Hazte fan en Facebook

LA BOA CONSTRICTOR

Características de la boa constrictor

Características de la boa constrictor

Nombre científico: Boa constrictor
Nombre común: Boa constrictor = mazacuta = mantona

Inglés: Boa constrictor
Francés: Boa constrictor
Alemán: Abgottschlange
Italiano: Boa constrictor
Portugués: Jiboia-constritora

Orden: Escamosos
Familia:
Boidos

Características:

Boa constrictor

Foto de boa constrictor
(Boa constrictor)

La boa constrictor es uno de los ofidios de mayor envegadura del mundo, solo superado en tamaño por la anaconda


Boa constrictor 2

Foto de boa constrictor
(Boa constrictor)

- Peso: 30 kg.

- Longitud: Hasta 4 m.

- Longevidad: En estado salvaje, 20 años aproximadamente

- Hábitat: Selvas, praderas, bosques tropicales, ríos y arroyos, zonas agrícolas e incluso en zonas desérticas,

- Distribución: Sur de México, Centroamérica y América del Sur

- Costumbres: Especie solitaria, arborícola y nocturna o crepuscular.

- Alimentación: Carnívora (Sobre todo pequeños mamíferos y aves).

- Reproducción: Gestación 7 meses. Parto 25 crías.
- Enemigos:
Casi no tiene.

Más características de la boa constrictor

Sobre su aspecto físico:

La boa constrictor es una de las serpientes más grandes del mundo, después de la anaconda. Sin embargo, la serpiente más larga es la pitón reticulada.

También es la especie de serpiente más conocida del mundo.

Podemos distinguir este animal por su coloración y su característico dibujo. Como rasgo distinto, la cabeza de la boa constrictor tiene 3 franjas. Además, esta serpiente tiene un triángulo oscuro entre la boca y el ojo. Por otro lado, la boa constrictor es de color crema o marrón con bandas oscuras. Las manchas son más marcadas al final de la cola, siendo marrón-rojizo o negras. En los costados, esta especie tiene manchas romboides oscuras. La boa constrictor puede tener pequeñas manchas oscuras a lo largo de todo su cuerpo. Sin embargo, tenemos que advertir que entre las boas constrictores hay muchas variaciones en su aspecto físico.

Los dientes de la boa constrictor son del tipo aglifo por lo que no están diseñados para inocular veneno. De hecho, las boas son serpientes no venenosas. Los dientes de esta serpiente se reemplazan continuamente con lo que siempre conserva intacta su habilidad para morder. Las piezas dentales anteriores en esta especie son muy largas y anchas, aunque disminuyen de tamaño de forma progresiva a medida que se acercan a la parte posterior de la boca. Ello es una adaptación de las serpientes arborícolas, pues tienen que evitar que se les escape su presa. De otro modo, en el suelo serían irrecuperables.

Esta especie, como el resto de serpientes, se orienta gracias al órgano vomeronasal. Con este órgano, también llamado órgano de Jácobson, la boa constrictor analiza las partículas químicas recogidas por la lengua para identificar a las presas. Sin embargo, tiene un buen sentido de la vista. Como el resto de serpientes, esta especie no tiene orejas. A diferencia de otras boas, la boa constrictor carece de fosetas sensoriales (órgano propio de los crótalos o serpientes de cascabel utilizado para rastrear las presas).

Sobre su clasificación:

La boa constrictor es un boido. Los boidos son una familia de serpientes constrictoras, es decir, que matan a sus presas por constricción. Entre los boidos se encuentran las serpientes de mayor tamaño. Como boidos existen las boas y las pitones.

Se conocen 9 subespecies (o razas) de boa constrictor. Cada raza de boa constrictor tiene un peso y una longitud determinados.

Sobre su comportamiento:

La boa constrictor es una especie arborícola, sobre todo los ejemplares jóvenes. Sin embargo, se mueve muy bien por tierra y ocupa a veces la madriguera de mamíferos.

