Animales


...

Animales salvajes


ERRADICACIÓN Y PREVENCIÓN
DE LOS PARÁSITOS

 







¿Qué es la lucha antiparasitaria?

La lucha antiparasitaria tiene como objetivo interrumpir o desorganizar el ciclo biológico o propagativo de los parásitos de importancia sanitaria o económica para disminuir la incidencia de enfermedades parasitarias humanas y de los animales domésticos.

Se consigue evitar tanto como se pueda las enfermedades parasitarias con las siguientes medidas generales:

- Alteración de las condiciones ambientales que favorecen el desarrollo y persistencia de los parásitos o bien destrucción de las formas evolutivas de los parásitos.

- Destrucción de los parásitos adultos en el organismo de los huéspedes definitivos;

- Destrucción de los huéspedes intermediarios o modificación de los factores ambientales que propician su existencia y multiplicación.

- Adopción de medidas que impidan el acceso al organismo del huésped definitivo de las formas infestantes parasitarias.

Excepto el segundo objetivo que depende de la terapéutica antiparasitaria, los restantes son objetivos de la profilaxis antiparasitarias.

* Más información: Parasitología

 

 

Medidas de prevención a nivel individual contra los parásitos: Profilaxis individual

La profilaxis individual o personal es parte de la profilaxis antiparasitaria. La profilaxis es el conjunto de medidas que deben tomarse para evitar una enfermedad:

Algunas de las medidas de prevención de las enfermedades parasitarias a nivel individual son:

- Higiene personal: Lavarse bien las manos, sobre todo antes de comer o después de ir al baño, es importante para evitar el contagio por parásitos. Esta medida reduce el riesgo de ingestión de quistes y huevos de protozoos y gusanos intestinales (amebas, giardas, ascáridos, tricocéfalos, etc) o su propagación a terceras personas.

- Lavar bien las verduras: Lavar bien las verduras que vamos a consumir crudas (en ensaladas) ayuda a prevenir una infección parasitaria. Se pueden desinfectar con un una pequeña cantidad de lejía en el agua de lavado.

- Evitar absolutamente las aguas residuales: Las aguas residuales por estar posiblemente contaminadas con heces están infectadas con parásitos intestinales.

- Congelar los alimentos que van a consumirse crudos a baja temperatura: Congelar durante un tiempo prolongado los alimentos a -20ºC causa la muerte de las larvas de helmintos contenidas en carnes y pescados, como botriocéfalos en pescados o triquinas y tenias en carnes.

- Cocer bien las carnes y pescados sopechosos de estar parasitados para prevenir helmintiasis como, botriocefalosis en pescados o triquinosis o teniasis en carnes.

- Filtrar o hervir el agua de bebida de dudosa calidad, especialmente si se va a países del tercer mundo.

- Evitar la entrada de insectos: Es importante evitar la entrada de vectores de parásitos en las viviendas, principalmente insectos , con el uso de mallas metálicas o de plástico en puertas o ventanas. Moscas y mosquitos pueden causar la diseminación de enfermedades parasitarias, como paludismo, lehismaniasis, tripanosomiasis o varias enfermedades parasitarias intestinales por simple contacto o con su picadura.

* Más información: Moscas parasitas

- Evitar el contacto de los insectos con los alimentos que se van a consumir. Moscas y cucarachas son los principales diseminadores mecánicos (por contacto) de parásitos.

- Uso (racional) de insecticidas, como organoclorados, organofosforados, carbamatos o piretroides. Se trata de la profilaxis activa.


Otras medidas de la profilaxis individual que se deben tener en cuenta:

Se debe evitar defecar en campo abierto, porque contamina el agua y el suelo y se debe evitar el empleo de las excretas humanas para el abonado de hortalizas al contaminar estos alimentos y convertirlos en vehículos de infestaciones parasitarias.

Evitar la dispersión del polvo de las casas contribuye a evitar la difusión de los quistes de protozoos y huevos de helmintos (oxiuros) que pueden seguir viables entre el polvo casero.

Se debe emplear calzado impermeable en aquellas personas cuya profesión le predisponga al contagio de parásitos cuyas formas parasitarias infestantes penetran a través de la piel (anquilostomas, esquistosomas, anguílulas, etc).

Se pueden emplear repelentes de insectos a base de indalona o dimetilftlato sobre nuestra piel o sobre las ropas para evitar el contacto con insectos vectores, como moscas.

Si viajamos a zonas con alta incidencia de enfermedades parasitarias, podemos tomar algún fármaco antiparasitario para prevenir el contagio. Por ejemplo, si vamos a una zona con paludismo, la administración de cloroquina antes del desplazamiento proporciona una eficaz protección frente a una eventual infección parasitaria.

 

 

Medidas de prevención a nivel general contra los parásitos: Profilaxis general o pública.

La profilaxis general o pública forma parte de la profilaxis antiparasitaria junto con la profilaxis individual o personal.

La profilaxis general permite la prevención de las enfermedades parasitarias siguiendo estas medidas:

- Suministro adecuado de aguas potables.

- Eliminación adecuada de las aguas residuales.

- Saneamiento de terrenos modificando las condiciones ambientales frente al desarrollo de numerosos vectores, como moscas, mosquitos o cucarachas o de determinados huéspedes intermediarios, como moluscos acuáticos.

- Campañas de lucha activa, como desinsectación masiva o lucha molusquicida.

- Control de los alimentos potencialmente peligrosos, como la profilaxis de la triquinosis (enfermedad parasitaria causada por Trichinella spiralis).

Las autoridades sanitarias, además, se encargan de llevar a cabo campañas educativas, a nivel escolar, familiar, etc porque el éxito de estas campañas depende en gran medida de la participación ciudadana.

La adopción de medidas preventivas generales frente a la difusión de enfermedades parasitarias en la población incumbe exclusivamente a las autoridades sanitarias. Son llevadas a cabo con frecuencia en estrecha cooperación internacional.

 

 

Medicamentos contra los parásitos: Terapéutica antiparasitaria

Existe un gran número de fármacos de gran actividad frente a las enfermedades parasitarias, como el metronidazol, el iodoquinol, tetraciclina, sulfometoxazol, nicarbazina, cloroquina, diminazona, etc.

La toxicidad de algunos fármacos usados para tratar las enfermedades parasitarias hace imprescindible el control médico o veterinario de cualquier tratamiento.

* Información relacionada: Tratatamientos antiparasitarios

Más información sobre los Parásitos en el listado superior.




www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com