¿Por qué algunos animales pierden la cola?

Este artículo ha sido avalado por Vicenç Martínez - Redactor especializado en animales y naturaleza.

Animales que pierden la cola

Salamanquesa común
Los geckos como esta salamanquesa común pueden desprenderse de la cola en caso de peligro.

Ciertos animales poseen la capacidad de deshacerse de su apéndice caudal bajo determinadas situaciones de peligro.

Sin embargo, no siempre es la cola lo que pierden los animales, a veces es la piel, como ciertos ratones espinosos del género Acomys, algunos segmentos de su cuerpo, para el caso de las lombrices de tierra o de extremidades en el caso de los opiliones, que son un tipo de arácnido, y también de los fásmidos o insectos palo y de los ortópteros, como los saltamontes.

La capacidad que tienen estos animales de desprenderse de la cola o de otras partes de su cuerpo se llama autotomía.

A muchos animales les vuelve a crecer la cola

Los animales que pierden la cola normalmente también la regeneran, aunque si se lo que se pierde es otras partes del cuerpo del animal no siempre se posee dicha capacidad de regeneración.

Así sucede con algunos opiliones y ortópteros, que se ven en ocasiones con un menor número de patas, porque una pez perdida alguna extremidad no les vuelve a crecer a algunas de estas especies.

¿Qué finalidad tiene perder una parte de su cuerpo tan importante para un animal como la cola?

Calotes calotges
La cola de este saurio presenta una coloración más anaranjada que el abdomen.

La autotomía o facultad que tienen ciertos animales de desprenderse de su cola u otros apéndices de su cuerpo es un mecanismo de defensa, es decir, deshaciéndose de esta parte de su cuerpo consiguen defenderse de los enemigos y evitar ser capturado. También es útil para el animal si se encuentra aprisionado a través de su cola de algún elemento del entorno, como troncos o ramas. Con tal estrategia defensiva, al prescindir de una parte de su cuerpo, estos animales conservan el resto, que es vital para su supervivencia.

Cuándo un depredador sujeta a una lagartija roquera o a una salamanquesa común, por poner dos ejemplos, por su apéndice caudal, estos reptiles tienen la capacidad de desprenderse de ella y logran así huir del enemigo, que muchas veces queda absorto con los movimientos que la cola hace fuera del cuerpo del saurio.

La cola de muchos saurios tiene un color más vistoso que el resto del cuerpo para potenciar dicho efecto, como sucede con el eslizón americano Plestiodon fasciatus, cuyo apéndice caudal presenta una coloración azulada muy intensa durante su etapa juvenil o con la iguana verde (Iguana iguana), cuya cola presenta varias franjas transversales de color oscuro.

¿Cómo pueden algunos animales perder la cola?

Dragón de Komodo
El dragón de Komodo no tiene la facultad de perder la cola en caso de peligro

La facultad de desprenderse de la cola recibe el nombre de autotomía caudal y es posible gracias a que alguna de las vértebras que forman la cola, las llamadas vértebras caudales, se fracturan, o se produce una fractura entre dos de las vértebras de la cola.

Cuándo se pierde la cola mediante el primer mecanismo se produce una mejor regeneración de la misma, aunque en cualquier caso el fragmento de cola nuevo no adquiere normalmente el mismo aspecto que la que tenía anteriormente. Sin embargo, las salamandras y tritones tienen un gran poder de regeneración y son capaces de formar de nuevo y con gran facilidad otras partes de su cuerpo perdidas, como las extremidades. Por ello, en los urodelos no se aprecian diferencias importantes en la nueva cola una vez regenerada.

Para evitar que el animal que ha sufrido dicho proceso pierda mucha sangre se produce la contracción de la arteria caudal.

En algunas especies se necesita que el depredador sujete con un mínimo de fuerza la cola para que ésta se separe del cuerpo del animal pero en otras especie, como los geckos, el estrés producido por un ataque de un simple insecto es suficiente para desencadenar dicho mecanismo.

¿Conviene perder la cola?

Gecko leopardo
El gecko leopardo almacena grasa en su cola

Este apéndice corporal desempeña importantes funciones para los animales relacionadas con la locomoción, pero también sirve para llevar a cabo el ritual de apareamiento o para acumular reservas de grasas en algunas especies como los saurios, tales como el gecko leopardo (Eublepharis macularius) y otros saurios de ambientes desérticos.

Por ello, deshacerse de ella les puede suponer algún inconveniente relacionado con su supervivencia, aunque cuándo están frente a una situación de peligro muy evidente deben priorizar y prescindir de tal estructura corporal.

Por otro lado, se ha visto como en algunas especies, como el gecko leopardo, que habían perdido la cola, la nueva cola que se había formado tenía mayor capacidad para almacenar grasa que con la antigua cola. En otras especies de saurios se ha podido comprobar como aumentaba la actividad depredatoria para permitir recuperar las reservas de grasa perdidas por deshacerse de la cola.

¿Qué animales pierden la cola?

Muchos lagartos, lagartijas, eslizones e iguanas, varias especies de geckos y algunas especies de serpientes pueden perder la cola. Los tuátaras son otros reptiles con la misma capacidad defensiva.

Entre los representantes de los Iguanidae, familia de grandes saurios que incluye especies como la conocidísima iguana verde, la iguana terrestre de las Galápagos, las chacahaualas, la iguana marina, la iguana del Caribe, los anolis, la capacidad de perder la cola es algo muy frecuente; sin embargo, entre las especies que viven en África, no se puede decir lo mismo.

Entre las serpientes perder la cola no es algo muy habitual, pero se ha observado algún caso en ciertas especies de colúbridos como con la culebra americana Dendrophidion dendrophis, con la especie acuática de colúbrido de nombre Xenochrophis piscator,  con la especie de América Latina Scaphiodontophis venustissimus o con las serpientes jarretera Thamnophis sp. o las culebras de agua norteamericanas Nerodia sp.

Algunas especies de anfibios urodelos, es decir, de salamandras y tritones también son capaces de desprenderse de su cola como mecanismo defensivo.

Las salamandras escaladoras tropicales, del género Bolitoglossa, la salamandra norteamericana de nombre científico Hemidactylium scutatum, o la salamandra rabilarga pueden perder la cola en situaciones de peligro. Sin embargo, estos anfibios no siempre pierden la cola. La salamandra Hemidactylium scutatum puede deshacerse de su cola a voluntad y no únicamente cuándo es sujetada de ella.

Muchas de las especies de saurios que tienen una cola robusta que utilizan para encaramarse a los árboles o como elemento de defensa activa, como los agámidos y ciertas especies de camaleones, carecen casi por completo de la facultad de perder la cola. Estos animales solamente pierden el apéndice caudal si se produce una gran tensión en la misma y su regeneración no se lleva a cabo o es muy complicada.

Más información sobre la cola de los animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

26 febrero, 2020

Otros artículos de interés