Hazte fan en Facebook

 

 

 

LA REPRODUCCIÓN EN LOS ANFIBIOS


Características generales de la reproducción de los anfibios

Los anfibios tienen sexos separados puesto que son animales dioicos.

La fecundación en los anfibios puede ser externa, cuando se fecundan los huevos fuera de la cloaca, o interna. Generalmente, tienen fecundación externa. En los urodelos europeos podemos encontrar ejemplos de fecundación interna.

Los anfibios presentan una gran variedad de tipos reproductivos y cuidados de la descendencia.

Son animales dependientes del agua puesto que el huevo no está protegido de la desecación, además tiene pocas reservas nutritivas. Por ello, tienen desarrollo indirecto y experimentan metamorfosis, es decir, hay transformación de la larva en que nacen los anfibios hasta la fase de adulto. Los renacuajos no poseen patas y respiran a través de branquias. Durante la metamorfosis se desarrollan las patas, se pierden las branquias y el animal sale al aire libre para respirar mediante la respiración pulmonar.

La metamorfosis tiene lugar en el agua y gracias a ella se dan cambios muy importantes en la forma, la fisiología y la conducta del anfibio. No obstante, en los anfibios urodelos (tritones y salamandras) los cambios que se dan durante la metamorfosis son menos acusados que en los anuros (sapos y ranas).

Sólo algunas especies de anfibios han conseguido realizar su desarrollo embrionario y larvario independientemente del medio acuoso, como es el caso del sapo partero o la salamandra común. El sapo partero se aparea en tierra firme y la salamandra común es ovovivípara.

En los anfibios ovíparos (la mayoría), los huevos pueden ser depositados en aguas dulces o en la tierra. En los anfibios ovovivíparos, como las especies incluidas dentro del género Proteus, los huevos permanecen dentro del cuerpo de la madre alimentándose de las sustancias alimenticias almacenadas dentro de los sacos vitelinos. En las especies vivíparas, como los tritones, las crías son alimentadas con nutrientes obtenidos directamente del cuerpo de la madre.



Foto de renacuajos de sapo corredor

Los renacuajos de sapo o de rana con poco tiempo de vida tienen una apariencia muy frágil, bastante diferente a la del renacuajo típico, mucho más rápido y huidizo.


Apareamiento de los anfibios

Los sapos y ranas (anuros), durante el apareamiento (conocido como amplexus), sujetan a la hembra por la zona axilar. No obstante, en el sapo de espuelas o el sapillo pintojo, el macho agarra a la hembra por la zona lumbar.

El macho sujeta a la hembra con gran fuerza gracias a la gran musculatura de las patas anteriores y a las protuberancias situadas a nivel de dichas patas denominadas callosidades nupciales que favorecen una superficie de contacto rugosa.

El macho deposita los espermatozoides (en la estructura llamada espermatóforo) cuando la hembra se coloca en forma de cruz. En los tritones y salamandras (urodelos) el espermatóforo que libera el macho es recibido por la hembra que lo sitúa en su cloaca.

Tras la puesta, la hembra experimenta cambios: se adelgaza, rechaza a los otros machos y adopta una postura que impide que sea sujetada por machos listos para la cópula.



Foto de sapos corredores apareándose dentro del agua

* Informaci├│n relacionada: Metamorfosis de los anfibios / Comportamiento reproductivo de los anfibios / Dimorfismo sexual de los anfibios

Más información sobre la reproducción de los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Enemigos del leˇn
Enemigos del león

Elefante africano
Elefante africano

Concursos de perros pastores
Concursos de perros pastores


© 1999-2015 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil