Costumbres de los córvidos

Este artículo ha sido avalado por Vicenç Martínez - Redactor especializado en animales y naturaleza.

¿Qué costumbres tienen los córvidos?

Comportamiento de los córvidos

Los córvidos son, junto con las psitácidas, las aves más inteligentes que existen, como lo demuestran los estudios que se han hecho con resultados positivos para algunas especies de córvidos en el uso de herramientas o el autoconocimiento en el test del espejo, propio de animales con una inteligencia superior, como los chimpancés y algunos cetáceos. La urraca es la única especie diferente de los mamíferos con capacidad para reconocerse a sí mismo en el espejo. El cuervo de Nueva Caledonia es el ave con un mayor potencial para desarrollar herramientas.

Los córvidos son animales terrestres, como los cuervos o las grajillas, o arborícolas, como los arrendajos o los rabilargos, los cascanueces o las urracas piñoneras.

A diferencia de otros pájaros, que acostumbran a mudar dos veces al año, los cuervos, grajas, urracas y otros córvidos mudan el plumaje una sola vez al año.

La mayor parte de las especies son sedentarias y no realizan migraciones importantes, salvo en situaciones que lo exijan, como la ausencia de alimento en su zona.

Estas aves son muy sociables

Los córvidos tienden a ser aves muy gregarias. Algunas especies, como la grajilla occidental, muestran una compleja organización social a base de una fuerte jerarquía y pueden criar formando colonias, a la vez que establecen relaciones de cooperación.

En varias de estas especies de aves, como en la urraca hermosa cabeciblanca, existen los llamados colaboradores al nido

Los colaboradores al nido son individuos adultos, machos o hembras, que participan en la cría de los polluelos.

Los cuervos son capaces de comunicar sus experiencias vividas a otros miembros de su especie y así consiguen aprender mejor de las experiencias negativas o positivas de sus congéneres. Se cree que se comunican mediante gestos llevados a cabo con el pico, lo que es propio de especies con un alto grado de cooperación.

Animales con fuerte instinto de supervivencia

Algunos córvidos son muy agresivos, como la chara azul, que ataca cualquier cosa que considere una amenaza para su nido. Los cuervos pueden atacar a animales tan grandes como perros, gatos y hasta aves de presa con el objetivo de distraer su atención para hacerse con su comida.

Estas aves esperan a que los cadáveres sean abiertos por otro depredador, o una vez han sido atropellados, por algún vehículo para dirigirse a ellos y poder así alimentarse de carroña, porque su pico no está especializado para rasgar la carne.

Alimentación de los córvidos

Pienso mascota
El pienso abandonado puede ser el alimento de cornejas y otros córvidos urbanos

Estas aves son polífagas, por que tienen una dieta variada, de tipo omnívora, y oportunista, porque ésta varía en función de la disponibilidad de alimento en su hábitat. Por otro lado, acostumbran a ser aves carroñeras. Su dieta incluye ingredientes naturales como frutos, semillas, invertebrados, pequeños mamíferos, reptiles o carroña, pero las especies urbanas pueden basar su alimentación en alimentos de origen humano, como pienso de mascotas, pan o, por ejemplo, patatas fritas.

Los córvidos no abandonan en ninguna circunstancia la comida que ya no quieren, sino que la esconden para aquellos momentos en los que más la van a necesitar por la imposibilidad de encontrar nuevos alimentos.

Reproducción de los córvidos

Como el resto de aves, los córvidos tienen reproducción de tipo ovípara, es decir, que se reproducen a partir de huevos. Para empollarlos y criar a sus polluelos construyen nidos con un amasijo de ramas, hierbas y corteza, que sitúan en las ramas de los árboles o en acantilados. El macho alimenta a su pareja mientras ésta incuba la puesta. La puesta de los córvidos suele comprender entre 4 y 7 huevos. Entre 6 y 10 semanas es el tiempo que generalmente están los polluelos en el nido, rango que varía en función de la especie de córvido. Ambos progenitores participan en la cría de la progenie.

Estas aves tienen la particularidad que son capaces de compartir mucho su territorio de cría, lo que le da un gran éxito reproductor, porque les permite alcanzar grandes densidades poblacionales a nivel local.

La mayoría de las especies de córvidos son territoriales y pueden proteger su territorio durante todo el año o solamente mientras tenga lugar la época de cría. A veces, crían en colonias, como la gracilla occidental, que pueden ser muy grandes, como en el caso de las grajas.

En estos animales la monogamia está muy extendida, aunque también se suelen dar cópulas extra-pareja, es decir, que se aparean con otros miembros de su especie diferentes a su pareja, lo que aumenta la variabilidad genética a nivel de especie y, por lo tanto, se cree que es bueno para la supervivencia de los animales que la practican.

Más información sobre los córvidos y otras aves.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

15 marzo, 2020

Otros artículos de interés