que ha disminuido mucho comparativamente.

¿Realmente hay migraciones de lemmings?

Se cree, según los conocimientos actuales, que la magnitud de los movimientos migratorios de los lemmings ha sido exagerada por los propios habitantes de las regiones del ártico. Se ha hablado de auténticos ejércitos de estos pequeños roedores de la tundra que viajaban sorteando todo tipo de obstáculos.

Se creía que las masas migratorias de lemmings atravesaban los cursos de agua, llegaban hasta las ciudades y terminaban en el mar.

Los habitantes de las regiones árticas han llegado a contar que estos intrépidos animales, cuando llegaban al mar, no se detenían ante la fuerza de las olas sino que trataban de atravesar también el océano, hasta que, tras parar de luchar por agotamiento, morían por millares ahogados en el océano.

¿Por qué migran los lemmings?

Hubo explicaciones legendarias para tratar de esclarecer el motivo de dichas migraciones. Una de ellas decía que los lemmings proceden de un antiguo continente tragado por el mar, por lo que periódicamente trataban sin éxito de llegar a su antigua patria pérdida.

Sin llegar a los límites descritos por la tradición escandinava, los naturalistas sí que han observado muchos lemmings en las fases explosivas de las poblaciones de estos roedores, en muchas ocasiones sobre bancos de hielo y en los alrededores de los pueblos o cruzando algún riachuelo o lago.

Sin embargo, por sorprendente que parezca, no existen pruebas objetivas que demuestren que exista una migración en masa de los lemmings como siempre se ha venido diciendo.

* Ver más sobre: Migración de los anfibios / Migración del ñu / Migración de las langostas / Migración de los animales

Más información sobre los animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

17 mayo, 2021

Otros artículos de interés