Las vías de tren como hábitat de los reptiles

¿Las vías de tren son dañinas o buenas para los reptiles?

Las líneas férreas, como con las carreteras, se considera que provocan la fragmentación y aislamiento de los hábitats naturales, por lo que se les atribuye ser causa de disminución de la biodiversidad.

Imagen de vías de tren

Algunos reptiles eligen las vías ferroviaras como su hábitat

Entre los reptiles los impactos más graves sobre sus poblaciones son los atropellos, siendo las serpientes el grupo de reptiles más afectados.

Los reptiles suelen sufrir más daños por atropello en la época de primavera, cuando hay los desplazamientos en busca de hembras con las que aparearse.

También a principios de otoño es un momento crítico para estos vertebrados. Este momento del año es aprovechado por los reptiles adultos para desplazarse con el objetivo de cazar para recuperar fuerzas tras el letargo estival. Entonces algunos de ellos son víctimas de atropellos en las líneas férreas.

Sin embargo, varias son las especies de reptiles que utilizan las vías férreas como hábitat para alimentarse, para reproducirse y, en definitiva, para vivir. Para estos animales, estos ambientes constituidos por las vías del tren y anejos son el hábitat elegido para vivir, porque su presencia les proporciona los elementos que necesitan para su supervivencia.

¿Qué reptiles eligen las líneas ferroviarias para vivir?

La lagartija roquera es una de las especies más comunes entre los reptiles, aunque en estos ambientes artificiales también se pueden ver la lagartija vivípara y, en zonas umbrías, el lución, en los terraplenes de vías férreas.

lucion

Foto de lución
(Anguis fragilis)

Este lagarto con cuerpo de serpiente elige las líneas ferroviaras para vivir

Otro reptil que es habitual encontrarlo en las vías del tren, tanto las transitadas como las abandonadas es la culebra lisa europea. Esta especie de ofidio vive en ambientes muy variados, aunque prefiere los suelos ácidos y las zonas calcáreas. También vive en los medios asociados a estos suelos, como muros viejos de piedra, bordes de caminos y en los taludes de vías de tren.

El lución, aunque tiene un aspecto que recuerda a las serpientes, está más emparentado con loslagartos y lagartijas, porque como ellos es un saurio. Las vías ferroviarias son un lugar habitual de morada del lución.

colembolo-s-liliputanus

Foto de hierba del muro (Parietaria sp)

Esta planta es un ejemplo de especie ruderal, adaptada perfectamente a vivir en ambientes humanizados

En este hábitat tan particular se encuentran especies mucho más raras y difíciles de ver, como el lagarto ágil.

¿Cómo son los animales que viven en las vías de tren?

Estos animales que eligen las vías del tren como lugar donde vivir son especies que ocupan biotopos marginales. Son biotopos marginales los ambientes salinos, subterráneos, temporales (como las charcas), etc.

Un equivalente en botánica de ello serían las plantas ruderales, que son aquellas especies que se desarrollan en hábitats alterados por la acción del hombre, como los márgenes de los caminos, los campos de cultivo abandonados, las zonas urbanas...

Más información sobre la fauna urbana en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.