Importancia de la luz en los ecosistemas terrestres

¿Cómo influye la luz en los ecosistemas terrestres?

La luz no es un problema tan crucial en las plantas terrestres como en las acuáticas. Mientras que en el medio acuático la luz va disminuyendo a medida que va aumentando la profundidad, hasta el punto que, a partir de unos 200 metros, la vida vegetal se hace muy difícil, en la tierra la disponibilidad de luz es mayor independientemente de la altura a la que se encuentran los vegetales.

zarzaparilla
Imagen de zarzaparilla

El plancton vegetal o fitoplancton solamente puede desarrollarse en las primeras capas de agua, dado que la luz que traspasa esta profundidad no tiene suficiente calidad para producir la fotosíntesis adecuadamente. La profundidad a la que se encuentre el fitoplancton depende de la densidad, de la salinidad y de la temperatura del agua. La mayor producción del plancton vegetal se sitúa en los primeros 50 metros de la columna vertical del agua. Por debajo de esta profundidad, encontramos fitoplancton hasta unos 200 metros, aunque en menor cantidad y calidad y con la particularidad de que, con la ayuda de las corrientes, debe subir más arriba a renovarse.

El principal problema de la luz es la competencia que algunas plantas deben mantener con otras para conseguirla. Por este motivo, algunas especies han desarrollado altos tallos o troncos para situar las hojas lo más arriba posible y captar el máximo de luz, produciendo ejemplares de tan elevado porte como los árboles. Otras disponen de tallos volubles o provistos de zarcillos que les permiten enroscarse o agarrarse a otras plantas para trepar en busca de la luz, tal como la zarzaparrilla o la hiedra.

La importancia del calor en los ecosistemas terrestres

En los ecosistemas acuáticos el calor no constituye un factor tan limitante como en los ecosistemas terrestres porque en el agua la temperatura tiende a equilibrarse y hacerse más homogénea, por lo que no existe una diferencia de temperatura tan grande como puede haber en los ecosistemas terrestres.

Compárese la gran diferencia térmica entre un ecosistema polar y un ecosistema ecuatorial. En el Polo sur, que es el lugar más frío de la Tierra, la temperatura media en verano es de unos -25 ºC y se han registrado temperaturas mínimas en invierno de -80 ºC.

La temperatura máxima de la tierra se ha registrado en El ‘Azizia, en el norte de Libia, cuando el 13 de setiembre de 1922 se alcanzó 57.7°C. Por lo tanto la diferencia entre la mayor y la menor temperatura en la tierra registrada ha sido de 137ºC. La temperatura de las aguas superficiales del mar caribe oscila entre los 27 y 28°C, mientras que la temperatura del Océano Glaciar antártico oscila entre +10 y -2ºC. Una diferencia de 30ºC como máximo.

En los ecosistemas terrestres la temperatura sufre grandes cambios por latitud, de manera que disminuye a medida que nos alejamos del ecuador hacia los polos o aumenta en caso contrario. Además de los cambios de temperatura producida por diferencias de latitud hay que considerar los que se producen por diferencias de nivel con respecto a la mar.

A medida que vamos subiendo sobre el nivel del mar, la temperatura desciende, de manera que podemos encontrarnos con ambientes fríos o frescos en lugares donde tendría que hacer calor.

En los ecosistemas de alta montaña de zonas templadas o cálidas nos encontramos con plantas o animales que pueden también encontrarse en latitudes mas septentrionales u organismos diferentes que han desarrollado estrategias parecidas para soportar el frío o la mayor radiación solar de las zonas elevadas.

Por ejemplo encontramos la perdiz nival en tierras bajas de Escandinavia al igual que la podemos encontrar en las elevadas cumbres de los Alpes. Muchas plantas en la alta montaña de la Península Ibérica están cubiertas de una vellosidad blanca y espesa para protegerse del frío al igual que lo hacen muchas plantas de la Tundra escandinava.

La importancia del sol en los ecosistemas terrestres

¿Por qué es importante el sol para las plantas?

La radiación solar es un elemento crucial para las plantas. Las plantas necesitan el calor como motor para absorber los nutrientes y para el intercambio de gases con la atmósfera.

La temperatura produce la evaporación del agua transpirada a través de los estomas y ello conlleva la succión de líquidos hacia las hojas, al mismo tiempo que posibilita la introducción de dióxido de carbono. En invierno, cuando no hace suficiente calor las plantas no expulsan agua, los estomas se cierran y la planta deja de producir entrando en el periodo de letargo.

La radiación y la disponibilidad de agua son dos factores que están relacionados. Para que exista transpiración y evaporación debe existir calor, pero también debe existir agua suficiente. Un exceso de calor y una falta de agua, sin unos mecanismos reguladores adecuados, terminaría por secar el suelo y la planta moría.

Por eso, en lugares con mucho calor pero con poca agua disponible, las plantas deben cerrar los estomas y detener la producción. Eso es lo que ocurre el clima mediterráneo, donde las plantas permanecen «semiletargadas» en verano porque aunque disponen de mucha radiación, no disponen de suficiente agua. En otros lugares donde hay una gran cantidad de radiación y de agua, como las zonas tropicales, la producción es constante.

¿Por qué es importante el sol para los animales?

Los animales terrestres han tenido que adaptarse a la gran diferencia de temperaturas de los ecosistemas terrestres. Muchos de ellos han desarrollado adaptaciones para protegerse del frío.

Otros efectúan grandes migraciones para buscar una temperatura más favorable. (Véase más detalles de » Adaptaciones de los mamíferos a la temperatura «)

*Información relacionada: Importancia del agua en los ecosistemas terrestres / Importancia de los nutrientes en los ecosistemas terrestres

Más información sobre los ecosistemas y la naturaleza.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

7 enero, 2022

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.