Características de la ranita meridional

Ficha de ranita meridional, Hyla meridionalis

Cómo es la ranita meridional

Nombre común: Ranita meridional

Nombre científico: Hyla meridionalis

– Nombres en otros idiomas:

  • Inglés / English: Mediterranean tree frog
  • Francés / Français: Rainette méridionale
  • Catalán / Català: Reineta meridional
  • Gallego / Galego: Rela meridional
  • Vasco / Euskara: Hegoaldeko zuhaitz-igel
  • Italiano: Raganella mediterranea
  • Portugués / Português: Rela-meridional
  • Alemán / Deutsch: Mittelmeer-Laubfrosch
  • Holandés / Nederlands: Västlig lövgroda
  • Rumano / Română: Broască mediteraneană / broască sudică         

Clasificación:

Orden: Anuros

Familia: Bufónidos

  • Longitud: 50 – 55 mm.
  • Costumbres: Especie crepuscular, nocturna, arborícola, sedentaria.
  • Hábitat: Vegetación de estanques, lagos y embalses.
  • Distribución: Norte de África, sur de Francia, África del norte.
  • Alimentación: Carnívora (insectos).
  • Reproducción: Ovípara. Puesta: 800 huevos. Incubación: 2 semanas.
  • Longevidad: Entre 7 y 14 años.

Aspecto físico de la ranita meridional

La ranita meridional se trata de un anfibio de pequeño tamaño, sólo mide 5 cm de longitud y ágil, ya que tiene un cuerpo esbelto y estilizado. Tiene unas patas delgadas con cojinetes adhesivos a la punta de los dedos que le permiten trepar muy bien en cualquier superficie vertical y lisa, hasta puede subir por el vidrio.

Foto de ranita meridional (Hyla meridionalis)

Esta rana tiene una cabeza pequeña y un hocico largo y redondeado.

A diferencia de los sapos, las ranitas meridionales presentan un tímpano circular y bien visible y una piel lisa pero rugosa por el vientre.

Presentan una coloración variable, ya que las ranitas pueden ser de diferentes tonalidades: verdes, marrones, grisáceas o amarillas pero casi siempre con colores uniformes, es decir, sin manchas más oscuras.

Esta coloración depende del lugar donde se encuentre la ranita meridional, de la luz que haga, del clima o del estado fisiológico del animal.

Presentan una cara ventral de tonalidad clara. Como el sapo común, la ranita meridional tiene los ojos de color dorado, con la pupila horizontal.

Las ranitas tienen la parte posterior de las patas de color anaranjado o amarillo claro con manchas oscuras y una banda lateral oscura, muy caracteristica, que les llega desde los ojos hasta las patas anteriores.

La ranita meridional tiene una vida media de unos 7 años, pero puede llegar hasta los 14 años.

Clasificación de la ranita meridional

La ranita meridional pertenece a la familia de los hílidos.

¿Dónde vive la ranita meridional?

La ranita es un anfibio arborícola que habita en zonas de vegetación cerca del agua, como en los cañizares de estanques y charcas, en los arbustos de los alrededores, en jardines, en pozos, en pequeños riachuelos.

Las ranitas adultas se encuentren en las partes altas de los árboles y la más jóvenes prefieren vivir a nivel de tierra entre la vegetación herbácea.

Se distribuye en poblaciones dispersas pero muy densas, es decir, podemos encontrar a esta especie en núcleos muy densos, pero de forma irregular a lo largo de la zona donde vive.

La ranita meridional es sedentaria. Las ranitas meridionales tienen unos hábitos crepusculares y nocturnos.

Por las noches es cuando sale a cazar y es el momento en que es más activa pero también se la puede ver por el día entre la vegetación o dentro del agua cuando hace mucho calor en primavera. Aunque por el día es más habitual que este anfibio se encuentre instalado en los tallos y en las hojas de los arbustos y árboles para tomar el sol, mimetizado gracias a su coloración que presenta, que se adapta al medio donde se encuentra este animal.

En cambio, en verano, es más difícil poder verlo de día ya que se hace una especie menos diurna y mucho más discreta.

Estos anfibios hibernan de noviembre a febrero.

Alimentación de la ranita meridional

La ranita meridional, como todos los anuros, es insectívora y se alimenta de una amplia variedad de pequeños invertebrados como: hormigas, dípteros (moscas y mosquitos), lepidópteros (mariposas), larvas de insectos y coleópteros (escarabajos).

Para atrapar a los invertebrados alados, como los dípteros y los lepidópteros, espera inmóvil sobre las hojas hasta que pase alguno de estos insectos cerca de ella. Es entonces cuando con una gran precisión hace un salto extendiendo las extremidades al máximo para planear mejor en la fase de vuelo y capturar el insecto.

Reproducción de la ranita meridional

El periodo de reproducción comprende desde marzo hasta mayo o principios de junio.

El canto de los machos es lento y bastante grave. Estos se reúnen en un gran número en charcos, estanques y riachuelos.

El macho de la ranita meridional, a diferencia de los sapos, posee un saco vocal grande y ancho que en el periodo reproductor se vuelve de un color amarillo. Este factor les diferencia a los machos de las hembras, ya que éstas no tiene saco bucal, y por lo tanto, tienen la garganta blanca.

Al cantar dentro del agua se les puede ver mejor el saco bucal muy hinchado y es por ese motivo las ranitas meridionales se pueden localizar en esta época más fácilmente que durante el resto del año, especialmente, debido a su coloración mimética. Al tener una voz tan potente gracias a su gran saco bucal que poseen, por las noches de primavera y a finales de verano son fáciles de oír y hacen un gran alboroto.

La hembra pone de 800 a 1000 huevos que caen al fondo del charco. Cada huevo esta rodeado de una cápsula gelatinosa de 3 a 4 mm y mide 1’5 cm de diámetro.

Al cabo de unos 13 días después de la puesta nacen los verdes renacuajos que miden 9 mm de longitud y tienen una cola muy alargada, renacuajos que miden unos 9 mm de longitud.

3 mese más tarde cuando el renacuajo haga 48 mm y cuando adopte la forma juvenil medirá 16 mm de longitud porque perderá la cola.

Mecanismos de defensa de la ranita meridional

La ranita meridional tiene una coloración variable que cambia según los factores comentados anteriormente, es decir:

– lugar donde se encuentra la ranita meridional.

– luz ambiental

– clima

– estado fisiológico del animal.

Su colorido críptico le sirve a este anfibio para mimetizarse, es decir, para confundirse con el entorno que le rodea y así pasar desapercibido frente a posibles depredadores.

Otro sistema muy útil que tiene la ranita meridional es la toxicidad de la piel, igual que los sapos, que las protege de ser ingeridas por un depredador.

Distribución de la ranita meridional

La ranita meridional se encuentra en la franja norte de África, alrededor de la costa mediterránea, en el sur de Francia, y una parte pequeña de Italia, así como en el sur de Portugal y en la mitad sudoccidental de España y en el nordeste, en lo que se conoce como Península Ibérica, pero también en las Islas Canarias, donde fue introducida.

Mapa de distribución de la ranita meridional

Curiosidades sobre la ranita meridional

Los cojinetes adhesivos de los dedos les permite adherirse a cualquier superficie vertical, incluso pueden subir por el vidrio.

La banda lateral que les recorre medio cuerpo es un rasgo distintivo de estos anfibios. En la ranita de san Antonio, otra rana de pequeñas dimensiones y muy característica de la península Ibérica, la banda lateral es más larga y le llega hasta las patas de atrás.

Pese a tener una apariencia muy vulnerable, esta bonita ranita oculta sobre su piel una sustancia irritante que disuade a cualquier enemigo que la intente comer.

Más información sobre otros anfibios.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.