Animales


 

 

 

Animales salvajes

 

EL PAVO







Nombre común
Pavo doméstico
Nombre científico
Meleagris gallopavo

Inglés
Francés
Alemán
Italiano
Portugués
Turkey
Dinde
Truthühner
Tacchino
Peru

 

¿Cómo es el pavo?

El pavo es una gallinácea, como lo es también el faisán, el gallo, la perdiz o la codorniz, pero de gran tamaño. De hecho es el ave de granja de mayor tamaño (si obviamos a las avestruces que se crían en cautividad con fines alimenticios ).

El pavo puede llegar a pesar hasta los 20 kg en las razas más grandes, aunque también hay razas de pavo mucho más pequeñas. Los pavos más pequeños no superan los 10 kg de peso.
El pavo salvaje, normalmente es más pequeño, y no suele sobrepasar los 11 kg de peso.

Las hembras siempre son mucho más pequeñas que los imponentes machos.

El pavo es un ave polígama y poliginia, como otras gallináceas y otros animales como el gato o el ratón). Esto significa que un macho se aparea con varias hembras. Estas aves vive en pequeños grupos formados por un macho y varias hembras.

Los pavos domésticos tienen muchas dificultades para volar y se conforman con desplazarse por el suelo, en cambio, los pavos salvajes son unos buenos voladores que alcanzan grandes velocidades en pleno vuelo.

 


Foto de pavo de la raza Bronceado
(Meleagris gallopavo)

Pero no sólo eso, los pavos domesticados también han perdido la capacidad para sobrevivir en la naturaleza. Esos mismos pavos que años atrás vivían de forma salvaje y en libertad hoy en día son incapaces de resistir las condiciones ambientales cambiantes del medio natural.

Es muy característico de los pavos, su larga cola que despliegan para camelar a la hembra o para ahuyentar a los enemigos cuando se sienten amenazados. La cabeza y el cuello de este ave está bien desnuda. El pavo, por lo tanto, no tiene plumas en dichas partes para que resulten más visibles los pliegues de colores vivos, rojos o azulados, alrededor del cuello y sobre la cabeza de estos animales, llamados carúnculas.


Origen del pavo doméstico

El pavo que se cría en la actualidad en las granjas de todo el mundo para proveer de carne al ser humano tiene unos orígenes americanos.

En el sur del Canadá, los Estados Unidos y en el norte de Méjico, viven todavía los ancestros salvajes del pavo doméstico, aunque hoy en día se cuentan muchos menos de estos animales que tiempo atrás. La caza y el aumento de las superficies rurales y urbanas son los responsables de dicha situación.

Los conquistadores españoles introdujeron este animal a Europa a principios del siglo XVI, aunque en sus tierras natales ya fue domesticado por el hombre en tiempos remotos
. De hecho, los aztecas ya disponían de pavos domésticos hace más de 5 siglos.

* Ver: Domesticación de las aves de granja / Domesticación de los animales

Utilidad del pavo doméstico

El pavo se cría con fines alimenticios, pero si lo comparamos con otros animales, como el cerdo, su aprovechamiento es muy pobre. Comparado con el cerdo que se destina para el consumo humano su carne, su pelo, su sangre, sus tripas, y, en definitiva, casi todo menos la leche, del pavo sólo obtenemos la carne.
Del asno, aunque nos pueda parecer raro, sí que se aprovecha este recurso alimenticio no aprovechado en el cerdo y, de hecho, la leche de burra es muy valorada en algunos países europeos, como Francia.

La mayor parte de la carne de pavo se destina para la elaboración de derivados cárnicos. A partir de la pechuga y de los muslos (jamón de pavo) se obtienen varios tipos de fiambre.

La selección artificial, la manipulación genética (mejora genética) y el uso de antibióticos ha permitido obtener pavos con mucha carne. De hecho, los pavos que se crían en granjas pueden llegar a pesar el doble que sus parientes salvajes.

Estados Unidos en primer lugar, seguido de Francia son los 2 países del mundo más productores de pavo. Sólo ellos dos ya representan casi el 70% de la producción mundial de carne de pavo.

El consumo de este tipo de carne está aumentando recientemente porque se considera que es una carne muy saludable. La carne de pavo se le atribuye ser un alimento muy ligero, con poca grasa y colesterol, y por lo tanto, poco pesado y fácil de digerir.
No obstante, según algunas entidades que luchan por los derechos de los animales, dejando de lado el tema del bienestar animal, la carne de pavo no es tan saludable como nos hacen creer debido a las condiciones en que son criados la mayoría de estos animales.
En cualquier caso, la pechuga es la parte del animal más magra, mientras que en la piel (es aconsejable retirarla antes de la cocción del producto) y el muslo es donde está la mayor parte de grasa.


Francia es el principal país de Europa con diferencia en la producción de pato.

¿Que come el pavo?

El pavo cuando puede comer a su antojo se alimenta de semillas, hojas, brotes, frutos, hierba, lombrices, orugas y otros insectos. El pavo se pasa la mitad de su vida comiendo, por lo que la alimentación es una actividad diaria muy importante para este animal.

Este ave es omnívora, y aunque las plantas son su alimento mayoritario, también come insectos.
Sin embargo, en cautiverio es alimentado el pavo a base de una mezcla de cereales, sobre todo de maíz y soja.

La alimentación ecológica del pavo pasa por alimentarlo con alfalfa, distintos cereales (cebada, avena, sorgo, maíz, soja, etc.), hortalizas y salvado de trigo.
Como hortalizas adecuadas para alimentar los pavos, son muy útiles las cebollas y las ortigas, pues su fuerte sabor no resulta desagradable para los pavos y, en cambio, sí tienen un efecto muy beneficioso para su salud. Estos dos alimentos son a la vez unos buenos antibióticos y antiparasitarios naturales.
El pavo prefiere los alimentos humedecidos a aquellos dados en seco.

Durante el periodo de desarrollo de las carúnculas, en invierno, es especialmente importante cuidar la alimentación de estas aves, dado que es el momento de su vida en el que son más vulnerables a las enfermedades y a las condiciones ambientales.
En realidad, el pavo es un animal muy fuerte y resistente al frío y a la humedad y prácticamente sólo se muestra delicado y propenso a las enfermedades en diciembre mientras se le forman las carúnculas en lo que se conoce como la Crisis del rojo.


Reproducción del pavo

El pavo es una de las pocas aves que utilizan su cola formada por largas plumas para conquistar una compañera. Como el pavo real, el pavo doméstico macho abre la cola delante de una hembra de su misma especie para impresionarla. Las palomas hacen algo similar, despliegan la cola pero también la arrastran por el suelo.
El macho siempre es mayor que la hembra. El pavo pesa entre un 30 y un 40 % más que la pava.

La pava pone unos 70 huevos al año cuya utilidad es exclusivamente reproductiva. A diferencia, de los huevos de gallina o de pato, los huevos de pava normalmente no se destinan al consumo humano.

Las crías de pavo o gallipavos siguen a la madre mientras son pequeñas y ella, a su vez, les vigila y protege.

A los 2 años de vida, el pavo se puede destinar a la reproducción, pero este ave tiene un desarrollo muy lento y sólo llega a la edad adulta pasados los 3 años de vida.

Los pavos domésticos, además de que no pueden volar como los pavos salvajes, son incapaces de reproducirse de forma natural y para ello es necesario la inseminación artificial.


Especialmente en este ave es muy beneficiosa su cría en grandes espacios abiertos, dado que el pavo más que otras aves necesita de grandes espacios para alimentarse con total naturalidad y estar así bien fuerte y sano.
Sin embargo, la explotación ecológica de los pavos en terrenos al aire libre cuenta con un inconveniente muy importante. Los pavos sufren una enfermedad muy a menudo llamada cabeza negra (o histomoniasis) cuando se contagian con un gusano parásito(Histomonas meleagridis) al comer lombrices infectadas por este parásito. La enfermedad, que ataca al sistema digestivo del ave (al ciego y al hígado) normalmente no causa la muerte del animal, pero si supone pérdidas económicas para el granjero puesto que el animal infectado por gusanos come menos y está más flaco.
Se puede reducir la incidencia de esta enfermedad manteniendo a los animales en suelos con reja, pero esto supone tenerlos encerrados.
Si no tenemos en cuenta el problema de la enfermedad en los pavos, unos percheros y un techo que proteja a estas aves de la intemperie es suficiente para darlos cobijo durante la noche.


