Animales


...

Animales útiles y perjudiciales


LA PIRAÑA ROJA

 








Cuidados de la piraña roja
(Nombre científico:
Serrasalmus nattereri =
Pygocentrus nattereri)



Características de la piraña


La piraña vive en el continente sudamericano a lo largo de la cuenca amazónica.

La piraña, como el tetra cardenal o el pez hacha, es un carácido.

La piraña roja (Serrasalmus nattereri) crece hasta unos 30 cm de longitud.

Las pirañas tienen una longevidad de entre 10 y 12 años. Aunque las especies de mayor tamaño viven más años.

La piraña tiene una inmerecida fama de animal peligroso. Sin embargo, este pez no atacaría a un ser humano a menos que se sienta amenazado o se encuentre hambriento. No obstante, tanto la piraña roja como la negra son especialmente agresivas y muerden al menor movimiento u olor a sangre.

Existen distintas especies de piraña, como la piraña roja o la piraña negra que se distinguen por la coloración y su longitud. Sólo dentro del género Serrasalmus ya hay más de 20 especies. Además, existen las falsas pirañas, que pese a ser omnívoras, su aspecto es el mismo que el de sus parientas carnívoras.



Foto de falsas pirañas o pacús



Las pirañas Pygocentrus son gregarias y viven formando bancos de miles de peces. Por ello, no deberíamos tener menos de 5 ejemplares para que nuestras pirañas no desarrollen comportamientos anómalos.

Es importante que adquiramos pirañas de la misma especie para que no haya malentendidos en las situaciones de dominancia y sumisión. Es aconsejable reunir ejemplares jóvenes de la misma talla para que el aprendizaje se lleve a cabo con el menor riesgo de violencia y daños a los propios peces.

En la estación seca, las pirañas que quedan atrapadas en las aguas estancadas se vuelven agresivas y caníbales y devoran todo lo que se acerque al agua.

La piraña es un pez resistente que se adapta bien a aguas de distinta calidad. Sin embargo, tenemos que vigilar con la calidad del agua de nuestro acuario, puesto que muchas de las enfermedades están relacionadas con una mala calidad del agua. Además, las pirañas se muestran más agresivas y caníbales cuando hay grandes cantidades de nitrógeno en el agua. Este nitrógeno puede formarse con la acumulación de restos de comida, heces y restos vegetales.

Lejos de ser un nadador de agua libre, la piraña prefiere las zonas con abundantes ramas donde pasa largo tiempo esperando que una presa se acerque a ella.


- Ver más sobre la piraña




¿Qué come la piraña?


La piraña en estado salvaje es un animal carroñero que devora cadáveres, animales heridos o enfermos. Se alimenta de aquellos animales que se encuentran en los ríos.

Nosotros alimentaremos a nuestras pirañas con trozos de carne cruda, peces pequeños o trozos de peces y con gusanos e insectos. Deberemos cercionarnos que no queden restos de comida sin consumir o de lo contrario la calidad del agua puede verse comprometida.

Si no queremos ensuciar tanto el agua, les daremos pienso para pirañas.

Deberemos darle a nuestras pirañas de forma regular alimento vivo para preservar su comportamiento natural.

Existen especies de piraña, las falsas pirañas, que son vegetarianas y les daremos fruta, lechuga y otras verduras como espinacas. Por otra parte, la piraña roja ingiere cierta proporción de vegetales.

A la hora de alimentar a nuestras pirañas, debemos evitar de introducir los dedos en el agua, porque puede ser peligroso.


- Ver Alimentación de los peces de acuario

- Ir a Alimento vivo


Material necesario para pirañas



- Acuario de 130 L para 5 o 6 pirañas.

- Tubo de fluorescente para la iluminación del acuario y para que las plantas puedan crecer con comodidad.

- Filtro potente con sistema de filtración de suelo.

- Decoración amazónica a base de raíces de manglares.



Condiciones ambientales adecuadas para la piraña


El pez es un animal de sangre fría, por lo que depende totalmente de la temperatura del medio ambiente. Si la temperatura aumenta, también aumenta el metabolismo del pez de forma proporcional. Por ello, el crecimiento de la piraña será mayor si la temperatura es más alta.

La piraña soporta un amplio rango de temperatura, por lo que podemos mantenerlo entre los 21 y los 28ºC

También se adaptan bien a un amplio rango de pH, desde un valor ácido de 5'5 hasta ligeramente básico.

La iluminación no debe ser demasiado potente para no molestar las pirañas.


Mantenimiento de las pirañas


Deberemos cambiar el agua de nuestras pirañas cada semana o cada 2 meses. Con el reemplazo de un 25% de toda el agua es suficiente.


Retiraremos los cadáveres que pueda haber y los restos de comida. También retiraremos del acuario los restos de plantas, las hojas sueltas y eliminaremos las partes enfermas de las plantas.

Puede ser normal que se formen algas en las paredes de nuestro acuario. Esto no es grave si no fuese porque nos impide ver a nuestras pirañas. Para limitar la proliferación de algas, introduciremos plantas de crecimiento rápido como Vallisneria para que se impongan sobre las algas. Si tenemos una invasión importante de algas, deberemos retirarlas manualmente tanto como podamos y limpiaremos las hojas de las plantas acuáticas.

Colocaremos plantas acuáticas flotantes para minimizar la luz en exceso.

Deberemos proporcionarles refugios a nuestras pirañas para que se protejan en caso de dominancia. En este sentido, instalaremos raíces de manglar en el acuario.

Dado su régimen alimenticio, no es muy aconsejable mantener pirañas con otras especies de peces. Sin embargo, se puede llegar a mantener pirañas con otros peces.

Como en el caso de la mayoría de peces carnívoros, las pirañas mantenidas en acuario requieren que la filtración sea muy buena porque se generan una gran cantidad de desechos muy ricos en proteínas.

Tratándose de un animal depredador, en el acuario se debería mantener a una única especie de piraña. El espacio reducido es uno de los factores que explican porque las pirañas tienen problemas de agresividad con sus compañeros. El otro es el hambre, que puede hacer que una piraña devore a otra.

Cría de la piraña roja
(Nombre científico:
Serrasalmus nattereri =
Pygocentrus nattereri)



La cría de la piraña Pygocentrus nattereri entraña cierta dificultad ya que se ha conseguido criar en muy contadas ocasiones.

Las pirañas son peces ovíparos que ponen entre 1.000 y 5.000 huevos y los machos se encargan del cuidado del nido hasta que nazcan las crías. Éstas deberán ser retiradas y clasificadas por talla.

Los alevines los alimentaremos con alimento vivo para evitar problemas de canibalismo, sobre todo si son de diferentes tamaños.

Las hembras son generalmente más corpulentos que los machos. A parte de este detalle, es muy difícil distinguir al macho de la hembra en el caso de las pirañas.

Una piraña del género Pygocentrus crece sobre todo durante los primeros meses de vida. Puede aumentar 12 cm de longitud en apenas 6 meses. Este periodo de desarrollo condicionará el estado de salud de la piraña a lo largo de su vida.


Más información sobre otros animales exóticos en el listado superior.



www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com