Donde vive el urogallo

Hábitat del urogallo

¿Dónde podemos encontrar al urogallo?

Dibujo de urogallo

Dibujo de urogallo

El urogallo, en un origen, habitaría en gran parte del hemisferio norte, excepto la región correspondiente al continente americano. Ello se debe a que es una especie de distribución paleártica.

Esta majestuosa ave vive en su límite más norteño o septentrional en Escandinavia y llega por el este, a lo largo de Rusia, hasta cubrir buena parte de Siberia.

También se encuentra, aunque de forma dispersa, en la Europa Central y Meridional. En Europa Occidental, el urogallo es una especie muy rara y solo la podremos ver en algunas montañas.

El urogallo en el sur de Europa

En su distribución meridional – o por el sur de su área de distribución – al urogallo lo podremos ver en la naturaleza prácticamente tan solo en las montañas. Nos estamos refiriendo, por ejemplo, a los Pirineos y a la cordillera Cantábrica, en el caso de España, de los Alpes en Italia o el de los Cárpatos en el caso de Rumanía.

El urogallo en el norte de Europa

En la Europa Central, también suele habitar casi con exclusividad en las zonas montañosas. El urogallo solo goza de una mayor distribución en el norte de Europa, en los países escandinavos, como Noruega, Suecia y Finlandia, en los países bálticos y en Rusia.

Por ello, en los llamados bosques boreales paleárticos, este ave presenta una distribución continua, pero en la Europa templada se distribuye de forma mucho más fragmentada.

¿Qué hábitat ocupa el urogallo?

Dibujo de urogallo

Bosque de coníferas en Escandinavia

El urogallo vive sobre todo en la taiga y en el montano. Aunque prefiere los bosques vírgenes, también puede encontrársele en zonas donde haya una correcta explotación forestal, con la condición que el bosque cubra de forma prácticamente continua el espacio.

Esta especie suele vivir en bosques maduros de coníferas. El hábitat ideal del urogallo debe incluir abundante sotobosque, compuesto sobre todo por arándanos, las uvas de oso, entre otras ericáceas.

¿Por qué el urogallo solo vive en los bosques vírgenes?

Las continuas extinciones de las poblaciones de urogallo y la regresión de otras, lo han confinado a este bello animal en muchos menos lugares y en la actualidad su área de distribución se limita a las zonas montañosas, alejadas de la civilización, en las que los bosques vírgenes todavía perduran.

¿Dónde hay más urogallos?

Junto con toda Escandinavia, los países bálticos y gran parte de Rusia, en los Alpes es donde reside la mayor parte de los ejemplares de Tetrao urogallus de toda Centroeuropa, que se distribuyen entre el norte de italia, gran parte de Suiza, una pequeña porción de Francia y Alemania, además de en una proporción más importante del territorio de Austria y Eslovenia.

En todos estos lugares donde vive un mayor número de estas aves es también donde naturalmente hay una mayor riqueza genética, porque las poblaciones cuentan con unos importantes efectivos.

urogallo hembra
Foto de urogallo hembra

¿Dónde quedan menos urogallos?

Esta especie se encuentra en regresión en gran parte de su área de distribución, pero en algunos puntos de Europa ya no vive de forma salvaje como en Irlanda y en Francia, salvo la zona contigua a la Selva Negra, en una pequeña franja del extremo oeste francés y en la región donde se ubican los Alpes franceses. Ello se debe a que a lo largo del siglo pasado se han producido extinciones locales de este animal.

En la Selva Negra, en Alemania, es donde la riqueza genética de las poblaciones de urogallo se encuentra más amenazada por el aislamiento a que éstas se hallan sometidas. El aislamiento de las poblaciones de urogallo, en gran parte a causa de la fragmentación del hábitat debido a factores humanos principalmente, reduce el flujo genético o transmisión de aleles de genes de una población a otra.

Por un motivo similar, las poblaciones de urogallo del Pirineo también muestran baja diversidad genética, hasta el punto que conforman una subespecie propia, Tetrao urogallus aquitanus. En Cantabria, por su parte, puede hablarse de la subespecie de urogallo endémica de la cordillera Cantábrica, que recibe el nombre de Tetrao urogallus cantabricus.

Una situación todavía más dramática para el urogallo se da en Cantabria, donde la población es tan pequeña que su viabilidad se ve gravemente amenazada. La variabilidad genética de los urogallos cantábricos, como consecuencia de la reducción extrema de su población, es muy baja hasta el punto que compromete la reproducción de las parejas y el futuro de esta subespecie.

El urogallo se encuentra muy aislado

El urogallo sufre desde tiempos históricos un aislamiento en los Pirineos (cordillera montañosa que divide España de Francia), pero en Centroeuropa las poblaciones se encuentran aisladas desde hace mucho menos tiempo.

Durante la segunda mitad del siglo XX, el hábitat natural de esta especie sufrió graves pérdidas en la Europa Central y en la Europa Occidental, debidas principalmente a la agricultura y las malas prácticas forestales, así como al turismo y la caza. Por ello, las poblaciones de urogallo se encuentran muy fragmentadas en dichas zonas de Europa.

¿El urogallo se encuentra amenazado?

En la actualidad, el urogallo se encuentra en la lista roja de especies amenazadas de la UICN en la Europa Occidental y en Centroeuropa.

La pequeñez en el tamaño de sus poblaciones en tales regiones y la alteración de su hábitat explican el porqué de considerar esta especie como amenazada a nivel local. Una causa de tipo natural puede explicar en parte el porque de su regresión desde tiempos históricos, cuando tras la última glaciación las coníferas quedaron relegadas en zonas aisladas de la Europa Central y de la Europa Occidental.

El urogallo cantábrico se encuentra en peligro de extinción crítico, ya que en la cordillera Cantábrica quedan muy pocos ejemplares de la subespecie Tetrao urogallus aquitanus.

Amenazas para el urogallo

El urogallo tiene algunos enemigos naturales, como la pérdida de su hábitat natural, los cercados y la caza. Los accidentes con el tendido eléctrico, la lluvia ácida y las prácticas turísticas como el ski, también amenazan, aunque en menor medida a este ave.

El urogallo necesita grandes superficie de bosque virgen para vivir y reproducirse. Los adultos pero sobre todo las crías de este ave requieren que el medio ambiente en el que viven se mantenga en buen estado para salir a delante, ya que son muy sensibles a los cambios medioambientales.

La baja variabilidad genética es otro factor que amenaza a las poblaciones de urogallos en algunos lugares, como sucede en Cantabria, donde se baraja la posibilidad de incrementarla con la introducción de parejas de urogallos de diferentes puntos de la cordillera Cantábrica y de otros lugares, como los Pirineos, si así lo exige la situación, bajo estudios adecuados de compatibilidad genética.

Utilidad del urogallo

Además de ser una cotizada pieza de caza, en algunos países, el urogallo cumple una importante función de especie paraguas para las especies naturales, ya que su presencia es necesaria para la supervivencia de otros animales en el ecosistema constituido por la taiga en el que habita.

Cuando el ser humano a través de una correcta gestión mantiene los cantaderos o leks, que utilizan los machos de urogallo para conquistar a las hembras, está favoreciendo no solo al urogallo, sino al resto de la avifauna forestal y a las otras especies que forman parte del bosque.

* Información relacionada: Dónde viven los animales / Hábitat de los animales

Más información sobre otros animales salvajes.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 14 mayo, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.