Masaje para bebés y niños

Masajes en bebes y niños

¿Es adecuado el masaje para bebés y niños?

Los masajes son una excelente opción para tratar determinadas afecciones de los bebés y niños.

niños

Para estar sanos, los niños necesitan estar en contacto con la naturaleza.

¿Cómo ayuda el masaje a la mejora de la salud de los niños?

El cariño que los padres transmiten a través del contacto induce a la relajación y, cuando los niños sufren de algún trastorno doloroso, el contacto físico estimula su potencial inmunológico, de manera que sus defensas aumentan.

Los padres que masajean a sus hijos experimentan un provechoso intercambio de energías que favorece el estado de bienestar tanto en el niño como en el adulto.

A medida que van creciendo, puede llegar un momento en que disminuya el contacto físico entre ellos. Este contacto se puede mantener si se les da masaje o si se recibe de ellos. Cuando los niños ya no quieren ser abrazados, les puede seguir gustando el rito del masaje.

¿Cómo se deben realizar los masajes para niños y bebés?

En el recién nacido, el masaje debe ser breve: unos 10 minutos como máximo y con roces muy suaves. Al niño mas mayor se puede aplicar cierta presión y la duración será algo más larga, alrededor de 30 minutos.

Masajes para bebés

En el bebé es aconsejable realizar el masaje desde la cabeza hasta los pies y después completarlo con caricias y frotaciones por todo el cuerpo.

Masajes para niños

Los niños experimentan cierta timidez con frecuencia, así que ofrecerles un masaje de modo atractivo es una buena manera para facilitar la expresión de las preocupaciones que tienen.

Estos masajes deben ser más bien de corta duración, si puede ser en grupo (por parejas o en un «tren de personas»), sólo en los pies, en la espalda, o acompañados de un cuento o de una meditación guiada. Si están dudosos o son muy tímidos, podemos preguntarles qué les apetece más.

Entre los 10 y 12 años pueden recibir un masaje de espalda completo con una presión media, siempre valorando la madurez del niño.

En ningún caso hay que obligar a los niños a hacerse un masaje. En caso de que el niño o niña no quiera someterse a este tipo de terapia manual, existen muchas otras actividades relajantes como la pintura, paseos, piscina, baile, cuentacuentos, etc.

Beneficios del masaje  para niños

Los masajes son muy adecuados para tratar las molestias típicas del crecimiento. Igualmente, puede ayudar a disminuir los dolores de espalda que muchos niños y niñas padecen a causa de las mochilas con demasiado peso que utilizan para llevar los libros a la escuela y que que no llevan adecuadamente sujetadas.

No menos importantes resultan estos masajes para tratar las lesiones deportivas o los problemas de ansiedad o estrés.

punto rojo Más información sobre el dolor

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

13 junio, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar