Hazte fan en Facebook

LA CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA DE LOS SERES VIVOS

Sistemática de los seres vivos

¿Qué ciencia estudia la clasificación de los seres vivos?

La taxonomía es la ciencia encargada de poner nombres a los seres vivos y de establecerlos en grupos. A lo largo de la historia, han habido distintas propuestas de clasificación de los seres vivos, aunque entre ellas no había muchas diferencias con las categorías taxonómicas que creó Linné.

¿Quién fue Linné?

Carl von Linné o Carlos Lineo, en español, fue un científico y naturalista sueco considerado el fundador de la taxonomía moderna.

¿Qué es una especie?

La especie es la unidad fundamental de clasificación de los seres vivos. Las especies, ya sean animales, vegetales, hongos..., están formadas por organismos con unas características físicas parecidas entre sí. A su vez, estos mismos organismos, pertenecientes a una determinada especie, se pueden aparear entre sí, porque son fértiles los unos con los otros, pero no se pueden reproducir con los individuos de otras especies, porque en este caso se dice que, en principio, hay aislamiento reproductor entre los individuos de dos especies distintas.

Sin embargo, este concepto de la barrera genética de las distintas especies no siempre se cumple. Por ejemplo, entre los vegetales la esterilidad relativa es muy frecuente y se da en valores distintos al 0 o al 100%, como sería el caso del híbrido conocido como plátano de sombra (Platanus x hispanica). Platanus occidentalis o plátano occidental puede hibridar con su primo Platanus orientalis o plátano oriental, dando lugar al plátano de sombra (Platanus x hispanica), cuyos individuos resultantes son fértiles en cierta medida.

Hormigas

Foto de hormigas cazando un sírfido (Hormigas faraonas)

Aunque este escenario aparentemente caótico, solo muestra un conjunto de individuos, en este caso insectos; el biólogo hace una abstracción y los reduce a nivel de especie: Monomorium pharaonis y Syritta pipiens

Cuando se establecen barreras reproductivas entre los individuos con sus progenitores, se crean especies nuevas.

Dificultad para clasificar las especies vegetales

En el mundo vegetal, aplicar la definición de especie es algo más difícil que en otros seres vivos, como los animales. Existen una serie de casos que ponen esto de manifiesto, como serían:

- Polimorfismo vegetal: Las plantas presentan distintas formas debido al efecto del ambiente que influye sobre ellas. La flor de la hortensia, por ejemplo, cambia según el pH del suelo.

- Hibridaciones: Se dan muchos híbridos fértiles en las plantas de los géneros Quercus, Rubus, Salix..., correspondientes a robles, zarzas y sauces.

- Pérdida de sexualidad: Existen poblaciones que tienen caracteres fijos, distintos de otros, en pequeños detalles, que se han originado por mutaciones. El pie de león (Alchemilla vulgaris) no se reproduce de forma sexual, sino que se reproduce asexualmente por rebrotes, porque no pueden fabricar polen viable sus flores ni tampoco se forman primordios sexuales. Sin la reproducción sexual, las mutaciones no pueden ser eliminadas y pasan a la descendencia.

- Poliploidía: A diferencia de los animales, que les provoca la muerte, en el caso de los vegetales, esta anomalía cromosómica llamada poliploidía, puede hacer incluso que sean más viables que las plantas sin la poliploidía. La poliploidía es un mecanismo de especiación vegetal importante, porque los individuos 2n no se pueden cruzar con los 4n, aunque tengan el mismo aspecto físico. Con el tiempo, se puede producir un aislamiento reproductivo. La zarzaparrilla, de nombre científico Rubia peregrina, presenta dos subespecies que varían en dotación cromosómica, pero no en aspecto físico.

¿Cómo se clasifican las especies?

Para clasificar los seres vivos, se hace uso en primer lugar de la sistemática, que es el estudio de las similitudes entre los individuos a estudiar, que permitirán posteriormente poder colocarlas en un grupo u otro. Para clasificar las especies, también es necesario estudiar las relaciones de parentesco entre los grupo, gracias a la filogenia.

Un sistema de clasificación natural tiene en cuenta muchos caracteres al mismo tiempo y tiene en consideración la evolución del organismo. En cambio, si el sistema de clasificación no es natural, solo se tienen en cuenta pocos caracteres. Por ejemplo, las claves dicotómicas solamente toman un único caracter cada vez.

Para clasificar las especies se tienen en cuenta los caracteres de sus individuos, que tienen que ser los menos variables. Se suelen estudiar aquellos que están ligados a la reproducción sexual y son los que presentan menor variabilidad morfológica. Los caracteres a tener en cuenta en la clasificación de los seres vivos también tienen que verse poco afectados por el ambiente. Tienen que depender más de la genética que de factores como la altitud, la insolación, la lluvia, etc. Los mismos caracteres tienen que estar muy correlacionados con otros caracteres, pues deben ser caracteres ligados, que varíen en paralelo.

Jerarquía en la clasificación de los seres vivos

En la clasificación propuesta por Linné y aceptada también hoy en día, existen distintas categorías taxonómicas o grupos donde clasificar los seres vivos que se ordenan jerárquicamente, de más genérico a más concreto, como: "filum, clase, orden, familia, genero, especie, subespecie y variedad". En la clasificación de las especies tiene que haber una jerarquía entre los distintos grupos existentes, para acumular el máximo de información.

Hemos dicho que la especie es la unidad fundamental de clasificación de los seres vivos. Las categorías por encima de especie se conocen como categorías supraespecíficas, por debajo de ellas se les llama categorías infraespecíficas y solamente hay "subespecie" y "variedad" y algunos autores a estas les añaden "forma" y "cultivada". A las categorías supraespecíficas se les añade unos sufijos o terminaciones especiales sobre el género tipo. A las categorías infraespecíficas no se les añade ninguna terminación, pero se forman colocando adjetivos concordados precedidos de la indicación del nivel taxonómico determinado. Por ejemplo, Felis silvestris ssp catus (para hablar de la subespecie de gato doméstico, distinta del gato montés Felis silvestris).

¿Por qué es importante ser sistemático en la clasificación de los seres vivos?

Antes de que Linné ideara el concepto preciso y sintético conocido como Taxonomía, otros científicos y naturalistas intentaron también de agrupar y de clasificar los seres vivos, usando distintos nombres y adjetivos, muchas veces en latín. Sin embargo, estas nomenclaturas caían en el error de ser variables y complicadas.

Carl von Linné, abreviado como L., creó la nomenclatura binomial, en la que hay un binomio, formado por un nombre genérico y un epíteto específico, que tiene que ser un adjetivo que concuerde con el primer nombre.

¿Cómo se hace para dar un nombre a una especie de forma correcta?

En la nomenclatura científica, deben cumplirse una serie de requisitos para que aquella especie tenga su nombre y sea válido a nivel científico y mundial. En primer lugar tiene que ser un binomio, que conste de la forma expuesta en el apartado anterior. En segundo lugar, tiene que figurar en una publicación válida, como una revista científica. También debe figurar dicho ejemplar, cuando se trata de un vegetal, en un herbario.

¿Todos los nombres de las especies son válidos?

Aunque circulan muchos, no todos los nombres de las especies son válidos en el mundo científico. Existen sinónimos válidos y sinónimos inválidos. Los sinónimos inválidos nunca se pueden usar, lógicamente. Para saber si un sinónimo es válido, nos fijaremos en la regla de la prioridad, que dice que tiene prioridad el nombre de una especie que primero apareció publicado de forma correcta.

Por ejemplo, aunque un científico posterior a Linné describiese una especie y le pusiese nombre, si primero lo hubiese hecho el mismo Linné, por la regla de la prioridad, el nombre válido es el de Carl von Linné, por ser el que primero la bautizó y el otro nombre es un sinónimo inválido, con lo que su uso queda prohibido.

Más información sobre la biología en el listado superior.

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil