Anatomía de los tiburones

Este artículo ha sido avalado por Vicenç Martínez - Redactor especializado en animales y naturaleza.

¿Cómo es la anatomía de los tiburones?

Al tratarse de peces cartilaginosos, los tiburones tienen el esqueleto constituido de cartílago con inclusiones de cristales de calcio.

Los tiburones tienen un cuerpo alargado en forma de torpedo, un hocico redondeado y un boca en situación ventral armada con varias hileras de dientes.

La piel de los tiburones es flexible, resistente y es áspera como el papel de lija gracias a las escamas dérmicas. A causa de las duras escamas, la piel del tiburón es tan rugosa que puede servir como de lija. La estructura de la escama placoide de los tiburones tiene el mismo origen que la de los dientes de los animales vertebrados.

La cola del tiburón es asimétrica, puesto que el lóbulo superior es más grande que el lóbulo inferior.

Los tiburones no tienen vejiga natatoria, por lo que si se paran de mover se hunden.

Para desplazarse por el agua, el tiburón emplea sus aletas que están unidas directamente al esqueleto cartilaginoso del animal. La aleta caudal le permite al tiburón hacer grandes desplazamientos, mientras que las otras aletas (dorsal, pectoral, anal y pélvica) estabilizan el cuerpo del escualo.

Los escualos tienen respiración branquial, es decir, respiran por branquias. Los tiburones tienen normalmente 5 arcos branquiales.

Los tiburones macho poseen un órgano copulador situado en la zona pelviano en una estructura especial que se llama pterigopodio. La hembra tiene un canal especial para el aparato reproductivo, el canal genital, que desemboca en la cloaca. La morfología de estos peces cazadores está muy bien adaptada a su medio de vida.

Dibujo de tiburon blanco

Dibujo de tiburón blanco

Adaptaciones de los tiburones

Los escualos tienen numerosas adaptaciones que los hacen unos depredadores de los mares sin igual.

Los tiburones poseen un sexto sentido, la electrorrecepción, que emplean para localizar a sus presas, pero también para obtener otras informaciones, como la salinidad del agua o para apreciar la temperatura.

La forma de los dientes varía según el tipo de caza de los tiburones. Por ejemplo, el tiburón toro posee dientes afilados como adaptación a la captura de peces resbaladizos. Los tiburones están provistos de dientes dispuestos en hileras, pero únicamente la primera hilera es funcional. El resto de dientes son de reserva, por ejemplo, cuando se rompe alguno de ellos.

* Más información: Adaptaciones de los tiburones / Características de los tiburones / Anatomía de los vertebrados

Más información sobre otros animales salvajes.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

7 julio, 2020

Otros artículos de interés