Razas de pavos

De las distintas razas de pavos, las más importantes son el Bronceado americano, el Blanco de Hollanda, el Blanco de Belstville, el Blanco gigante, el Slate, el Narragansett, el Negro y el Rojo de Bourbon.
Las distintas razas de pavos se caracterizan por la coloración de su plumaje y por el peso que alcanzan a la edad adulta. Existen pavos blancos, negros o rojizo y pueden pesar hasta 20 kg las razas más grandes y hasta la mitad las más pequeñas.

La raza Belstville white o Blanco de Belstville es una raza de pequeño tamaño (unos 7 kg los adultos) y bastante resistente a las enfermadades lo que la hace muy adecuada para el consumo familiar.
El Rojo de Bourbon es mucho más grande que el Belstville white, con sus más de 15 kg en el caso del macho y cerca de los 10 kg en las hembras.
El Bronceado americano es un majestuoso pavo de plumaje negro brillante y tonos rojizos en la cabeza, cuello, pecho y barriga. El bronceado americano es la raza que tiene un aspecto físico más parecido al pavo salvaje, pero es mucho más grande, con un peso muy similar al Rojo de Bourbon.
No obstante, la raza de pavo más grande de todas es el Blanco gigante, con un peso cercano a los 20 kg.

A pesar de la variedad considerable de razas de pavos que todavía existen, la mayor parte de pavos que se destinan a consumo humano son híbridos comerciales que descienden del Blanco de Hollanda. Los híbridos comerciales son los pavos completamente blancos que podemos encontrar normalmente en las carnicerías.

Algunas razas tradicionales se obtuvieron por el cruce de pavos domésticos con ejemplares de pavos salvajes, este es el caso del Bronceado americano, pero la mayoría se han obtenido a partir de la selección artificial.

Curiosidades sobre los pavos

En los Estados Unidos o en Canadá este ave tiene una gran importancia, hasta el punto que el pavo es el plato tradicional del Día de acción de gracias (Thanksgiving) y de Navidad (Christmas). No obstante, el consumo de carne de pavo no sólo se da en estos días tan señalados y cada vez más se consume esta carne durante todo el año.

El pavos salvaje es bastante más pequeño, y por lo tanto, da menos carne que el pavo doméstico que se cría en las granjas. Sin embargo, este pequeño inconveniente del pavo salvaje es superado con la calidad de producto. Es decir, el pavo silvestre o salvaje, pese a ser menos productivo en el sentido que por cada animal se obtiene menos carne que con las razas comerciales de pavo doméstico, permite obtener una carne más sabrosa y sana (con menos grasa). Por lo que, en algunas regiones de los Estados Unidos se empieza a criar al ancestro del pavo doméstico, el auténtico pavo salvaje.

El pavo también se le llamó primeramente gallina de las Indias porque sus descubridores españoles creían estar en las Indias, cuando habían descubierto, como es bien sabido, las Américas.
En el idioma francés sucede algo similar. Con el nombre con que designan este ave los francófonos (dinde la hembra y dindon el macho) alude a sus falso origen indio.
En cambio, en inglés este ave se le conoce con el nombre de turkey porque fue en este país donde confundieron el auténtico pavo americano con las aves que llegaban a Turquía a través de África, como la pintada o gallina de Guineas. Pese a no ser la misma ave que vieron en Turquía los ingleses que el pavo americano conservaron el gentilicio para referirse a ella hasta el punto que hoy en día en inglés todavía se le conoce al pavo como turkey.
Por otra parte, en México originalmente, y ahora en toda la Sudamérica de habla hispánica, el pavo se le conoce como guajalote.

En la cultura indígena, el pavo es un animal al que se le rinde culto mediante la figura del Tótem. Según el chamanismo amerindio, el pavo es el símbolo de la Madre Tierra y se le venera para que traiga abundantes cosechas a los seres humanos. Además, el pavo es un Tótem para los americanos nativos que simboliza la generosidad y el sacrificio humano en beneficio de los demás y propio.

* Ver: Animales de granja

Más información sobre otros animales domésticos en el listado superior.


 


www.botanical-online.com



El mundo de la Naturaleza

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

www.dibujosparapintar.com