Especies de Physalis

Características del género Physalis

El género Physalis es uno de los más grandes entre las plantas de la familia de las solanáceas, y comprende aproximadamente 90 especies.

¿Qué significa Physalis?

Etimológicamente, Physalis es una palabra derivada del griego phusa, que significa “vejiga”, en referencia a la forma característica de los frutos de estas especies. Esta forma es producida por el crecimiento del cáliz de la flor durante la fructificación, hasta envolver el fruto en un cáliz inflado, de color anaranjado en la madurez. Este tipo de cáliz es distintivo de las plantas pertenecientes al género Physalis.

Clasificación botánica
Reino Plantae
Subreino Tracheobionta

Plantas vasculares

Superdivisión Spermatophyta

Plantas con semillas

División Magnoliophyta

Plantas con flores

Clase Magnoliopsida

Dicotiledóneas

Orden Solanales
Familia Solanaeae o Solanáceas
Género Physalis
Más de 90 especies P. alkekengi

P. peruviana

En 1735 Linneo clasificó todas las especies de Physalis. Estas plantas son de la familia de las solanáceas, parientes del tomate, típicamente hierbas lampiñas con pubescencia y flores de color blanco, amarillento o violeta.

Algunas especies de Physalis contienen alcaloides pirrolidínicos o tropánicos en las raíces, el tallo y las hojas de la planta. También pueden presentar lactonas esteroídicas. Generalmente, sus frutos son comestibles.

Origen del género Physalis

El origen del género Physalis es discutido por muchos estudiosos. La mayoría de sus especies son originarias de Perú (P. peruviana), y se cree que sólo una de ellas proviene de Asia (P. alkekengi).

En general, son plantas perennes o anuales originarias del Nuevo Mundo y Asia que actualmente se encuentran dispersas por las regiones cálidas del planeta como malezas. Podemos encontrar especies en América Central y del Sur, en Europa y en Asia Occidental.

Especies de Physalis

– Alquequenje, halicácabo, vejiguilla, vejiga de perro, tomate inglés (Physalis alkekengi): planta perenne originaria de Japón, China y las regiones caucásicas. Crece de forma natural en tierras cultivadas, lugares incultos, campos, viñedos, cerca de campos de olivos y en el bosque caducifolio.

alkekengi

Physalis peruviana = Physalis edulis

Uchuva, cereza de suelo, aguaymanto (Physalis peruviana= physalis edulis): planta perenne originaria de Perú. Fue consumida por los nativos americanos y posteriormente extendida por Europa a través del comercio y las exportaciones de los colonizadores. Este tipo de physalis fue exportado a Europa a finales del siglo XVIII.

Esta especie es la más popular, se caracteriza por frutos de color amarillo, ligeramente anaranjados en la madurez, cáliz parduzco. Su sabor recuerda al tomate, aunque éste es más ácido. Muy extendido su uso en la pastelería y restauración, donde se utiliza en la decoración de postres, pasteles y chocolates. Su sabor es muy dulce y agradable.

Physalis angulata: planta anual originaria de India, Cochinchina (Vietnam) y Japón. Hojas ovaladas, con pubescencia densa. Flores pequeñas de color blanco con pecíolo corto.

– Physalis pubescens: planta anual muy frecuente vulgarmente llamada “fresa-tomate”.

– Physalis ixocarpa: conocido vulgarmente como “tomatillo” o “tomate de cáscara”. Originario de México, donde se consume por la población autóctona desde los tiempos precolombinos.

Más información sobre los Physalis.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar