Características de los Cánidos

Los cánidos salvajes

Aspecto físico de los cánidos

Licaón
Foto de perro salvaje africano

Los cánidos tienen un cuerpo fuerte, esbelto y flexible, unas patas estrechas y largas y cola larga. Las orejas de los cánidos son grandes y puntiagudas y su hocico es alargado y fino. Los cánidos, gracias a sus musculatura bien desarrollada y a sus largos miembros, pueden correr con rapidez.

Los cánidos, con el lobo en cabeza, son los carnívoros más temidos y odiados de Europa, puesto que los leones y hienas se extinguieron de este continente y el oso está recluido en algunos macizos. Pero por paradójico que parezca, el salvaje lobo tiene un pariente doméstico muy útil y fiel para el ser humano, nuestro querido perro.

Los cánidos, por su tamaño, tienen un aspecto parecido al de un perro. La talla de los cánidos varia entre los 1'5 kg del fenec y los 50 kg del lobo.

Se dice que los cánidos son animales digitígrados, es decir, que caminan apoyando únicamente los dedos de las patas. Los cánidos, excepto el licaón, tienen 4 dedos en las patas posteriores y 5 dedos en las patas anteriores. A diferencia de los felinos, los cánidos no tienen las zarpas retráctiles. En la base de las patas, encontramos las almohadillas digitales.

Mientras que los felinos disponen de las garras como defensa y ataque, en los cánidos, éstas no son retráctiles, ni cortantes y son cortas, de ahí que los cánidos utilicen la boca como arma.

Clasificación de los cánidos

Zorro
Foto de zorro común (Vulpes vulpes)

La familia de los cánidos pertenece al orden de los carnívoros y se agrupan en 12 géneros.

En todo el mundo, existen unas 35 especies de cánidos. Las especies de cánidos más importantes son el lobo (Canis lupus), el perro (Canis familiaris), el coyote (Canis latrans), el dingo (Canis lupus dingo), los zorros (género Vulpes, Urocyon, Pseudalopex), el chacal (Canis adustus), el licaón (Lycaon pictus), el fenec (Fennecus zerda), el lobo de crin (Chrysocyon brachyurus), el perro mapache (Nyctereutes procyonoides) y el perro rojo (Cuon alpinus).

Comportamiento de los cánidos

Los cánidos son animales muy inteligentes, con un gran olfato, que les posibilita cazar individualmente o en grupo. Son animales generalmente sociales. Muestran algún tipo de jerarquía social, que mantiene la estabilidad dentro del grupo.

Los cánidos tienen sobre todo un olfato y también un oído muy bien desarrollados para poder cazar de noche y escapar de los enemigos. Marcan su territorio con orina o con sustancias olorosas. De este modo, también se localizan unos a otros o puede servir el olor corporal para excitarse sexualmente.

Los cánidos son grandes corredores y persiguen muchas veces a sus presas hasta el agotamiento.

Alimentación de los cánidos

Los cánidos tienen estómagos sencillos y intestinos bastante cortos por tratarse de carnívoros. Sin embargo, pese a ser carnívoros, conservan el ciego.

La dentición de los cánidos se basa en poseer un gran número de premolares y molares y por tener unos caninos bien desarrollados. La mayoría de cánidos posee 42 dientes, excepto el licaón o el perro rojo. Los cánidos poseen 8 premolares, 4 o 6 molares, 6 incisivos y 2 caninos.

La pérdida de piezas dentales es una adaptación a una dieta principalmente carnívora.

Después de los felinos, los cánidos representan la segunda gran dinastía de depredadores, puesto que no han alcanzado el grado de especialización en cuanto a régimen carnívoro de sus parientes los felinos.

Varias especies de cánidos, como el lobo o el perro rojo, cazan en grupo.

Son esencialmente carnívoros, pero se adaptan a una dieta más o menos omnívora y cuando escasean las presas, también pueden comer frutos y plantas diversas. Los grandes cánidos, como el lobo, pueden cazar presas grandes como ungulados.

Reproducción de los cánidos

Los cánidos tienen una descendencia que comprende entre 1 y 15 crías.

Las crías de cánido nacen muy vulnerables, por lo que mantienen largo tiempo el vínculo con la madre.

Dónde viven los cánidos

Los cánidos muestran una gran capacidad de adaptación y viven en casi todo el mundo, excepto en las islas del océano Pacífico y la Antartida. Se dice que son animales cosmopolitas.

El perro doméstico ha sido introducido en todo el mundo. El lobo es la especie más difundida en estado salvaje.

Antepasados de los cánidos

Los antepasados de los cánidos son los Hesperocyoninae, un grupo de cánidos ya extinto que vivió durante 30 millones de años en los llanos americanos. Como ejemplo, tenemos a Hesperocyon gregarius un pequeño cánido que pesaba menos de 3 kg y medía 80 cm de longitud. Tenía un aspecto más parecido a la mangosta que a un cánido por sus patas cortas terminadas en pies compuestos de 5 dedos. No obstante, la dentición de este animal demuestran que nos encontramos frente a un cánido primitivo.

Se piensa que los cánidos se originaron en el eoceno; hace entre 38 y 54 millones de años.

Especies de cánidos

Más información sobre otros animales salvajes.

 

Quiz sobre Cánidos

Pon a prueba tus conocimientos sobre el artículo respondiendo el siguiente juego de preguntas:

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar