Animales


 

 

 

Estudios sobre los vertebrados

 

LA IGUANA

 

 








Cuidados de la iguana verde común
(Nombre científico: Iguana iguana)


Características de la iguana


La iguana es un reptil que mide 1,8 m. Con su color mimético verde brillante los jóvenes o más grisáceo los adultos, permanece inmóvil entre los arboles, escapando de la visión de sus enemigos.

Es un animal territorial y solitario, es mejor que viva cada iguana por separado, pero pueden adaptarse, con el tiempo, dos iguanas a vivir juntas.

Si la iguana es capturada por la cola, se puede desprender de ella para evadirse. Este fenómeno se llama autotomía y es un mecanismo de defensa. La cola se regenerará con el tiempo, aunque no será tan bonita como la original (y sólo una vez).




La iguana es un animal arborícola que se lanza al agua cuando detecta algún peligro, vive cerca del agua.

La iguana tiene grandes habilidades para el nado, trepar, correr y zambullirse en el agua.

El macho es más agresivo que la hembra, entabla duras peleas con sus rivales; a excepción del periodo de anidamiento cuando se pone muy agresiva la hembra.

La iguana es originaria de México, Paraguay, Brasil, Madagascar y sur del Pacífico. Se encuentra desde Méjico hasta la zona más meridional de América del Sur.

La longevidad de la iguana es de unos 13 años.


* Ver: Iguana salvaje




¿Qué come la iguana?


Actualmente, podemos encontrar 2 versiones claramente dispares en la biografía relativa a la alimentación de la iguana.

La primera opinión defiende que la dieta de la iguana en estado salvaje depende de la edad del animal. Durante la etapa juvenil, hasta los 2 años de vida, la iguana es insectívora. Pasado este tiempo, se va volviendo progresivamente más omnívora. Las iguanas adultas son prácticamente herbívoras.
Las iguanas jóvenes se alimentan básicamente de insectos, mientras que las iguanas adultas son principalmente herbívoras aunque también consumen invertebrados o carroña. Las iguanas adultas sobre todo comen las hojas de las plantas.
Las iguanas jóvenes además de insectos, también se alimentan de brotes de plantas y una gran variedad de verduras y frutas. También comen flores.

Sin embargo, una segunda opinión, que parece ser la mas aceptada, defiende que la dieta de la iguana está compuesta exclusivamente de componentes de origen vegetal.



* Ver:
Alimentación de la iguana

Material necesario para iguanas

- Terrario de dimensiones mínimas 150 x 150 x 75 cm. Debe ser más alto que largo.

- Si se trata de una iguana joven debe medir un mínimo de 50 x 30 cm.

- Opcional, terrario exterior para los meses de verano.

- Césped artificial y algunas rocas planas y plantas.

- Bombilla como calefacción.

- Tubo fluorescente de rayos UVB 0.5 para la síntesis de vitamina D.

- Incubadora.

- Comedero de cerámica o vidrio, de 3 cm mínimo de hondo.

- Bebedero de 3 cm de profundidad.


Condiciones adecuadas para la iguana

La temperatura óptima para la iguana está entre los 28 y los 32ºC. Por la noche, bajaremos la temperatura hasta los 25ºC.

Preparación del terrario para la iguana

- Poner una capa de 12 cm de grava en el fondo del terrario.

- Esconder el cable cable calefactor con la grava.

Si construimos un terrario de exterior, lo podemos hacer a partir de ladrillos, con la altura mínima de los muros de 1 metro. Le debe tocar el sol, pero no todo el día y es necesario que haya algo de sombras. El fondo del terrario constará de una mezcla de grava, tierra y hojarasca.


Mantenimiento de la iguana

Es conveniente dejar vagar libremente la iguana por una habitación bajo nuestro control.

Le daremos de comer 3 veces a la semana durante la mañana o al atardecer, ya que la iguana no come diariamente. Las iguanas adultas comen con menos frecuencia.

Cambiar el agua diariamente.

Adiestramiento y manejo de la iguana

Cogeremos la iguana abrazándola por el abdomen en su parte anterior a la altura de las extremidades anteriores. No cogeremos nunca a la iguana por la cola.
Tenemos que vigilar con su cola porque es su arma de defensa. Si la iguana no quiere ser molestada abrirá sus fauces en señal de amenaza.

Salud de la iguana


Una perdida de brillo de su coloración es un indicativo de mala salud de la iguana y puede ser debida a una alimentación incorrecta.

Le daremos un complemente vitamínico para prever desequilibrios nutricionales cuando nos lo prescriba nuestro veterinario.

Para prevenir la falta de calcio, en iguanas jóvenes, les podemos dar hígado de bacalao, o bien, espolvorearles su ración con calcio.

Debemos evitar las corrientes de aire y la bajada de la temperatura para prevenir infecciones respiratorias por proliferación de bacterias patógenas.

Suele ser habitual la presencia de garrapatas, las podemos eliminar retirándolas del cuerpo de la iguana con una pinza. Si las eliminamos todas ya no volverá a tener garrapatas nuestra iguana, ya que éstas provienen de su lugar de origen. Si se vive en los lugares de origen de la iguana (América central y América del Sur), cada vez que se salga al campo, tendremos que revisar la presencia de garrapatas.

En el momento que veamos sobre el cuerpo de la iguana un polvillo blanco, debemos pensar en la posible presencia de ácaros. El polvo blanco son los excrementos de estos invertebrados. Deberemos sumergir a la iguana en agua tibia. Pero, también es necesario eliminar a los ácaros de la jaula con un cepillo.
Las garras de la iguana pueden crecerle torcidas, si esto sucede, se las cortaremos con un cortador de uñas para perros si se trata de una iguana adulta. Aunque podemos dejar esta operación en manos de un veterinario y limitarnos a limarle las uñas a la iguana para evitar algunos problemas derivados de una mala manipulación.

Cría de la iguana verde común
(Nombre científico: Iguana iguana)


Es difícil que se reproduzcan en cautividad las iguanas. Sin embargo, con un terrario al aire libre es más fácil que críe.

El macho es mayor que la hembra, sus espinas sobre el dorso más desarrolladas, igual como su pliegue gular y su cresta dorsal, también son mayores que en la hembra. Además, tiene una coloración más llamativa que la hembra.

La gestación dura entre 50 y 90 días. La hembra pone unos 30 huevos de media. Podemos poner a los huevos en una incubadora de 45 x 25 x30 cm. La temperatura de incubación es de unos 30ºC. El periodo de incubación dura entre 60 y 110 días.

Nada más nacer, las crías miden unos 20 cm de longitud y llegan a la madurez sexual a los 3 años.

Más información sobre otros animales exóticos en el listado superior.

 


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com