Esta especie es solitaria y sólo se reúnen los ejemplares para aparearse.

Pese a que la boa constrictor es nocturna, por el día se la puede ver tomando el sol cuando hace frío.

Esta serpiente se puede observar a menudo sobre los árboles o cerca de ríos o arroyos, porque es una excelente escaladora y nadadora.

Cuando muda periódicamente la piel, la boa constrictor permanece inactiva varios días al abrigo hasta recuperar su visión normal.

Sobre su alimentación:

La boa constrictor es un carnívoro generalista ya que puede comer cualquier presa que pueda capturar. Los exploradores narraban en sus viajes que esta serpiente era capaz de comer una persona de un solo bocado. Sin embargo, en la dieta de la boa constrictor no se incluyen los seres humanos y raramente ingiere presas de gran tamaño. En cautividad, la boa constrictor acepta ratones (y otros roedores como ratas), pollitos, conejos, etc.

La boa constrictor, una vez ha mordido a su presa, la rodea rápidamente con los anillos de su cuerpo y la estrecha mientras percibe los latidos del corazón de su víctima, que muere asfixiada por compresión de su caja torácica. Cuando la presa ya está muerta, la boa constrictor busca la cabeza y se la traga lentamente. Los huesos del cráneo y de la mandíbula superior se mueven para permitir la deglución de presas enteras.

La boa constrictor tarda unas 5 días en digerir completamente a su presa.

Esta serpiente busca abrigos naturales bajo las raíces y los troncos de los árboles o en hendiduras de las rocas donde permanece al acecho de sus presas.

Sobre su reproducción

Las hembras son normalmente más grandes que los machos. No obstante, la cola de la boa constrictor macho es más larga que la de la hembra porque aquí se encuentran los hemipenes.

El macho de boa constrictor posee 2 hemipenes (un pene doble) en la base de la cola. Sin embargo, durante el apareamiento sólo se emplea un hemipene.

Los machos de esta especie son poliginios, lo que significa que cada macho se aparea con varias hembras.

Las hembras se reproducen únicamente cuando tienen unas buenas condiciones físicas.

El periodo de cría de la boa constrictor se da en la estación seca (de abril a agosto).

La boa constrictor es ovovivípara, lo que significa que pare crías vivas ya que los huevos permanecen dentro del cuerpo de la hembra hasta su eclosión.

Las crías de boa constrictor son independientes pasados pocos minutos después de nacer. Alcanzarán la madurez sexual a los 3 años de vida.

Sobre los lugares en los que vive:

La boa constrictor es la especie de boa con una zona de distribución más amplia. A parte de habitar en buena parte del continente americano, vive en las Antillas y en islas del Pacífico.

Esta serpiente vive desde el nivel del mar hasta los 1.000 m de altura.

Sobre los peligros que le amenazan:

Cuando se siente amenazada, la boa constrictor no duda en morder. Sin embargo, rara vez ataca al ser humano y no es una especie venenosa.

Son sobre todo las boas jóvenes las más vulnerables a los enemigos, porque el grosor y longitud de las boas adultas les confiere una gran invulnerabilidad a los depredadores.

Sobre su utilidad:

La boa constrictor es un gran erradicador de roedores y zarigüeyas allá donde estos se encuentran como plaga.

La boa constrictor se la mantiene como mascota y, de hecho, es fácil encontrar esta especie en los comercios especializados. La boa constrictor es una especie poco exigente en sus cuidados y casi nunca muerde, especialmente si se la manipula con cuidado desde bebé. Sin embargo, por su gran tamaño requiere mucho espacio.

* Ver: Cuidados boa constrictor

Sobre su longevidad:

Normalmente, la boa constrictor vive unos 20 años. Sin embargo, se han documentado ejemplares que han llegado a los 40 años en cautividad. La esperanza de vida máxima de la boa constrictor en estado salvaje es menor, de unos 30 años.

Más información sobre otros animales salvajes en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil